Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Font de Mora: "Ciudadanía se imparte en inglés como cualquier asignatura"

Alejandro Font de Mora, consejero de Educación, defendió ayer ante el pleno de las Cortes que Educación para la Ciudadanía se puede impartir en inglés como cualquier otra "asignatura, con toda normalidad" al formar parte del plan de fomento del trilingüismo que impulsa la Generalitat.

El consejero no tuvo en cuenta ni el caos que acompaña la introducción de la asignatura en inglés en el sistema educativo público valenciano, ni las quejas de la mitad de los directores de instituto de la Comunidad Valenciana que son quienes efectivamente deben aplicar la sucesión de órdenes al respecto que ha dictado la Consejería de Educación, ni las dudas planteadas por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en torno a la fórmula implantada por el Consell.

Sanmartín: "¿Cómo va a fomentar el inglés si no evalúa su conocimiento?"

De hecho, no contestó a la pregunta clave que formuló el diputado socialista Adolf Sanmartín al hilo de las decisiones del alto tribunal de suspender cautelarmente la evaluación de inglés de la polémica asignatura: "¿Cómo va a fomentar el inglés a través de Educación para la Ciudadanía si lo único que no se evalúa de la asignatura es el conocimiento de inglés?".

Font de Mora respondía a una interpelación de Sanmartín sobre el sistema educativo público. El diputado socialista afeó al consejero los datos de fracaso y de absentismo escolar que arroja la Comunidad Valenciana y desgranó la sucesión de "ocurrencias" que ha implantado Font de Mora como "cortinas de humo" para ocultar, dijo, sus problemas de gestión. Sanmartín citó la introducción de los uniformes en determinados centros públicos, la institución de aulas retén a través del decreto de derechos y deberes del alumnado para encerrar a los alumnos conflictivos o el fomento del trilingüismo de forma precipitada y sin los medios adecuados con la única intención de "usar a los alumnos valencianos como arma política contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero".

El consejero replicó con una encendida defensa del sistema público; acusó a Sanmartín de presentar datos de fracaso escolar que el propio Ministerio de Educación calificó como "manipulados, anticuados y técnicamente incorrectos" y aseguró que la tasa de fracaso escolar cae un punto por año en los últimos cinco años.

También preguntó a Sanmartín si consideraba ocurrencias "reconocer el carácter de autoridad pública del profesor" o "impulsar aulas de convivencia para alumnos con conductas disruptivas". Y celebró que el PSPV defienda finalmente el fomento del trilingüismo "como ha hecho en reiteradas ocasiones la ministra de Educación del Gobierno de España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008