Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierros contra la Ciudadanía en inglés en la mayoría de institutos

La plataforma por la enseñanza pública exige la retirada de la orden

Un reguero de "encierros nocturnos" de profesores, en algunos casos apoyados por padres y alumnos, se extendió ayer por los institutos valencianos en protesta por la versión inglesa de Educación para la Ciudadanía impuesta por la Generalitat. Los encierros, celebrados la víspera de las concentraciones previstas para hoy ante las sedes del Consell, cuajaron después de que la Administración que preside el popular Francisco Camps, se viera obligada a "clarificar" ante el Tribunal Superior de Justicia sus propias instrucciones para impartir lo que denomina como Education for Citizenship, sin renunciar a su exigencia de que las clases se den en lengua inglesa. Precisamente, la reivindicación que mueve todas las protestas es que el Consell renuncie a su orden y permita oficialmente impartir Ciudadanía en valenciano o en castellano.

"Esto del inglés es para que no nos enteremos de nada", dice un alumno

Según los sindicatos, hasta un 80% de los institutos públicos participaron ayer en los encierros, asambleas y actividades impulsadas por el STEPV, CC OO y UGT. En Valencia, el encierro más numeroso se produjo en el instituto Isabel de Villena, frente a la playa de la Malva-rosa, al que se sumaron representantes de la Plataforma por la Enseñanza Pública, que integra a profesores, alumnos, padres y entidades cívicas. La plataforma lanzó el lunes un manifiesto donde se pide "la dimisión del conseller Font de Mora", que está siendo leído en todos los centros.

Un centenar de profesores participaron en el encierro convocado por la junta de personal docente no universitario en el IES Mare Nostrum de Alicante. Durante la jornada decenas de claustros apoyaron la convocatoria. Algunos incluso se adelantaron al mediodía, como el instituto de Benetússer, que convirtió la protesta en "una comida reivindicativa", o el Cotes Baixes, de Alcoi, donde el profesor de Filosofía Alejandro Roselló ha decidido dar la clase en el patio. Anoche hubo encierros en Ondara, con un centenar de personas, y Pedreguer (La Marina Alta) y en Bellreguard (La Safor), entre otros municipios."El sistema no está preparado para dar Ciudadanía en inglés", subraya Raquel, profesora de inglés especialista en idiomas desde hace 30 años del instituto Isabel de Villena, donde anoche se "encerraron" más de un centenar de estudiantes, madres y profesores indignados por la política educativa del Consell. "En mayo, creíamos que [esta iniciativa] era sólo un chiste, una broma del conseller; y ahora, se ha convertido en una realidad, en una orden administrativa", remata Raquel, perpleja ante "la variedad de tipos de clases que se están dando dentro de este esperpento, donde cada uno da la materia como puede".

Miquel Tabuenca, estudiante de cuarto de la ESO y representante de los alumnos en el Consejo Escolar de este instituto del distrito marítimo de Valencia, está convencido de que "esta idea del Consell de darla en inglés es para que los alumnos no se enteren de los contenidos, que ellos objetan y no comparten". Para Ximo Alpuente, del equipo directivo del colegio público Ballester Fandos del Marítimo, y Pepa Culler, profesora de Matemáticas, la protesta de anoche no es más que "la expresión de malestar de todos los centros educativos del Marítimo en la lucha por la dignificación de la escuela pública".

"La indignación aumenta cada día ante la actitud de la consejería", resumía ayer Francisco García, de CC OO, que se verá hoy en las concentraciones ante el Palau de la Generalitat y las sedes de Alicante y Castellón.

En el IES Mare Nostrum de Alicante anoche un centenar de profesores y delegados sindicales protagonizaron un encierro para ir "calentando" el ambiente con vistas a la jornada de protesta general prevista para hoy por los sindicatos, con concentraciones en las tres capitales de provincia. Vicente Henarejos, presidente de la Junta de Personal Docente no Universitario en Alicante, tildó de "cachondeo" todo el proceso que obliga a impartir la asignatura en inglés, recurriendo a un traductor. Los profesores pintaron anoche pancartas y colocaron en la sala de profesores una tienda de campaña en la que se podía leer "Font de Mora dimisión: nuevo modelo de aula tecnológica".

Celso es profesor de Filosofía y Ángeles de inglés. Desde inicio del curso han mostrado el "máximo empeño" para impartir la asignatura como marca la consejería. "Pero es imposible, con el material de la web los alumnos no se enteran, es para morirse", confiesan resignados. Los dos docentes decían anoche en el instituto Mare Nostrum sentirse "agotados". "Te pasas toda la vida estudiando para llegar aquí, y nos tratan como payasos, nos usan como herramienta política sin criterios pedagógicos", admitían. Estos dos docentes, que imparten Ciudadanía a cuatro cursos de segundo de ESO, vaticinan que sus alumnos, cuando hagan los exámenes, "sacarán como mucho un 0,5". "No tienen nivel sificiente", conbcluyen.

Los profesores y delegados sindicales mostraron anoche su "decepción" por el "esperpéntico" inicio de curso escolar que están "sufriendo", y exigieron que no se abra ningún expediente a los docentes que se nieguen a seguir la orden de impartir Ciudadanía en inglés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008