Los tripulantes de la 'Soyuz' ya están en la Estación Internacional

La nave ha transportado a la primera astronauta surcoreana

Los tres tripulantes de la nave rusa Soyuz TMA-12, entre los que se encuentra la primera astronauta surcoreana, Yi So-yeon, ya han abandonado la nave y han pasado a la Estación Espacial Interncional (ISS en sus siglas en inglés), ha informado el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

La apertura de escotillas se ha producido casi dos horas después de la maniobra de acoplamiento, que se efectuó en régimen automático y transcurrió con toda normalidad. A los recién llegados los esperaban en la plataforma los astronautas estadounidenses Peggy Whitson, comandante de la

Más información
La nave rusa Soyuz
ISS - Estación Espacial Internacional
El 'Endeavour' aterriza en Florida tras 16 días de misión
La NASA recortará 8.600 puestos de trabajo
'Julio Verne' realiza el primer acoplamiento automático de la historia espacial europea
Corea del Sur elige a una mujer para estrenarse en el espacio
Una nave de la NASA capta imágenes en detalle de la luna Fobos de Marte
La superstición llega hasta el espacio

decimosexta misión permanente, y Garrett Reisman, y el ruso Yuri Malenchenko. Junto a la astronauta surcoreana han viajado el comandante Sergei Volkov y el ingeniero de vuelo Oleg Kononenko, que relevarán a Malenchenko y a Whitson. La tripulación permanente de la decimoséptima misión de la completará el estadounidense Garrett Reismanm, que llegó a la estación el 13 de marzo a bordo del Endeavour para reemplazar al francés Léopold Eyharts.

Durante su estancia en la ISS, que sólo se prolongará nueve días, la astronauta surcoreana realizará una serie de experimentos biológicos, geofísicos, científicos y médicos y se comunicará en directo con escolares y estudiantes surcoreanos para explicarles con ejemplos las leyes físicas de la ingravidez.

La misión número 17 de la EEI llevará a cabo un amplio programa de investigación científica destinado a elaborar un sistema de predicción, reducción de daños y eliminación de las consecuencias de catástrofes naturales y accidentales. También estudiarán el comportamiento de los principales indicadores de la actividad del corazón y la circulación de la sangre y las funciones fisiológicas del hombre durante el sueño en un vuelo espacial prolongado.

También continuarán con la observación de la influencia del vuelo orbital en el crecimiento de las plantas y el efecto de la microgravedad y la radiación espacial en las células y microbios, así como con el estudio del posible uso de proteínas como vacuna

para el virus VIH, causante del sida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS