Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Baptistina acabó con los dinosaurios

Un estudio publicado en 'Nature' identifica al asteroide que habría causado el cambio climático al final del Cretáceo

La ruptura, hace unos 160 millones de años, de un asteroide de 170 kilómetros de diámetro llamado Baptistina sería la causa, cien millones de años después, del cambio climático que acabó con los dinosaurios y precipitó el final del período Cretáceo, según un estudio que publica la revista Nature. Los científicos estadounidenses responsables de la investigación creen que varios de los fragmentos de Baptistina chocaron con la Tierra, entre ellos el que impactó en la península de Yucatán y oscureció el cielo, sumiendo al planeta en un prolongado invierno y aniquilando a los dinosaurios.

Las teorías que explican la extinción de los dinosaurios a partir del impacto de un cuerpo celeste habitualmente achacan este fenómeno a un meteorito o a un resto de cometa, que habría caído en el cráter de Chicxulub, en México, de casi 200 kilómetros de diámetro. Pero los científicos del Instituto de Investigación Southwest, en Colorado, opinan que fue uno de los fragmentos de la ruptura de Baptistina el que formó ese cráter y causó el cambio climático.

El equipo científico, dirigido por William Bottke, se sirvió de una simulación informática para analizar la trayectoria de los diferentes fragmentos de asteroide que resultaron del choque de Baptistina con otro cuerpo celeste de unos 60 kilómetros de diámetro, hace unos 160 millones de años. Unos 300 de esos fragmentos tenían más de 10 kilómetros de diámetro.

Los resultados muestran que la lluvia de escombros que siguió al choque afectó a todo el Sistema Solar. Ha ce 65 millones de años, los fragmentos alcanzaron la Tierra y, con un 90 por ciento de probabilidad, uno de ellos es el que formó el cráter de Chicxulub y levantó los sedimentos ocultando el Sol. El resultado de todo ello fue la extinción de los dinosaurios.

El estudio señala también que los fragmentos de Baptistina pueden estar en el origen del cráter lunar de Tycho y de otros cráteres gigantes en Venus y Marte. Asimismo, la investigación indica que la lluvia creada por el asteroide podría se la fuente de aproximadamente un tercio de los objetos que actualmente rodean la Tierra.