Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de científicos planea realizar el primer transplante de útero

La primera vacuna para prevenir el cáncer de útero llegará a España en verano y podría reducir hasta un 75% las muertes que provoca la enfermedad

Hace tiempo que la ciencia ha logrado nacimientos de bebés con óvulos y esperma donados. Ahora, un equipo de médicos dice que es posible también donar y trasplantar úteros para permitir que las mujeres que tienen daños en el útero o se les ha extraído ese órgano puedan quedarse embarazadas. Los científicos advierten, sin embargo, que pasará todavía bastante tiempo antes de que pueda llevarse a cabo el procedimiento.

"La hipótesis de la operación es muy buena, pero de la hipótesis a la práctica falta mucho", ha anunciado el doctor Guillermo Marconi, director del Instituto de Ginecología Y Fertilidad, en Argentina. Y agrega: "tampoco se tiene mucha experiencia animal en este campo". Según el experto, deberían llevarse a cabo más operaciones con animales y lograr la reproducción de crías sanas, antes de llevarla a cabo con seres humanos.

Proceso

Este tipo de operación ya fue llevada a cabo en 2000 por médicos en Arabia Saudí. Sin embargo, el procedimiento no tuvo éxito ya que el útero, proveniente de una donante viva, fue rechazado por la receptora tres meses después de ser trasplantado. El equipo de médicos del Hospital Downtown, en Nueva York, ha indicado, sin embargo, que ahora planean utilizar el útero donado de una mujer muerta.

Si la operación ahora es exitosa, sin duda tendrá importantes repercusiones para miles de mujeres en todo el mundo. Por ejemplo, aquellas que han sido sometidas a una histerectomía y se les ha debido extraer el útero debido a enfermedades como el cáncer. Los cirujanos estadounidenses indican que durante los pasados seis meses han estado llevando a cabo pruebas. Señalan que han confirmado que es posible extraer el útero de donantes muertas de la misma forma como se procede con corazones, riñones e hígados para trasplantes. Después de extraer el órgano, los cirujanos implantarían el útero donado en la receptora haciendo una incisión debajo del ombligo. El embrión de la receptora, que estaría congelado, sería transferido al útero trasplantado permitiendo así el desarrollo del embarazo. Tras el nacimiento del bebé por cesárea, el útero sería extraído para minimizar los riesgos de rechazo de tejido.

Según los científicos estadounidenses "la medicina de trasplantes ha mejorado lo suficiente para permitirnos llevar a cabo trasplantes que no son vitales". Al parecer no es un procedimiento tan fácil como un trasplante renal o cardíaco porque siempre que se ha intentado ha fracasado Si la técnica tiene éxito, sin embargo, será para miles de mujeres una oportunidad única de dar a luz a su propio bebé.

Primera vacuna contra el cáncer de útero

La primera vacuna para prevenir el cáncer de útero será comercializada en España antes del próximo verano y se prevé que reduzca hasta el 75% las alrededor de 900 muertes que esta enfermedad causa al año en el país. El coordinador del grupo español de consenso sobre vacunas del virus del papiloma humano (VPH), Javier Cortés, ofreció estos datos en el Instituto Bernabeu de Alicante, donde dio una conferencia sobre los beneficios de esta vacuna, que recientemente ha comenzado a ser comercializada en algunos países europeos aunque tardará unos meses en ser autorizada en nuestro país. Según Cortés, en España hay unas 700.000 mujeres con el virus VPH, que causa la mayoría de los cánceres de cuello de útero, aunque sólo se desarrolla la enfermedad en 2.000 casos, de los cuales 900 acaban en muerte.

El cáncer de útero es la única enfermedad oncológica que se transmite por un virus y principalmente por relaciones sexuales, por lo cual la administración de la vacuna a niñas de entre 11 y 14 años consigue reducir los casos anuales entre el 70 y 75%. La vacuna también tiene la propiedad de actuar contra las verrugas genitales, y su precio actual, en otros países, es de unos cien euros por dosis, teniendo en cuenta que se toma en tres veces: el primer, segundo y sexto mes.