Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia y Grecia confirman los primeros casos en la UE del virus H5N1 de la gripe aviar

El ministro de Sanidad italiano dice que no hay razón para que se desate la alarma

La Comisión Europea (CE) ha confirmado esta tarde la presencia de la cepa más mortífera del virus de la gripe aviar, el H5N1, en cisnes salvajes hallados muertos en Grecia y Bulgaria, cuyas muestras ha analizado el laboratorio de referencia de Weybridge (Reino Unido). Por su parte, las autoridades italianas han informado al Ejecutivo comunitario de que han detectado este mismo mal, altamente dañino, en cisnes muertos en Sicilia y Calabria y que así lo ha ratificado una segunda prueba realiada en los laboratorios especializados de Padua. Grecia e Italia se converten así en los primeros países miembros de la Unión Europea (UE) afectados por la gripe aviar.

En un comunicado, la Comisión señala que el resultado de los exámenes efectuados por el laboratorio de referencia de Weybridge (Reino Unido) confirma que el brote detectado en Grecia es el "altamente patógeno" H5N1. Los resultados proceden de las muestras tomadas a tres cisnes salvajes hallados muertos en Tesalónica y Pieria a principios de esta semana. Dado que la Comisión adoptó ayer precauciones en Grecia, de momento no se contemplan medidas adicionales. Asimismo, la nota confirma este mismo resultado en Bulgaria, donde también fueron hallados muertos cisnes salvajes en la región de Vidin, cerca de la frontera con Rumanía, la pasada semana. Bulgaria ha comunicado a Bruselas otro caso sospechoso cerca del Mar Negro.

Por su parte, el ministro de Sanidad italiano, Francesco Storace, ha confirmado el hallazgo del H5NI en cinco cisnes, aunque en un primer momento había hablado de sólo dos. "Es cierto que ha llegado a Italia el virus de la gripe aviar. Hemos encontrado 17 cisnes muertos en Sicilia, Calabria y Puglia (regiones del sur)", ha afirmado Storace. Storace ha añadido que todos los cisnes muertos han dado positivo al virus H5, que afecta sólo a las aves, "pero no está confirmado" que todos tengan el temible H5N1, el que se puede transmitir a las personas. Cinco de esos cisnes, tres de ellos en Sicilia y otros dos en el sur del país, han sido analizados en el laboratorio nacional para la gripe aviar de Padua -también considerado de referencia para la UE, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y la Organización Mundial de Sanidad Animal-, que ha confirmado que murieron a causa del H5N1 tras dar positivo los análisis preliminares efectuados en Palermo, Portici y Foggia.

Evitar la "psicosis del pollo"

En un intento de evitar el miedo en la población, el ministro de Sanidad ha destacado que la salud humana "no corre peligro", que no hay razones para que se desate en Italia la "psicosis del pollo" y tampoco para cambiar las costumbres alimentarias. El ministro de Sanidad ha destacado que no hay razones para que se desate en Italia la "psicosis del pollo" y tampoco para cambiar las costumbres alimentarias. Las autoridades italianas se han comprometido a aplicar de manera inmediata las mismas medidas de precaución que estableció la Comisión en relación a Grecia y el Ejecutivo comunitario adoptará las mismas medidas el lunes respecto a Italia. Las medidas aplicadas por Italia son, como en el caso de Grecia, el establecimiento de un área de riesgo de tres kilómetros de protección alrededor del foco hallado y otra zona de vigilancia de diez kilómetros.

Además, el Gobierno de Roma aprobará en las próximas horas una normativa para prohibir el movimiento de animales vivos sensibles a la gripe aviar. El bloqueo, según ha precisado el ministro, durará 21 días. Los cisnes reales afectados procedían de Rusia y, en estas fechas, suelen llegar a Italia, pero al norte del país. Debido al duro invierno que está afectando al norte italiano con grandes nevadas, las aves se han trasladado a Sicilia, Puglia y Calabria, en el sur, donde el clima es más templado.

Una vez confirmada la presencia del mal en la UE, el Ejecutivo comunitario planteará al Comité de la Cadena Alimentaria, que se reunirá la próxima semana, prohibir la importación de pollos y pájaros vivos, plumas, carne y derivados, huevos y plumas sin tratar procedentes de las zonas búlgaras afectadas por la enfermedad. En la actualidad la UE ya no importa pollo ni productos derivados.

España, a salvo de momento

El presidente del Consejo General del Colegio Nacional de Veterinarios, Juan José Badiola, ha dicho que los cisnes muertos en Italia y Greciano suponen, "en principio, una implicación directa para España", donde las aves suelen llegar procedentes del norte de África, aunque ha recomendado, no obstante, "redoblar la vigilancia".

Más información