Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias continúa en alerta ante la previsible llegada de más langostas

Los meteorólogos anuncian que mañana los vientos del este y sur cambiarán a oeste y alejarán la plaga

Las Palmas de Gran Canaria

Canarias sigue en alerta ante la posible llegada de más langostas a las islas de Lanzarote y Fuerteventura, aunque con la esperanza puesta en que los vientos logren frenar su venida desde las costas africanas. Así, las autoridades esperan poder pasar pasar mañana a una situación de prealerta, ya que los meteorólogos anuncian que los vientos del este y sur cambiarán a oeste y alejarán la plaga. El Gobierno canario insiste en su mensaje de tranquilidad a la población, ya que estos insectos "no revisten riesgos para las personas". En cualquier caso, la entrada de insectos, que comenzó el pasado sábado, no ha cesado hoy en Lanzarote y se ha incrementado también en la vecina Fuerteventura, donde los insectos se cifran en 200 millones.

El director general de Desarrollo Agrícola del Gobierno canario, Antonio Ortega, ha subrayado hoy que la incidencia de la langosta en las islas hasta el momento "no ha sido significativa", ya que sólo ha causado "daños menores" en las zonas de cultivo de Lanzarote, aunque ha admitido que la situación es "preocupante" y que la amenaza existe. Ortega ha explicado que el último foco detectado se localizó ayer en Fuerteventura, en el municipio de Corralejo, al norte de la isla, adonde se ha desplazado esta mañana junto a técnicos de la Consejería para evaluar la situación. En esta isla ha indicado que, de momento, se han registrado pocos daños en cultivos, porque la entrada de estos insectos se ha producido de manera muy dispersa.

El director general de Desarrollo Agrícola ha señalado que aún es pronto para cuantificar el impacto originado en las producciones agrícolas de Lanzarote y que se ha instado a los ayuntamientos más afectados por la plaga (Yaiza, Tías y Haría) a que empiecen a evaluarlo. Ortega ha insistido en que "esta langosta ha llegado muy debilitada y no ha sido voraz como en Mauritania, Marruecos o el Sahara Occidental, por el largo recorrido que han realizado, tanto por mar como por aire, para alcanzar las costas canarias". Los insectos tampoco han llegado a las islas "en grandes bolas, sino en manchas importantes, continuas y muy dispersas".

100 ejemplares por metro cuadrado

Ortega ha admitido que la situación es preocupante, porque hay un riesgo cierto si soplan vientos y se producen temperaturas favorables para que se desplacen hasta las islas las grandes concentraciones de estos insectos que se localizan en los países vecinos de la costa africana, donde su efecto ha sido devastador. En Canarias, hasta ahora se han detectado concentraciones de 100 ejemplares por metro cuadrado, mientras que en las zonas arrasadas de Mauritania éstas se elevan a 10.000 por metro cuadrado, de ahí la preocupación por la amenaza que existe y que se mantendrá durante todo el mes de diciembre y el mes de enero.

En cuanto a los medios utilizados para luchar contra la langosta, ha explicado que sólo se han empleado productos fitosanitarios en las áreas de cultivos de Lanzarote y Fuerteventura, pero de manera muy localizada y retirando acto seguido los insectos afectados para evitar que el veneno pueda llegar a las aves. En playas de la isla de Lanzarote como Papagayo, Playa Quemada o Puerto del Carmen, operarios de los distintos ayuntamientos han retirado a mano las langostas de la orilla, donde se han recogido unos dos kilos de estos ejemplares por metro lineal. El director general ha pedido además a la población que guarde la calma, porque "la situación está siendo controlada de forma responsable y se están aplicando sólo productos insecticidas bajo supervisión de técnicos".

Asímismo, ha reiterado en que se confía que a partir mañana cambie la situación y penetren los vientos del oeste, que además se esperan de moderados a fuertes, en las islas orientales, como los que ya ha sucedido hoy en las islas occidentales de La Palma, Tenerife, La Gomera y El Hierro. La llegada de langostas a Canarias, que se inició a mediados de la semana pasada en pequeñas cantidades, provocó que se declarara oficialmente una plaga el sábado en Lanzarote, al arribar ese día a la isla más de dos millones de ejemplares de ese insecto, si bien la situación se consideró controlada y está, en palabras del presidente autonómico, Adán Martín, "en vías de solución" desde ayer.