Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consejo escolar francés expulsa a las dos primeras alumnas por llevar el velo islámico

El primer ministro turco afirma en París que sus dos hijas estudian en EE UU para poder llevar el velo

Dos alumnas musulmanas de Mulhouse, al noreste de Francia, han sido expulsadas definitivamente de su escuela por orden de un consejo de disciplina al negarse a quitarse de la cabeza el velo al entrar en el centro educativo. Se trata de las primeras expulsiones de las que se tiene noticia en cumplimiento de la nueva ley, que prohíbe la exhibición de signos religiosos ostensibles en la escuela y otras instituciones públicas y que entró en vigor el mes pasado.

El anuncio lo hizo ayer la directora del colegio Jean Macé de esta ciudad alsaciana, Michelle Feder-Cunin, que explicó que "durante dos meses ha habido numerosas reuniones con las familias de estas alumnas". Durante ese periodo de negociación, las dos estudiantes fueron objeto de un "seguimiento escolar y pedagógico" con notas, precisó Feder-Cunin.

Las familias de las dos expulsadas por no plegarse a la ley sobre el laicismo, que prohíbe el uso de signos religiosos ostentosos en los centros escolares públicos, pueden ahora presentar un recurso ante el rector de la academia de la que depende la escuela. Tan sólo en la Academia de Estrasburgo, de la que dependen ambas chicas, se han contabilizado desde el inicio del curso -momento en que entró en vigor la ley sobre el laicismo- 17 estudiantes que se niegan a quitarse el velo al entrar en el recinto de sus respectivos centros escolares.

Turquía no cambiará sus leyes

En la polémica del velo ha entrado hoy el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, que ha declarado en París que sus hijas tienen que estudiar en universidades de Estados Unidos para poder llevar el velo islámico, en conformidad con sus creencias religiosas. "Soy un padre que sufre, mis dos hijas tienen que seguir actualmente sus estudios en el extranjero sólo porque no pueden hacerlo en Turquía si respetan sus propias creencias", ha señalado Erdogan, que se encuentra en visita privada en la capital francesa.

El jefe del Gobierno turco ha explicado, a la emisora de televisión LCI, que sus dos hijas estudian e EE UU, una un doctorado y otra una licenciatura, porque allí llevar el velo "está autorizado". Llevar velo islámico está prohibido en todos los establecimientos públicos de Turquía, incluidas las universidades. A pesar de todo, Erdogan ha descartado que la legislación vaya a ser modificada, al asegurar que esa posibilidad "actualmente" no entra en sus planes y que, en su opinión, "no sería correcto ir por ese camino".

"Nuestra concepción, en nuestro país, es lograr la conciliación social y evitar tensiones", ha añadido. Interrogado sobre la ley francesa, Erdoganha señalado que es una regla que no aplican la mayoría de los países occidentales. "En Estados Unidos no existe ese tipo de práctica y tampoco en Alemania o Gran Bretaña, ni en otros países de la Unión Europea (UE)", ha subrayado. Erdogan efectúa una visita privada en París hasta mañana, jueves, cuando está previsto que ofrezca una rueda de prensa junto a Donald Johnston, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), tras la publicación de un informe sobre la economía turca. El primer ministro turco también tiene previsto reunirse mañana con el ministro de Economía, Nicolas Sarkozy.