Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil recupera un buitre leonado que rondaba los tejados de Aranjuez

El ave carroñera, cuyas alas miden más de dos metros de punta a punta, apareció el domingo en la localidad

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), recuperaron ayer en Aranjuez a un buitre leonado (Gyps Fulvus) después de que el animal estuviera desde el domingo pasado rondando por el cielo y los tejados de la localidad.

Según ha informado hoy el instituto armado, el animal pertenece a una especie que protegida, declarada además "de interés especial" en el Catálogo Nacional de Especies Amenazas. El despistado buitre recuperado por los agentes de la Benemérita mide más de dos metros de punta a punta de sus alas, y ya ha sido entregado al Centro de Recuperación Animal de la Comunidad de Madrid para que se haga cargo de él.

El buitre fue visto por primera vez en la localidad madrileña el pasado domingo y se convirtió en la única anécdota de la jornada electoral. En torno a las 13.00 horas, el animal se paseó totalmente mojado de tejado en tejado por un barrio de la localidad. Varios vecinos y grupos de ecologistas alertaron a los bomberos, que intentaron acercarse al animal cuando estaba encaramado en una cornisa de un edificio de cuatro plantas.

Con el plumaje mojado

Según los bomberos, el ave podría haber permanecido toda la noche a la intemperie y por eso tenía el plumaje completamente empapado, hecho que le impedía volar con normalidad. Tras verios intentos infructuosos de atraparle, sobre las 14.00 horas del domingo el buitre reemprendía el vuelo hacia los riscos del Soto de Oreja. Pero el ave regresó a Aranjuez y, hasta ayer, no fue posible agarrarlo.

Esta rapaz se puede encontrar a lo largo de toda la geografía española, excepto en Galicia, Asturias y ciertas áreas de Levante. En la actualidad, se pueden observar varios componentes de dicha especie en la comunidad madrileña, ya que se desplazan en busca de alimento, aunque el lugar habitual en el que anidan es la sierra.

Según la Sociedad Española de Ornitología (SEO), la presencia del buitre leonado ha registrado "un aumento realmente espectacular" en los últimos años, ya que hace seis años se anotaban alrededor de 8.000 parejas en todo el país y en 2003, la cifra se coloca por encima de las 18.000.