Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VERTIDOS

Endesa reconoce haber originado otra fuga aceite al río Ebro en Flix

Se trata del tercer vertido tóxico al caudal del río en 18 días

La compañía Endesa ha admitido esta mañana que anoche se produjo una fuga de aceite por el mal funcionamiento de una turbina de la central hidroeléctrica de Flix (Tarragona), que arrojó unos 200 litros de combustible al río Ebro, tercer vertido tóxico a su caudal en las últimas semanas.

Según señala un comunicado de Endesa, a las 20.12 horas de ayer "se detectó un bajo nivel de aceite en el Grupo 1 de la central hidroeléctrica de Flix", por lo que "inmediatamente, y de acuerdo con el procedimiento establecido para estos casos, se procedió a la parada del grupo 1, la cual tuvo lugar a las 20.15".

La misma compañía eléctrica precisa que en el momento de producirse la parada del grupo, "el caudal desembalsado por la central era de 280.000 litros por segundo". Después de la parada, se ha vuelto a revisar los sistemas de producción de energía y "se ha detectado una pérdida total de 200 litros en el depósito de aceite del grupo 1".

La alarma, dos horas y media después

Endesa asegura que, después de detectarse la fuga y de parar el grupo 1 de la central, "desde la misma central se informó al Centro de Emergencias de Catalunya (CECAT)". Este organismo ha confirmado también hoy, a través de un comunicado emitido por la delegación de la Generalitat en las Tierras del Ebro, que fue informado del incidente a las 23.43 horas, lo que supone que no recibió la comunicación hasta casi dos horas y media más tarde.

En la breve comunicación transmitida por Endesa al CECAT, se explica que la fuga de aceite "en un primera estimación se evalúa entre 250 y 280 litros" y añade que ya había sido "anulada y el grupo puesto fuera de servicio".

El CECAT transmitió el aviso a la Agencia Catalana de l'Aigua y, desde el centro operativo, se informó asimismo a los ayuntamientos próximos al río Ebro "desde Riba-roja hasta la desembocadura".

En el comunicado de Endesa, esta compañía asegura que, con ocasión del vertido que se detectó el pasado día 10 en el río Ebro a la altura de Ascó, "se procedió a una revisión de las instalaciones de la central, en la que no se detectó ninguna anormalidad en los niveles de aceite de los diferentes sistemas".

Por su parte, los Bomberos de la Generalitat han informado de que a las 22.00 horas de anoche Endesa les comunicó que se había detectado una "pequeña fuga" de aceite industrial en la central hidroeléctrica de Flix, procedente del sistema de regulación del grupo 1 de la central, y que había vertido al Ebro "entre 250 y 380 litros" de aceite, más o menos la capacidad de un bidón.

Los Bomberos procedieron entonces a taponar la fuga y a parar en su totalidad el funcionamiento del citado grupo, mientras un vehículo anoche, y una barca, esta mañana, buscaban en el río el rastro de la mancha, sin resultado positivo.

Éste es el tercer vertido que sufre el río Ebro en las últimas tres semanas, pues el pasado día de Navidad miles de peces aparecieron muertos por un escape de mercurio que aún no ha podido ser aclarado.

Asimismo, el pasado 10 de enero se produjo otra fuga, esta vez de aceite, que provocó una mancha de un kilómetro de longitud y 20 metros de ancho y cuyo origen tampoco ha podido ser determinado todavía.