_
_
_
_
Estilo
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Desentrañando el encanto del estilo ‘profesora de inglés’: combinaciones de colores y patrones improbables

Su opciones estilísticas no solo definen un estereotipo entrañable para muchos, sino que también evocan una nostalgia que algunos comparten en sus redes sociales

Zooey Deschanel como entrañable profesora en un fotograma de ‘New girl’ (2011).
Zooey Deschanel como entrañable profesora en un fotograma de ‘New girl’ (2011).20th Century Fox Licensing/Merchandising / Everett Collection /Cordon Press

Hace unos días di con una historia de Instagram de una persona a la que sigo, esencialmente, por su forma de vestir. Su estilo, que a muchos quizá les puede parecer raro y extravagante, a mí me reconforta de alguna manera. Sé que, aunque yo no lo haga, es posible vestir así, y eso me da tranquilidad. Ella es perfectamente consciente de que mucha gente piensa que sus looks son demenciales y en ocasiones hace un poco de broma al respecto. De hecho, eso era lo que hacía en aquella publicación.

La ropa que había elegido para la ocasión era especialmente colorida y excéntrica. El verde oliva se mezclaba con rayos de amarillo, naranja fosforito y azul cobalto que atravesaban las distintas prendas, extendiéndose a través de ellas sin entender de fronteras ni siluetas. Cinturón violeta, anillos dorados enormes y pendientes con margaritas complementaban el outfit. ¿Hippie? ¿Psicodelia? ¿Uglycore? Sí, todo eso y muchas cosas más. El texto que acompañaba a la imagen, además, desbloqueó un lejano recuerdo en mi cabeza: “POV: Tu profesora de inglés llega con su radiocasete a dar clase”.

Sin poder evitarlo, el cálido manto de la nostalgia volvió a caer sobre mis hombros al leer aquello y recordar con cariño a mis profesoras de inglés del colegio y del instituto. Especialmente a una, a la que podríamos llamar Iris (por arcoíris), que respetaba a un nivel canónico el “profesora de inglés starter pack” al que se refería el story.

Con infinitos matices, en ese pack no puede faltar la ropa de colorines no del todo conjuntada, gafas, collares y todo tipo de complementos igualmente disonantes, sandalias de suela de corcho y un enorme radiocasete para los listenings. Mi profe complementaba el conjunto con un insólito lápiz con mina de cuatro colores mediante el cual firmaba los partes de asistencia con un irresistible toque flower power. Iris no fue la única profesora de inglés que encajaba en este cliché, hubo varias, siempre mujeres, que como ella se empeñaban en huir de lo normie aunque fuera de forma algo más sutil.

Para comprobar el alcance de este supuesto estereotipo, investigué un poco en las redes sociales en busca del concepto “vestir como una profe de inglés”. Pronto comprobé que estaba realmente extendido y que no era algo generacional o incluso local. Encontré una cantidad respetable de publicaciones en X o TikTok que se hacían eco, bromeaban o parodiaban el término con mayor o menor acierto.

Una mezcla de cosmopolitismo y creatividad

“Todos sabemos a lo que nos referimos cuando hablamos del estilo ‘profesora de inglés’”, explica Irene Varela, diseñadora de moda. “Está claro que existe ese tópico asociado a ellas incluso aunque no todas las teachers que hayamos tenido hayan ido vestidas así. En mi caso, lo relaciono además con profesoras españolas, ya que las nativas tenían un estilo completamente diferente”.

“En mi opinión, algunas profesoras de arte también irían en esta misma onda”, añade Aída Almacellas, también diseñadora de prendas y estampados. “En mi caso, reconozco totalmente el estereotipo aunque, en realidad, nunca he tenido una profesora de inglés que lo cumpliera. Al menos tal y como yo lo concibo: pattern clashing, con mucho mix and match, siluetas ‘diferentes’, muchos colores, medias de distintos tonos a conjunto… Toda una influ portuguesa (y su tendencia a la mezcla) pero con ese toque 2000s un poco hortera que todos tenemos en mente”.

A juicio de la periodista especializada en moda Brenda Otero, el estilo de las profesoras de inglés es el resultado de un conflicto entre la aspiración y las cortapisas de lo cotidiano. “Son mujeres, educadoras, que se ven como personas creativas, interesadas en otras culturas y en lo diferente. Buscan inspirar a sus estudiantes, pero a la vez han de vestirse como una figura de autoridad, y no pueden recurrir a un uniforme corporativo en el que escudarse. Es un choque entre motivación y realidad”, aclara.

“Si tuviera que situar el origen de este look, lo establecería entre finales de los noventa y los primeros 2000″, afirma Irene. “Mujeres jóvenes (solían ser las más jóvenes del colegio), recién graduadas en Filología Inglesa o Magisterio, con inquietudes artísticas, creativas, y que aplicaban nuevas pedagogías en su forma de dar clase. Muy influenciadas por el estilo de artistas como The Corrs, The Cranberries o Anastacia, y que además coincide con el despegue de marcas españolas que hacen llegar aquí ese estilo como Desigual o Custo Barcelona”.

“Creo que son personas que quizás han viajado y han visto gente excéntrica o con un estilo muy personal que les ha llamado la atención”, añade Otero. “En su día a día, queriendo escapar de un bucle de tonos marrones y grises, han querido incorporar algo de ese color y fantasía. Con esta idea han elegido ese tipo de ropa de colores y estampados a la que tienen acceso”. Esto es importante, porque poca gente suele llevar la ropa que llevaría si su presupuesto fuera infinito.

“Antes de reírnos de cómo viste esa profesora de inglés, tenemos que pensar en el proceso que ha llevado allí”, resalta en este sentido Otero. “Debemos de tener en cuenta las reducidas opciones que nos da la industria como consumidores de moda: al querer salir de lo estandarizado caemos irremediablemente en otro cliché”, afirma la experta.

¿Se inspiraría la profesora de inglés en el estilo de Dolores O'Riordan de The Cranberries?
¿Se inspiraría la profesora de inglés en el estilo de Dolores O'Riordan de The Cranberries?Gie Knaeps (Getty Images)

Pero, ¿qué opinan las interesadas? Mrs. A, británica, profesora de inglés, escritora y creadora de contenido a través de su canal de YouTube Enjoy English With Mrs. A, en el que ha hablado precisamente sobre este tema, se considera completamente dentro del cliché: “Me gusta pensar que tengo un estilo quirky but cute, algo peculiar pero con encanto: medias de colores, vestidos midi con cárdigans, pines, tazas y tote bags con mensajes positivos o personales”, afirma. “También lo veo en mis compis teachers. En mi experiencia, las personas con trabajos creativos también tienen estilos creativos, y toda esta hermosa locura se ve reflejada tanto en los espacios que habitan como en su manera de vestir y los accesorios que eligen”.

Por su parte, Carlota Castel, también profesora de inglés, reconoce que, aunque ella particularmente no se ubica mucho dentro del tópico, “en general los profesores tienen un estilo especial a la hora de vestir. Dentro de eso, sí que es verdad que de entre todas las asignaturas yo percibo que el inglés puede ser un poco más creativo”. No obstante, sitúa el cliché en una generación anterior a la suya, que está alrededor de los 30, “creo que las profesoras más jóvenes visten todas un poco igual, independientemente de lo que enseñen”, afirma.

Un cliché femenino y que tiene un reflejo internacional

Como su propio nombre indica, el estilo profesora de inglés es exclusivamente femenino. No hay nada relevante asociado a la vestimenta del profesor de inglés. ¿Por qué? Todas las entrevistadas coinciden en señalar que, a priori, esta exclusión de los hombres no parte del sexismo, sino del hecho de que “ser profesora de primaria especialmente, pero de secundaria también, es una profesión muy feminizada en nuestro país”, según Castel. “Simplemente hay muchas más mujeres. Diría que a lo largo de toda mi educación, solo tuve un profesor de inglés. Eso y el hecho de que los profesores hombres vistan, en general, de manera mucho más seria y, por qué no decirlo, aburrida, hace el resto”. Pantalón (a veces vaquero), camisa, polo y poco más: hasta ahí suele llegar el armario de los profesores, impartan la asignatura que impartan. “Nada de estampados ni colorines”, sentencia Castel.

Es cierto que sí que hay algún tópico con respecto a algunas asignaturas que afecta a los hombres. Otero señala el de los profesores de geografía o historia: “Prendas de pana, jerséis de rombos, americanas con parches en los codos... A menudo se dice que Jarvis Cocker, el líder de Pulp, viste como uno de ellos”, afirma.

Jarvis Cocker seguramente podría pasar por profesor de historia en el imaginario popular.
Jarvis Cocker seguramente podría pasar por profesor de historia en el imaginario popular.Dave Benett (Getty Images)

Respecto al alcance internacional del tópico, la periodista, que reside en Londres, añade un dato curioso “el look de la profesora es algo que también vemos comentado en otros países. Por ejemplo, en Reino Unido se ha descrito el estilo de la artista Pinkpantheresss como de profesora suplente. Y hay un meme británico que lleva ya un tiempo dando vueltas, en el que se compara a un grupo de famosas con el equipo de profesoras de lengua y literatura del instituto”.

También resulta llamativo cómo el cliché de la profesora de inglés en España, se traduce a otros países como Francia caracterizando a las profesoras de español.

Listen and repeat

Resulta difícil establecer cómo o cuándo comenzó y todavía más cuánto tiempo durará el tópico de la excentricidad de las profesoras de inglés a la hora de vestir, pero lo que está claro es que todavía goza de muy buena salud, incluso entre personas que realmente nunca han tenido una profesora de inglés que siguiera este estilo.

Quizá, detrás de su éxito a la hora de expandirse entre personas de diferentes generaciones, lo que hay es simplemente una emoción. El hecho de que, en realidad, su carácter arriesgado constituye para muchos el símbolo de una resistencia a lo cotidiano y una celebración de la diversidad y la individualidad que nos inspira.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_