Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La preocupación de Zaplana por aparecer en los archivos de Villarejo

El exministro del PP confió su inquietud desde prisión por carta a una exdiputada del partido

Carta Zaplana
El expresidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, este lunes en un juzgado de Valencia. EL PAÍS

El exministro Eduardo Zaplana expresó desde la cárcel su preocupación ante la posibilidad de aparecer en las grabaciones acumuladas durante años por el excomisario José Manuel Villarejo. El antiguo dirigente del PP se lo confió por carta a Elvira Suanzes, que fue diputada del mismo partido y estrecha colaboradora suya, tras ser este detenido en mayo de 2018 y enviado a prisión en el marco de la Operación Erial. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil halló la misiva meses después, en noviembre, durante el registro de la vivienda de Suanzes, también investigada en la causa, que está abierta por una decena de supuestos delitos, entre ellos cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal.

El también expresidente de la Generalitat valenciana, que insiste en reivindicar su inocencia, mencionaba en la carta su preocupación por la posible conexión y amistad entre Villarejo, el policía que trabaja presuntamente a ambos lados de la ley y almacenó durante años un enorme archivo de audios comprometedores, con Juan Cotino. Este, además de empresario y hombre fuerte del PP valenciano, fue director general de la Policía en el Gobierno de José María Aznar y está imputado con Zaplana en el caso Erial.

La defensa del exministro ha recurrido a la Audiencia de Valencia para intentar que la misiva no se incorpore a la investigación judicial que instruye el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, cuyo punto de partida son las supuestas comisiones que Sedesa, el grupo empresarial de la familia Cotino, pagó supuestamente al exministro a cambio de adjudicaciones en el terreno del servicio de las ITV y de parques eólicos. El letrado argumenta al respecto que en la carta su cliente solo "especula o teoriza sin ninguna base objetiva".

De la carta también se desprende que Zaplana tenía intención, en el verano de 2018, de recabar la ayuda de una "magistrada amiga", en aquellos momentos "jefa del CNI", a la que relaciona con posibles filtraciones judiciales. De las dos primeras referencias, por las fechas, se deduce que se estaba refiriendo a la ministra de Defensa, Margarita Robles. Este periódico ha preguntado este martes al ministerio sobre la cuestión, pero todavía no ha obtenido una respuesta.

Ignacio González

La juez instructora de Valencia, además de incorporar la misiva al sumario del caso, la remitió al Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, donde se habían abierto diligencias por las supuestas filtraciones del caso Lezo, otra investigación sobre una trama corrupta que afecta al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Fuentes de la investigación abierta en Valencia consideran que las menciones que aparecenen la carta tienen un bajo interés para las pesquisas del caso Zaplana, centradas en los supuestos sobornos cobrados por el exministro y la maraña de sociedades creadas para blanquear los fondos. Las fuentes apuntan a que en el momento de redactar la misiva el exministro no sabía exactamente por qué había sido detenido, pensaba que la operación Erial podía formar parte del caso Lezo (tanto González como Zaplana tenían relación con el blanqueador uruguayo Fernando Belhot) y temía que la Guardia Civil hubiera tenido intervenido su teléfono, algo que no había sucedido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información