Profanada la placa en memoria de Gregorio Ordóñez en San Sebastián tras el 25 aniversario de su asesinato

El Ayuntamiento ha limpiado la inscripción después de que esta fuese tapada con pintura

Agencias El País
San Sebastián / Madrid - 02 feb 2020 - 18:35
La placa en memoria del concejal Gregorio Ordóñez en la calle 31 de Agosto de San Sebastián, este domingo tras ser profanada.
La placa en memoria del concejal Gregorio Ordóñez en la calle 31 de Agosto de San Sebastián, este domingo tras ser profanada.AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN

La placa que desde hace una semana recuerda a Gregorio Ordóñez junto al lugar en el que el concejal del PP de San Sebastián fue asesinado por ETA hace 25 años ha sido profanada en la madrugada de este domingo. Un grupo de desconocidos —o un solo desconocido— ha tapado con pintura la inscripción de la placa, que lleva el nombre del edil y dirigente del PP vasco y la fecha del atentado, el 23 de enero de 1995. Ese día un pistolero de ETA le disparó en la cabeza mientras comía en un bar del casco viejo donostiarra. Además, los autores del ataque han tratado de romper la baldosa contigua a la placa, colocada en el suelo, según ha informado el Ayuntamiento de San Sebastián, cuyos servicios de mantenimiento ya han limpiado las inscripciones.

El alcalde de la ciudad, Eneko Goia, ha condenado este sabotaje a través de su cuenta de Twitter, donde ha recalcado —en castellano y en vasco— que "Donostia seguirá trabajando por buscar espacios de memoria, reparación y justicia con las víctimas". El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) también ha criticado en esta red social la profanación de la placa: "Apenas una semana han tardado los odiadores profesionales en atacar la placa en memoria de Gregorio Ordóñez en San Sebastián. Ya no matan, pero humillan a las víctimas y siguen pensando que los muertos están bien muertos. Nuestra máxima repulsa y más firme condena al ataque".

La colocación de estas placas forma parte de una iniciativa del Consistorio para recordar a las 107 personas asesinadas por ETA y los Comandos Autónomos Anticapitalistas en San Sebastián entre 1974 y 2001; a 11 de las Fuerzas de Seguridad de 1974 a 1985; y a cuatro cuya autoría corresponde al Batallón Vasco Español y los GAL.

Dos personas caminan este domingo en San Sebastián junto a la placa de Gregorio Ordóñez, en la calle 31 de Agosto, después de que el Ayuntamiento la haya limpiado tras ser profanada de madrugada.
Dos personas caminan este domingo en San Sebastián junto a la placa de Gregorio Ordóñez, en la calle 31 de Agosto, después de que el Ayuntamiento la haya limpiado tras ser profanada de madrugada.Juan Herrero (EFE)

De momento solo se han colocado las placas de Gregorio Ordóñez —el pasado sábado 25 de enero en un emotivo acto en la calle 31 de Agosto— y las que rinden tributo en la avenida de la Libertad al que fuera presidente de la Diputación de Gipuzkoa, Juan María Araluce, acribillado a tiros por ETA en 1976 junto con su chófer, José María Elícegui, y sus tres escoltas, los policías Antonio Palomo Pérez, Luis Francisco Sanz Flores y Alfredo García González. Estas cinco placas, que recuerdan a estas víctimas desde marzo del año pasado, fueron atacadas en tres ocasiones y tuvieron que ser instaladas de nuevo porque en el tercer sabotaje resultaron muy dañadas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El 23 de enero de 1995, hace 25 años, el concejal Gregorio Ordóñez almorzaba con sus ayudantes, María San Gil y Enrique Villar, en el restaurante La Cepa, en la Parte Vieja de San Sebastián, cuando el etarra Javier García Gaztelu, Txapote, le disparó un tiro en la nuca. Ordóñez era teniente de alcalde del Ayuntamiento donostiarra y dirigente del PP vasco. Murió en el acto. Su asesinato —era un político muy reconocido— provocó gran conmoción en San Sebastián y en toda España. Con este crimen, ETA inició su estrategia conocida como "socialización del sufrimiento", es decir, la extensión de sus ataques habituales a policías y militares a políticos, intelectuales, constitucionalistas, jueces y periodistas.

La viuda y la hermana de Gregorio Ordóñez dejan flores en San Sebastián el pasado 25 de enero en la placa en memoria del concejal del PP asesinado por ETA hace 25 años.
La viuda y la hermana de Gregorio Ordóñez dejan flores en San Sebastián el pasado 25 de enero en la placa en memoria del concejal del PP asesinado por ETA hace 25 años.JAVIER HERNÁNDEZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS