Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos lanza un pulso a España por el control de las aguas próximas a Canarias

El Parlamento marroquí valida dos leyes para declarar su soberanía sobre las aguas del Sáhara Occidental y ampliar su demarcación oceánica

Pescadores marroquíes del puerto de Larache, en la costa atlántica, al noroeste de Marruecos. En vídeo, Rabat aplicará "el principio de la buena vecindad" sobre aguas con España. EFE

Marruecos lanza un pulso a España a escasas horas de que la ministra de Exteriores visite Rabat. El Parlamento marroquí aprobó este miércoles dos leyes que delimitan las aguas de explotación exclusiva del país magrebí, un proyecto que puede crear solapamientos con las aguas españolas en Canarias. Aunque el objetivo de Marruecos es apropiarse de las aguas del Sáhara Occidental, la iniciativa tiene impacto en España. De momento, el Gobierno evita enfrentarse a Rabat, aunque advierte de que en las zonas colindantes “no habrá política de hechos consumados”.

Las leyes marroquíes resultan conflictivas para España por cuanto pueden afectar a las aguas territoriales en torno a Canarias, pero no tienen validez a afectos de derecho internacional porque no están avaladas por Naciones Unidas. Se trata, más bien, de un mensaje interno destinado a reforzar el control que Marruecos se arroga sobre las aguas del Sáhara. Los proyectos fueron ya aprobados en comisión parlamentaria el 16 de diciembre. España mostró entonces su resquemor y Marruecos decidió aplazar la medida, pero solo por un mes y sin aprovechar ese margen para negociar con España. La aprobación de este miércoles, no obstante, no es el último paso: resta la ratificación del Senado y la firma del rey, Mohamed VI, que se resolverá en los próximos meses.

Conflicto de intereses

en el Atlántico

Mar territorial (12 millas)

Ampliación solicitada

de la plataforma

continental (350 millas)

Zona económica

exclusiva

(200 millas)

España

España

Marruecos

Marruecos

500 km

Madeira

(Portugal)

Islas Salvajes

(en disputa)

MARRUE-

COS

Islas Canarias

350

millas

1

200

millas

SÁHARA

OCCIDENTAL

3

2

4

Riqueza petrolera

Prospecciones promovidas por ambos países han mostrado el potencial petrolero de esta región fronteriza.

1

2

Aguas saharauis

Aunque no tiene efectos legales internacionales, Marruecos ha inscrito el mar del Sáhara Occidental dentro de su zona territorial. Explota y administra sus recursos.

3

Colisión de zonas

La ampliación aprobada por el Parlamento marroquí choca con la ampliación de la zona económica exclusiva de Canarias.

4

Mount Tropic

Volcán submarino rico en telurio y cobalto, fundamentales para la fabricación de coches eléctricos o paneles solares.

Fuente: IGN y agencias.

EL PAÍS

Conflicto de intereses en el Atlántico

Mar territorial (12 millas)

Ampliación solicitada

de la plataforma

continental (350 millas)

Zona económica

exclusiva

(200 millas)

España

España

Marruecos

Marruecos

500 km

Madeira

(Portugal)

MARRUECOS

Islas Salvajes

(en disputa)

Islas Canarias

350

millas

1

200

millas

SÁHARA

OCCIDENTAL

3

2

4

Riqueza petrolera

Prospecciones promovidas por ambos países han mostrado el potencial petrolero de esta región fronteriza.

1

2

Aguas saharauis

Aunque no tiene efectos legales internacionales, Marruecos ha inscrito el mar del Sáhara Occidental dentro de su zona territorial. Explota y administra sus recursos.

3

Colisión de zonas

La ampliación aprobada por el Parlamento marroquí choca con la ampliación de la zona económica exclusiva de Canarias.

4

Mount Tropic

Volcán submarino rico en telurio y cobalto, fundamentales para la fabricación de coches eléctricos o paneles solares.

Fuente: IGN y agencias.

EL PAÍS

Conflicto de intereses en el Atlántico

Mar territorial

(12 millas)

Zona económica

exclusiva (200 millas)

Ampliación solicitada de la

plataforma continental (350 millas)

España

España

Marruecos

Marruecos

500 km

Madeira

(Portugal)

MARRUECOS

Islas Salvajes

(en disputa)

Riqueza petrolera

Prospecciones promovidas por ambos países han mostrado el potencial petrolero de esta región fronteriza.

Islas Canarias

350

millas

Aguas saharauis

Aunque no tiene efectos legales internacionales, Marruecos ha inscrito el mar del Sáhara Occidental dentro de su zona territorial. Explota y administra sus recursos.

200

millas

SÁHARA

OCCIDENTAL

Colisión de zonas

La ampliación aprobada por el Parlamento marroquí choca con la ampliación de la zona económica exclusiva de Canarias.

Mount Tropic

Volcán submarino rico en telurio y cobalto, fundamentales para la fabricación de coches eléctricos o paneles solares.

Fuente: IGN y agencias.

EL PAÍS

Marruecos lanza un pulso a España por el control de las aguas próximas a Canarias

La nueva demarcación marroquí establece el perímetro de sus aguas territoriales, fijado en 12 millas (22 kilómetros), a lo largo de todo el Sáhara Occidental, territorio cuya soberanía está pendiente de resolución desde que España abandonó su colonia en 1975. Además, Marruecos delimita las 200 millas (370,4 kilómetros) de su zona económica exclusiva (sobre la que el país tiene derechos de soberanía para su explotación) e incorpora las 350 millas (648 kilómetros) de la plataforma continental (lecho y subsuelo de las áreas submarinas).

La aprobación de estos proyectos en vísperas de que la nueva ministra de Exteriores, Arancha González Laya, se desplace a Rabat —acudirá mañana en su primera visita bilateral— constituye todo un desplante. Pese a todo, la ministra reaccionó con mesura e incidió en que cualquier delimitación de aguas con efectos reales requerirá acuerdo. “Tal y como hemos conversado con Marruecos en contactos estas últimas semanas, no habrá política de hechos consumados ni acciones unilaterales”, aseguró González Laya en un tuit publicado instantes después de la aprobación de las leyes. La jefa de la diplomacia abordará mañana este asunto con sus interlocutores marroquíes: el jefe del Ejecutivo, Saadedín el Otmani, y su homólogo, Nasser Burita. Poco antes, el ministro marroquí había señalado en el Parlamento que no tiene “ninguna intención de imponer hechos consumados” porque España es “un vecino, un socio estratégico y un aliado de confianza”, informa Efe. Aun así, dejó claro que Marruecos “se aferra a su soberanía” y enmarcó cualquier diálogo “en el marco de los derechos estratégicos de Marruecos”.

Exteriores se esforzó en alejar el escenario de confrontación. “El punto de partida es común: la delimitación en las zonas colindantes solo se puede hacer, como dicta el sentido común y el derecho internacional, de común acuerdo. Los marroquíes están totalmente de acuerdo. En sus proyectos de ley no trazan la delimitación de las zonas”, abundaron fuentes del ministerio.

Aunque la cautela siempre se ha impuesto en las declaraciones respecto al socio magrebí, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha redoblado esa prudencia. El principal motivo es que, tras muchos meses de cierta dejación en las costas, Marruecos está colaborando activamente en la contención de flujos migratorios desde sus costas hacia las del sur de España.

La ONU dirime

El PP pide la comparecencia de la ministra de Exteriores

AGENCIAS

La oposición no ha tardado en reaccionar ante el paso adelante de Marruecos. El Partido Popular ha solicitado este miércoles la comparecencia de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para que informe de la situación y explique las medidas que piensa tomar el Ejecutivo español para evitar que la decisión marroquí perjudique los intereses de las islas Canarias.

Los populares consideran que la visita de la ministra a Marruecos, prevista para este viernes, "llega tarde" y le demandan al Gobierno una respuesta “inmediata y firme”. Para el PP, la ampliación de las aguas territoriales marroquíes es "un acto unilateral, tomado al margen del Derecho Internacional, que perjudica gravemente la soberanía e integridad territorial de España".

Con la nueva regulación marroquí, las zonas exclusivas de Marruecos y las islas Canarias se solapan. La única vía para delimitarlas con valor jurídico internacional es llegar a un acuerdo. Pero también se solapan las plataformas continentales de ambos. Y ahí es donde confluyen los dos países frente a un gran objeto de deseo: el monte submarino Tropic, situado a 500 kilómetros al suroeste de la isla de El Hierro. Una expedición efectuada en 2016 por el Instituto Geológico Minero de España y el Centro Oceanográfico del Reino Unido localizó en ese antiguo volcán el mayor yacimiento de telurio registrado hasta ahora, con un contenido potencial de 2.670 toneladas. El telurio es un material considerado estratégico en la industria tecnológica, de gran valor para fabricar paneles solares y conductores de alta velocidad para los teléfonos móviles.

La delimitación de espacios marítimos se rige por el derecho internacional. Un organismo de la ONU, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, se encarga de dirimir los conflictos. España ya remitió en 2014 una solicitud para ampliar sus aguas. En lugar de continuar el trámite por esta vía, Marruecos ha decidido legislar.

No es la primera vez que ocurre. El Gobierno marroquí ya aprobó dos proyectos de ley en 2017 en los que fijaba unilateralmente su frontera marítima. El entonces ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, intentó tranquilizar a las autoridades canarias diciéndoles que la medida de Rabat consistía en un “ajuste técnico” que no afectaba “para nada” a la delimitación de aguas entre el archipiélago canario y Marruecos. Y que cualquier decisión se tomaría “de mutuo acuerdo”.

La ley marroquí que fijaba los límites marítimos data de 1981 y solo hacía referencia a las 200 millas de su zona económica exclusiva. Ahora, la nueva norma menciona “los derechos soberanos y exclusivos” sobre un máximo de 350 millas relativas a su plataforma continental. Estos derechos abarcan los “fondos marinos y del subsuelo con fines de exploración y de explotación de sus recursos naturales minerales, fósiles y biológicos”, según recoge la ley.

Por su parte, el Frente Polisario no tardó en condenar el “nuevo intento expansionista de Marruecos”.  Mhammad Jadad, miembro del Secretariado de esta organización, culpó a España por no haber cumplido “con su responsabilidad jurídica e histórica de descolonizar el territorio saharaui”. Y criticó “la sumisión injustificada de España a la política de chantaje marroquí, por otro lado”.

Canarias exige que no se ceda “ni un milímetro” de las aguas españolas

PEDRO MURILLO

La aprobación por parte de Marruecos de una nueva delimitación marítima que afecta a las aguas al suroeste de Canarias ha hecho saltar todas las alarmas en el Ejecutivo de las islas. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, aseguró que no permitirá que se ceda “ni un solo milímetro de las aguas canarias a otro país”. Así lo defenderán también el resto de partidos en la Cámara canaria. Torres añadió que esta decisión del Gobierno marroquí, aprobada el miércoles por la Cámara de Representantes del país, “no se puede adoptar de manera unilateral”. Por ese motivo contactó con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y le ha transmitido que esta decisión “no contará con el visto bueno de España ni de Canarias”, según relató. El jefe del Ejecutivo canario mostró su deseo de unirse al viaje que hará el viernes la ministra a Rabat.

En la misma línea se manifestaron los grupos nacionalistas de Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC). Ambas formaciones, distantes en otros asuntos de política nacional, cerraron filas este miércoles en el asunto de las aguas en torno al archipiélago. El senador nacionalista Fernando Clavijo (CC) reclamó al Gobierno central que eleve una queja ante Naciones Unidas porque la decisión marroquí “se apropia de unas aguas jurisdiccionales que no les pertenecen y que afectan de lleno a Canarias y al Sáhara Occidental”.
También lo solicitó el portavoz de Nueva Canarias, Luis Campos. Los nacionalistas esperan que al viajar a Marruecos la nueva ministra de Exteriores “centre su agenda en mostrar el malestar por una decisión que tiene una incidencia directa en Canarias”.

Para CC, “esta decisión unilateral de Marruecos no se ajusta al derecho internacional” y, por tanto “debe ser Naciones Unidas quien resuelva este asunto; de ahí la urgencia de que el Gobierno de España se anticipe y presente la queja correspondiente”.

Por su parte, la presidenta del Partido Popular en Canarias, María Australia Navarro, pidió al Gobierno de Pedro Sánchez que actúe con rotundidad. “Pedimos una respuesta contundente ante la intención de Marruecos de ampliar unilateralmente sus aguas jurisdiccionales apropiándose de un espacio marítimo en el que se contempla nuestra zona marítima exclusiva”, señaló.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información