Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arancha González Laya, un perfil que concita apoyos a derecha e izquierda

Conoce bien los entresijos de la Comisión Europea e incorpora un perfil técnico al Gobierno de Sánchez

Arancha Gonzalez Laya
Arancha González Laya, en Tokio en marzo de 2019. CORDON PRESS

Arancha González Laya será ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en el Gobierno de Pedro Sánchez. En un momento en el que la política española se caracteriza por su creciente radicalidad y polarización, el hecho de que el nombramiento de una ministra en el primer Gobierno de coalición desde la restauración de la democracia reciba respaldos a derecha e izquierda es en sí una noticia. Una gran noticia.

Sus antecesores Josep Piqué y José Manuel García Margallo, ambos ministros con Gobiernos del Partido Popular, han saludado su nombramiento. Margallo incluso se ha puesto a su servicio.

González Laya incorpora un perfil técnico de gran nivel al Gobierno de Pedro Sánchez y puede dar a la diplomacia española una impronta económica al estilo de su homóloga francesa. Cuenta con mimbres para ello. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra y tiene un posgrado en Derecho Europeo de la Universidad Carlos III. En sus inicios en el sector privado trabajó como asesora de empresas en temas relacionados con el comercio, la competencia y las ayudas de Estado.

González Laya conoce bien los entresijos de Bruselas. Durante muchos años su actividad se desarrolló en la Comisión Europea, primero como portavoz de Comercio con el comisario Pascal Lamy y luego como su jefa de gabinete, puesto que también ocupó en los ocho años que Lamy estuvo al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En aquella etapa era la encargada en la institución de representar a la OMC ante el G20 y de establecer diversas iniciativas de ayuda a cambio de facilitar el comercio.

Con su nombramiento al frente de Exteriores, González Laya deja una importante posición en Ginebra, donde la ha pillado el anuncio de su nombramiento, como directora de la agencia de Naciones Unidas y la OMC para promover el desarrollo empresarial en países en desarrollo. Ese perfil, y su inquietud personal, le ha permitido acudir a todo tipo de foros internacionales, desde el de Davos, a las reuniones del Fondo Monetario Internacional, el G20, la OCDE... Lo que le proporciona, sin duda, una visión muy poliédrica sobre la agenda global.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información