Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marlaska propone a la subdelegada del Gobierno en Málaga como nueva directora general de la Guardia Civil

El nombramiento de María Gámez ha sido finalmente aceptado por el Ministerio de Defensa

Maria Gamez Malaga
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, el 19 de marzo en la ciudad andaluza.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, propondrá este viernes al Consejo de Ministros a la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, como nueva directora general de la Guardia Civil. Su nombramiento —que debe ser consensuado— ha sido finalmente aceptado por la titular de Defensa, Margarita Robles, quien —asegura su entorno— lo ha visto “precipitado”. No obstante, lo ha asumido al igual que Marlaska lo hizo con su predecesor, Félix Azón, ya cesado y que fue propuesto por ella.

En Defensa no fue vista con buenos ojos “la precipitación” en un nombramiento que se considera “clave”. Las desavenencias entre el ministro y el anterior director del instituto armado, el juez Félix Azón —amigo de Robles, con quien coincidió en la etapa de ambos en el Consejo General del Poder Judicial; y compañero de Marlaska, a quien apoyó para que fuese presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional— han sentado un precedente que se quiere evitar esta vez. Tras una breve legislatura con importantes conflictos con la Guardia Civil, Azón fue cesado el martes, junto a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella.

Fernando Grande-Marlaska comenzó el pasado martes la remodelación de su departamento y era conocida su intención de poner a una mujer al frente de la Guardia Civil. Finalmente, logró vencer los manifiestos recelos de Defensa, y Gámez se convertirá en la primera directora del cuerpo. Es considerada una experta en asuntos jurídicos y fue ya la primera mujer en ejercer el cargo de subdelegada del Gobierno en Málaga, en 2018.

A diferencia de Azón, se trata de una candidata con un perfil claramente político. De hecho, ha ocupado diversos cargos orgánicos en el PSOE se presentó en 2011 y 2015 encabezando la candidatura de los socialistas a la alcaldía de Málaga. Perdió en parte por la falta del carisma que necesita una candidata a unas elecciones municipales, pero también porque entonces su principal rival, el veterano Francisco de la Torre (PP), vivía momentos de esplendor y era difícil hacerle sombra.

Gámez (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1969) es una de los 11 hijos del farero de Estepona. Trabajando y estudiando al mismo tiempo, se licenció en Derecho por la Universidad de Málaga y es diplomada en Alta Dirección de Empresas por el Instituto Internacional San Telmo. Funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores Generales de la Junta de Andalucía, comenzó su actividad profesional como funcionaria en la delegación de Agricultura y Pesca de Málaga, posteriormente trabajó en la Oficina del Defensor del Pueblo en Sevilla entre 1992 y 1994.

Ha pasado por varios puestos de la Administración andaluza, como la Delegación de Trabajo y Asuntos Sociales de Sevilla, y la Delegación de Turismo y Deporte de Málaga

En la Ejecutiva socialista

También ha sido vocal de la Ejecutiva Federal del PSOE, secretaria de Sanidad de la Ejecutiva regional andaluza y presidenta del partido en Málaga. Se presentó en dos ocasiones a la alcaldía de Málaga, en 2011 y 2015, y perdió. Dejó la política en 2016, pero volvió dos años después para ocupar el puesto de subdelegada del Gobierno. “Me he vuelto a ilusionar con la política”, dijo entonces, “me gustan los desafíos”. Siempre ha defendido que “la política es un estado transitorio”, como refleja en su perfil de Twitter.

Su trabajo al frente de la subdelegación del Gobierno de Málaga y el de su equipo fueron relevantes durante el aparatoso rescate de Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo el 13 de enero de 2019, un asunto que se siguió muy directamente desde el Ministerio del Interior, y del que ahora se cumple precisamente un año. El pequeño murió como consecuencia de la caída, según la autopsia, y el rescate del cuerpo duró 13 días. Ella siguió la operación día tras día a pie de obra, algunas jornadas quedándose hasta la madrugada. Siempre muy cercana, tanto a la familia como a la prensa.

Casada y con tres hijos, Gámez es una ecologista y feminista convencida, a la que —según fuentes de su propio partido— el puesto de delegada del Gobierno "le ha venido como anillo al dedo". Es donde ha logrado prestigio político y popularidad. En su toma de posesión como subdelegada del Gobierno en Málaga dijo: "Me siento orgullosa de ser la primera mujer en este puesto en Málaga, pero a la vez les confieso que también siento rabia por las que no pudieron serlo antes”.

Ha trabajado por la recuperación de la memoria histórica, especialmente la relacionada con mujeres, y, sobre todo, la de Victoria Kent, que fue la primera mujer en entrar a un Gobierno de España en 1931 como directora general de Prisiones. No se pierde una manifestación o concentración feminista. Ha sido vista en las marchas del 8M, en las movilizaciones del 25 de noviembre pasado, en las concentraciones tras las cuatro víctimas de la violencia machista en Málaga, y en reuniones con colectivos de mujeres.

Aficionada a las nuevas tecnologías, abrió en 2007 un blog personal. Y en 2011, fue considerada la política andaluza más activa en redes sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información