Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La borrasca Elsa provocará uno de los peores temporales del año

Dejará vientos de 100 kilómetros por hora en extensas zonas del país y más de 100 litros en 72 horas en zonas de Galicia, el sistema Central y en el sur de Andalucía

borrasca elsa
La borrasca Daniel se va, pero es apenas un aperitivo de Elsa.

Una borrasca atlántica muy profunda y muy extensa, que Portugal bautizó el lunes con el nombre de Elsa, va a causar desde este miércoles hasta el sábado un fortísimo temporal de viento y lluvia en toda la Península y Baleares, y de mala mar en las costas, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial. “El fenómeno más significativo son los vientos fuertes, que azotarán todo el país, salvo Canarias y Melilla”, advierte Rubén del Campo, portavoz de Aemet. Serán vientos de hasta 100 kilómetros por hora, sobre todo en la mitad oeste y en el centro de la Península, así como en el litoral atlántico gallego y andaluz, con rachas que en las zonas más altas de montaña pueden llegar a ser huracanadas, es decir, de más de 120 kilómetros por hora.

El centro de Elsa se encontraba el martes en el Atlántico norte, a mitad de camino entre Terranova y las islas Británicas. Aunque está en latitudes altas, es "tan profunda y extensa que sus efectos se van a notar de forma clara y contundente en Portugal, España, Francia y el Reino Unido", subraya Del Campo. Elsa se desplaza de forma lenta hacia el oeste y bajará de latitud, una posición, con el anticiclón retirado al sur, desde la que va a empujar a la Península "vientos del oeste muy intensos y muy húmedos debido a su periplo por el Atlántico". También son vientos relativamente templados, al provenir de latitudes algo más bajas que España, lo que hará subir las temperaturas.

Rubén del Campo, portavoz de Aemet, explica la borrasca Elsa.

El temporal comienza este mismo miércoles con avisos en 17 provincias, que en Cantabria, Asturias y Galicia son naranjas, el segundo nivel de una escala de tres. En lo que va de día, ya ha dejado rachas de 118 km/h en Cabrales y de 112 en Pajares-Valgrande (ambas en Asturias) y de 108 en Chandrexa de Queixa (Ourense). El jueves, con 44 provincias bajo aviso, y el viernes, con 36 provincias más Ceuta, serán los días más duros. Hasta el sábado habrá rachas muy fuertes.

“Pocos días se ve un mapa de avisos por vientos como el del jueves, con dos terceras partes del país en naranja o amarillo”, subraya Del Campo, que cataloga a Elsa como una de las peores borrascas de la temporada. “En cuanto a extensión y a número de avisos podría ser la más adversa, aunque las danas — depresiones aisladas en niveles altos conocidas popularmente como gotas frías— causan más daños”, acota.

Pero Elsa también dejará mucha lluvia, con precipitaciones persistentes y a ratos fuertes en Península, Baleares y Ceuta. “Entre el miércoles y el viernes, va a llover en prácticamente todo el país, especialmente en el oeste y el sur de Galicia, sur de Castilla y León, norte de Extremadura y sur de Andalucía, donde en esas 72 horas se pueden superar los 100 litros por metro cuadrado”, describe el experto, que celebra que el agua llegue a las zonas donde menos ha llovido este año, exceptuando a Galicia. Por el contrario, donde menos agua verán será en las Canarias, que quedan totalmente al margen del temporal, el Cantábrico oriental y el litoral sureste —Valencia, Alicante y Murcia— así como Melilla.

El miércoles, las lluvias más copiosas las recibirá el tercio occidental, es decir, Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía occidental, “con especial intensidad en el oeste de Galicia”. El jueves, “se extenderán a buena parte de la Península salvo Murcia, Alicante y Valencia”, donde no lloverá. “En la vertiente atlántica (mitad occidental y zona centro) y sur de los Pirineos, más de la mitad del país, se superarán los 20 litros”, detalla el portavoz. Donde más lloverá será en el sur de Galicia, en el sistema Central —sur de Castilla y León y norte de Extremadura— y en muchas zonas de Andalucía occidental como puntos de Huelva, Sevilla y las serranías de Cádiz y Málaga, donde se podrán rondar los 60, 70 u 80 litros.

El viernes será “otro día muy lluvioso y de precipitaciones muy generalizadas”, aunque algo menos que el jueves, con una probabilidad altísima de que caigan cinco litros en buena parte de la Península y Baleares, que se convertirán en 20 en muchas zonas de Galicia, Andalucía y sur de Pirineos. Donde más agua se recogerá será en las serranías de Cádiz y Málaga, pero también lloverá con intensidad en Andalucía oriental —Granada, Jaén y Córdoba—, así como en el sur de Pirineos y Ceuta.

El sábado irá remitiendo el temporal de viento, pero todavía caerá mucha agua en la vertiente atlántica y sur de los Pirineos. El domingo, las lluvias se quedarán restringidas al noroeste: Galicia, Asturias, León y Pirineos. Podrá llover, aunque de forma más débil, en puntos de ambas mesetas y de Extremadura. “El domingo comienza una tendencia hacia la estabilidad, que nos acompañará hasta el día de Navidad”, vaticina Del Campo en un primer pronóstico para las fiestas. La primera mitad de las vacaciones habrá “pocas lluvias, salvo en Galicia y zonas próximas del noroeste”. El ambiente será “bastante templado para la época”.

La cota de nieve estará alta, especialmente el miércoles y el jueves, cuando habrá peligro de deshielo en zonas como Asturias, donde se ha acumulado mucha nieve los días pasados. El miércoles, nevará entre los 1.600 y los 2.000 metros, mientras que el jueves en la mitad occidental empezará de 1.600 a 2.000 metros para acabar bajando a 1.000/1.500, pero en los Pirineos estará por encima de los 1.800 todo el día. Para completar el cuadro habrá temporal marítimo, que el miércoles será especialmente intenso en Galicia y en el Mediterráneo andaluz, con olas de seis metros, mientras que a ambas zonas se sumará el jueves el Atlántico andaluz.

Suben las temperaturas: 23 grados en Alicante

Borrasca Elsa
Máximas previstas de jueves 19 a lunes 23. aemet

Elsa trae “una subida paulatina y generalizada” de las temperaturas, que se prolongará tras su marcha. “La borrasca abre un pasillo de vientos templados del oeste y del suroeste, lo que hará que las temperaturas experimenten un aumento progresivo del miércoles al sábado", precisa Del Campo. “Aunque cada día será más cálido que el anterior, el viento y la lluvia harán que el aumento sea menos perceptible”, añade.

El domingo las temperaturas permanecerán sin cambios y de lunes a miércoles seguirán subiendo. Por ejemplo, en Madrid las temperaturas oscilarán este miércoles de una mínima de 2º a una máxima de 9º, mientras que el sábado habrán escalado de 12º a 15º. En Lugo, de 6º de mínima y 12º de máxima pasarán a 10º y 15º; en Alicante, de 18º de máxima y 8º de mínima a 22/23º y 14º, un ambiente casi cálido. En Sevilla, de 18º de máxima y 5º de mínima a 21º y 17º, una temperatura muy alta para la época.

“El sábado, las mínimas estarán entre cinco y diez grados por encima de lo normal y las máximas, entre tres y cinco”, resume Del Campo, que explica que se debe a que los cielos nublados y los vientos impiden que las temperaturas nocturnas bajen.

Daniel dejó dos récords de viento

Borrasca Elsa
La bola ornamental de Segovia, tras volcar y rodar.

Antes de Elsa, el domingo por la noche llegó Daniel, que afectó a la Península hasta la mañana del martes y dejó lluvias bastante intensas y deshielos en el noroeste, en zonas de Castilla y León, Galicia y Asturias, y causó problemas de desbordamientos en León.

También trajo vientos intensos, tanto que se batieron dos récords mensuales en dos estaciones de la red principal de la Aemet. “En Jerez de la Frontera (Cádiz) se llegó a 100 kilómetros por hora y en Segovia, a 121”, informa Del Campo. Estas rachas huracanadas, entre otros muchos problemas y desperfectos, volcaron la bola de Navidad situada a los pies del Acueducto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información