Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta sobre la investidura: “Haremos lo que haga falta para que se logre un acuerdo con Esquerra”

El líder del PSC avala la petición de los republicanos de crear una mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat

Iceta, durante su intervención en el congreso del PSC

En plena negociación entre los socialistas y Esquerra Republicana para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, anunció este viernes sin reparos que su partido hará todo lo que esté de su parte para conseguir la abstención de los independentistas. Atrás quedan los recelos y críticas de los socialistas tras la deriva independentista de Esquerra, con los que compartieron gobierno siete años en Cataluña. Ahora se trata de hacer todos los esfuerzos para que se firme el pacto, dijo Iceta.

La estrategia del PSC para colaborar en que el acuerdo llegue a buen fin pasa por mantener la discreción sobre el contenido de las negociaciones, pese al moderado optimismo que se respira en el partido. Sin embargo, los guiños de Iceta hacia Esquerra son continuos, tanto en las entrevistas que concede a diario, como en sus intervenciones públicas.

El líder del PSC emitió este viermes dos gestos en esa dirección: avaló la petición de crear una mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat para establecer una relación bilateral, como reclama Esquerra y verbalizó que los socialistas catalanes pondrán toda la carne en el asador para que la investidura sea una realidad.

“Quiero que estas negociaciones lleguen a buen puerto y que con una abstención de Esquerra sea posible el gobierno de coalición que pactaron el PSOE y Unidas-Podemos”, dijo Iceta al inicio del XIV congreso del PSC que se concluirá el domingo. Ese acuerdo, añadió, “es un objetivo político de primera magnitud, no solo para evitar el bloqueo, sino para que España tenga un gobierno progresista y se atienda el doble mandato de la ciudadanía en las pasadas elecciones: que haya un gobierno progresista y dialogante”.

Y para rematar su compromiso con el PSOE, Iceta recalcó su mensaje con una frase contundente: “Haremos lo que haga falta, a veces mordiéndonos la lengua y no diciendo lo que quisiéramos. Pero que Pedro Sánchez sepa que tiene detrás suyo al PSC para lo que haga falta”.

“Queremos que Cataluña sea reconocida como nación”

El congreso del PSC apenas se moverá de los postulados de los últimos años. Uno de ellos, la demanda de que “Cataluña sea reconocida como nación, como sujeto político”. Miquel Iceta reclamó un “amplio acuerdo político” para hacer realidad esa aspiración y recordó la receta del partido. “No queremos romper con el resto de España, ni dividir más a la sociedad catalana, pero tampoco retroceder ni quedarnos como estamos”. Es decir, los socialistas catalanes reclaman un autogobierno “mejor y más sólido”, que pasa por el reconocimiento de “los poderes de la Generalitat, para que sean ejercidos sin interferencias”. También pidió “recursos” para hacer posible todo eso, en alusión a la necesidad de un nuevo modelo de financiación, además de “mecanismos claros de participación” de la Generalitat en las decisiones del Estado. “Nuestro problema no es tener más competencias, sino que se respeten las que tenemos y que podamos incidir en las decisiones del Estado”, remachó Iceta.

En esa línea de acercamiento para lograr el pacto, la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat que reclama Esquerra se va abriendo camino, pese a las dificultades de la negociación. Horas antes de inaugurarse el congreso del PSC, Miquel Iceta fue entrevistado en Catalunya Ràdio y aseguró que avalaría la posibilidad de crear “una mesa de negociación entre Gobiernos”. Sus declaraciones se produjeron después de que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, insistiera en una entrevista en La Razón en que votarán no a la investidura “si no hay una mesa de negociación entre Gobiernos” donde se pueda “hablar de todo”.

“Una mesa de negociación, y si Esquerra la quiere entre gobiernos, entre gobiernos”, dijo Iceta, lo que supone un aval a que se establezca una relación bilateral entre la Generalitat y el Gobierno de España, como reclaman de manera constante de las formaciones independentistas, que rechazan el llamado “café para todos” y que Cataluña reciba el mismo trato que cualquier otra autonomía. “Una reunión entre Gobiernos es una reunión bilateral, se encuentren donde se encuentren. Si fuese en el Congreso, en el Parlament o en el Senado también me parecería bien. Yo lo que quiero es el diálogo”, insistió el líder del PSC, que en su momento también defendió la convocatoria de una mesa de partidos. Esa vía implicaría la presencia de más fuerzas políticas y sería un órgano deliberativo, una fórmula que no desea Esquerra.

Junqueras considera que la negociación con el PSOE no es una negociación normal, sino que “se habla de la mesa de negociación entre gobiernos, del conflicto político". El líder independentista, condenado a 13 años de prisión por el Tribunal Supremo, añade que la posición de Esquerra es la de apostar por la vía política y que “la pelota está en el tejado de los socialistas y las terceras elecciones también”. La mesa de diálogo ente Gobiernos lo evitaría, añadió Junqueras, “ donde podamos hablar de todo y fijemos un calendario y unos mecanismos de cumplimiento de los posibles acuerdos”.

El PSC entiende que esa petición es asumible, pero también ha advertido a Esquerra que la negociación es cosa de dos y que debe haber concesiones por ambas partes. “Es una oportunidad de diálogo que difícilmente se repetirá”, aseguran fuentes de los socialistas catalanes para resaltar la trascendencia del momento negociador y de la posición que adopte el partido de Oriol Junqueras. “Esquerra ha sido muy clara con sus condiciones. Si se dan, podemos replantear nuestra posición”, insiste el líder de ERC.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información