Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC no ve ningún avance para apoyar la investidura de Pedro Sánchez

El PSOE avanza mientras en negociar las agendas nacionalistas y regionalistas de otros posibles aliados

Gabriel Rufián, tras su reunión con Lastra, el jueves en el Congreso de los Diputados. En vídeo, el mensaje de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, a los partidos independentistas. Vídeo: Atlas

No hay razones, de momento, para que ERC se avenga a apoyar la investidura del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. Los republicanos alegan que la pelota está en el tejado del presidente en funciones y los indicios de que el PSOE pueda hacerles una oferta que mueva su actual posición hacia la abstención no aparecen. La distancia entre ellos es importante y todo apunta a que la negociación se alargará. ERC dice que solo rectificará si Sánchez se compromete a formar una mesa de partidos y a una negociación entre Gobiernos.

La oferta del PSOE a ERC tiene que llegar, eso sí, antes de la sesión de investidura a la que el candidato socialista pretende presentarse, entre el 16 y el 18 de diciembre. Ese es el objetivo de los republicanos. En el entorno del presidente del Ejecutivo en funciones se aclara también que no hay intención de llegar a esa hipotética sesión de investidura sin garantías de tener asegurados los apoyos suficientes.

No hay convocatorias oficiales de nuevos encuentros entre miembros de ambas formaciones ni tampoco de representantes del Gobierno central y de la Generalitat, pero los contactos existen. En el primer caso, entre la portavoz parlamentaria y negociadora socialista, Adriana Lastra, y su homólogo en Esquerra, Gabriel Rufián. Los hilos abiertos entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, se mantienen discretamente.

En público, los republicanos exigen una mesa de negociación de los dos Ejecutivos. Y los socialistas invocan la mesa de partidos creada en el Parlament y que languidece por falta de actividad. Solo fue convocada una vez, y Ciudadanos, PP y la CUP no asistieron.

Esquerra sí tiene en la agenda reunirse, por separado, con Junts per Catalunya, la CUP y EH-Bildu. Los anticapitalistas están instalados en el bloqueo al Congreso sin paliativos mientras que republicanos y neoconvergentes, aunque van por separado, sí quieren hablar sobre una posible unidad de acción en las Cortes. Si el PSOE quiere en el Congreso la colaboración de ERC tendrá que poner, como mínimo, una fecha y un mínimo orden del día para empezar a concretar. Lo expresó este lunes la portavoz de ERC, Marta Vilalta: “Nuestro objetivo no es facilitar la investidura en España, sino facilitar la resolución del conflicto de Cataluña. Lo que defendemos es construir una solución democrática y para eso hay que sentarse a hablar”.

ERC defiende al president Quim Torra como interlocutor, a sabiendas de que el PSOE no lo considera como tal. En el supuesto de que Torra fuera inhabilitado, por desobediencia a la Junta Electoral Central, el cargo recaería en el vicepresidente Pere Aragonès, de ERC, pero sin la facultad de convocar elecciones. En el partido republicano reconocen que, si se produjera esa inhabilitación, desearían que antes de empezar a cumplir la condena Torra fijara la fecha de los comicios.

Vilalta no quiso clarificar el lunes si su partido apuesta por la figura del relator, que precisamente hizo saltar por los aires el diálogo que se comenzó tras la moción de censura y la cita de Sánchez y Torra en Pedralbes. Pero sí insistió en la necesidad de “garantía de cumplimiento” de los posibles acuerdos, sin especificar más. Torra, en una entrevista en el diario Ara el domingo, sí señaló la presencia del relator como una condición obligada para cualquier intento de acercamiento.

Todos esos pasos de ERC van en consonancia con los de otros partidos con representación en el Congreso de los Diputados. Esta misma semana, ERC tendrá reuniones con Junts per Catalunya, la CUP y Bildu. “La idea es llegar a una unidad de acción para hacer un frente común que consiga esa mesa de negociación”, explicó la portavoz republicana.

Estos movimientos no son el mejor escenario para los socialistas que, por su parte, mantienen con absoluta discreción sus negociaciones con Unidas Podemos para desarrollar el preacuerdo de coalición firmado la semana pasada. Para que ese proyecto de investidura y Gobierno salga adelante tendría que sumar a otros grupos (el PNV, el Partido Regionalista de Cantabria, Teruel Existe, Coalición Canaria y el BNG).

La primera reunión de Lastra con el diputado del Bloque, Néstor Rego, se produjo este lunes en el Congreso. A la salida, Rego avanzó así la disposición de su formación: “No nos gustaría tener que votar que no”. Traducido: el BNG expondrá en próximas citas su agenda gallega (más infraestructuras y algunas mejoras sociales) y se muestra favorable al sí, en línea con otros partidos nacionalistas y regionalistas que ciñen sus reivindicaciones a cuestiones de sus territorios, como el PNV, el PRC, Teruel Existe o CC, que no están por bloquear más la situación política del país.

Lo que sí constató Rego, tras la reunión, es lo complicado que va a ser manejarse en el futuro Grupo Mixto de la nueva legislatura, con 21 diputados de todo tipo de formaciones e intereses.

En los encuentros mantenidos hasta ahora, Lastra escucha, a veces asiente, y en general muestra una disposición buena, sin maximalismos insuperables, a la espera de la decisión de ERC.

El PNV tendrá su propio tratamiento. Recuerda que aún tiene 33 competencias pendientes de transferencia y otras demandas como la agilización de la Y ferroviaria vasca y la defensa del concierto económico. Pero el presidente vasco, Íñigo Urkullu, ya avanzó que se dispone a garantizar otra vez “la gobernabilidad de España”. PP y Ciudadanos siguen sin haber recibido llamadas de Sánchez y sin saber si les convocará. Por ahora rechazan cualquier colaboración, siquiera indirecta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información