Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Revilla ofrece reeditar su pacto al PSOE sin concesiones al independentismo

El diputado del Partido Regionalista Cántabro se reúne en Oviedo con la negociadora socialista Adriana Lastra

Partido Regionalista Cantabro
Desde la izquierda: José María Mazón, candidato al Congreso del PRC; Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria; y Fernando Fernández, candidato del PRC al Senado. EUROPA PRESS

El Partido Regionalista Cántabro de Miguel Ángel Revilla mantiene la máxima disposición a continuar apoyando al PSOE en el Congreso de los Diputados, a continuar gobernando en Cantabria con ese partido y, por tanto, a respaldar con el voto de su único diputado, José María Mazón, la posible nueva sesión de investidura de Pedro Sánchez. Esa fue la principal conclusión de la reunión que Mazón ha mantenido este sábado durante más de una hora en la sede del PSOE en Oviedo con la negociadora socialista, Adriana Lastra. El PRC de Revilla solo pone dos condiciones: que se cumpla la agenda cántabra de infraestructuras ya cerrada para la anterior votación de investidura y que no haya cesiones fuera de la Constitución a los partidos independentistas.

La ratificación de que el pacto entre el PSOE y el Partido Regionalista Cántabro continúa se ha cerrado en Oviedo, la localidad de donde es nativo Mazón y donde reside Lastra. La cita no pudo culminarse el viernes en Madrid y se ha completado hoy en la capital asturiana. Mazón le ha confirmado así en persona a Lastra que puede contar con el voto del PRC, a sumar a los 120 del PSOE y los 35 ya cerrados con Unidas Podemos. PNV y Más País también han mostrado ya en conversaciones bilaterales su buena disposición a facilitar la gobernabilidad, lo que sumaría en total ya 165 escaños. El PSOE se ha puesto la meta de llegar al menos a 168 actas, apurar al máximo la negociación y llegar a una votación de investidura entre el 16 y 18 de diciembre.

El diputado cántabro le ha repetido a la portavoz socialista las líneas fundamentales de su agenda de reivindicaciones, sobre todo un paquete de infraestructuras básicas para Cantabria. Pero, además, el portavoz de Revilla en Madrid le ha confirmado a la dirigente del PSOE que su apoyo para prestarse a la gobernabilidad llega condicionado por el pacto ya existente de cogobierno en Cantabria y porque en la negociación en marcha con los partidos independentistas catalanes no haya ninguna cesión que esté fuera de la Constitución. Y ahí ha enumerado el propio Mazón que el PRC no aceptaría nada que conllevase una consulta sobre la autodeterminación de Cataluña o la liberación de los políticos separatistas que están en prisión condenados por el Tribunal Supremo. Mazón aseguró a EL PAÍS que Lastra asintió.

El PSOE, en la anterior negociación para la investidura frustrada de junio, ya se comprometió a aceptar exigencias como potenciar las conexiones ferroviarias entre Palencia y la capital cántabra con el objetivo de que en 2024 Madrid esté conectada por tren con Santander en tres horas y, como ese itinerario debería servir también para el tráfico de mercancías desde el puerto de Santander, supondría la construcción de apeaderos. También que los proyectos para conectar Santander con Bilbao por ferrocarril estén licitados antes de que termine 2023, fecha prevista para la modificación del Corredor del Atlántico.

En el paquete de reclamaciones de Cantabria que detalló el PRC, el Gobierno central suscribió que colaboraría en el centro logístico industrial de La Pasiega con la construcción de una estación intermodal; en el pago para ir liquidando la deuda del hospital de Valdecilla a razón de 22 millones de euros anuales; y en agilizar otros proyectos de carreteras nacionales que pasan por Cantabria como el desfiladero de La Hermida, el tercer carril entre Santander y Torrelavega, la vía que une Santander con Bilbao en el tramo entre Laredo hasta el límite con Vizcaya y la carretera de Los Tornos y el Puerto de San Glorio.

El PRC deduce de este contacto con Lastra que el PSOE cree que tiene posibilidades de sacar adelante la investidura de Sánchez por las reuniones ya mantenidas con el PNV, Más País, Compromís y ERC y por sus llamadas telefónicas a los representantes de otras formaciones con las que se verán la semana que viene como el BNG o Coalición Canaria. El PSOE no se verá tampoco en esta ocasión con Bildu, ni con Vox, ni con la CUP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información