Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras denuncia ante la justicia que el presidente de la Eurocámara no defendió su inmunidad

El líder independentista catalán lleva ante los tribunales la decisión de Sassoli de declararse incompetente para activar su protección

oriol junqueras
El líder de ERC, Oriol Junqueras, promete su cargo en el Congreso de los Diputados, el pasado 21 de mayo. EFE

Oriol Junqueras abre un nuevo frente judicial en Luxemburgo a cuenta de su inmunidad. El líder de Esquerra Republicana, condenado a 13 años de prisión por sedición y malversación, ha denunciado ante el Tribunal General de la UE la decisión del presidente de la Eurocámara, el socialdemócrata italiano David Sassoli, de declararse incompetente para garantizar su inmunidad parlamentaria tras haber sido elegido eurodiputado en los comicios del pasado 26 de mayo. El Tribunal General es el órgano del Tribunal de Justicia de la UE —con sede en Luxemburgo— encargado, entre otras competencias, de los recursos de los ciudadanos contra actos de las instituciones u organismos comunitarios.

Los hechos se remontan al 3 de julio, cuando la defensa de Junqueras, entonces en prisión preventiva y a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo por el procés, hizo llegar a Sassoli un escrito a través de la eurodiputada de ERC Diana Riba, la única representante independentista en la Cámara tras la exclusión de Carles Puigdemont, Toni Comín y el propio Junqueras. En él, se solicitaba a Sassoli su intervención urgente para proteger la inmunidad parlamentaria de Junqueras basándose en el artículo 8 del reglamento interno del hemiciclo.

La respuesta llegó mes y medio después, el 22 de agosto. Sassoli comunicó a Riba que se declaraba “incompetente” para actuar y no admitió a trámite la petición. Más de tres meses después, una vez el juicio del procés se ha saldado con una condena para su cliente, Andreu Van den Eynde, abogado del dirigente catalán, ha recurrido a los tribunales europeos para revertir la decisión de Sassoli, que considera “inmotivada” y “tomada sin ningún asesoramiento jurídico”.

En la demanda, la defensa de Junqueras explica que el Tribunal Supremo le impidió acudir al acto de acatamiento de la Constitución y recogida de acta en persona, un trámite que la ley española exige a los eurodiputados, y como consecuencia, la Junta Electoral Central envió al Parlamento Europeo el pasado junio una lista de electos “incompleta”, en la que no estaba el líder de ERC.

Además, acusa a Sassoli de negarse a tramitar la petición de inmunidad basándose únicamente en la comunicación remitida por la Junta Electoral Central declarando vacante el escaño. Y cuestiona que ese argumento sea suficiente al recordar que incluso el Tribunal Supremo “alberga dudas sobre el alcance de la inmunidad”, como demuestra que planteara una cuestión prejudicial sobre el tema a la justicia europea. “Se halla alterada la composición del Parlamento Europeo y, por consiguiente, existe riesgo potencial de alteración del resultado de las votaciones”, insiste el recurso.

La apelación llega a pocos días de que el Tribunal de Justicia de la UE responda al Supremo español y se pronuncie sobre si a Junqueras le corresponde o no gozar de inmunidad como parlamentario. El abogado de Junqueras cree que si la justicia europea estima que debió disfrutar de inmunidad desde su proclamación como eurodiputado, debe anularse la condena de 13 años que pesa en su contra. Pero la postura de la Fiscalía española y de la abogada del Estado es que pase lo que pase en Luxemburgo, el Tribunal Supremo no otorgará a Junqueras un permiso penitenciario para acatar la Constitución y que llegue así a tomar posesión en Estrasburgo, menos aún después de que haya sido también inhabilitado para ejercer cargos públicos por otros 13 años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información