Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Falange acusa a Sánchez de promover la exhumación de Franco para competir con Podemos

Norberto Pico, jefe nacional del partido, se opondrá si los restos de Primo de Rivera reciben un trato "indigno" como esta "profanación"

exhumacion franco
Imagen de la tumba de Franco en el Valle de los Caídos con flores depositadas por sus seguidores. AFP

"Profanación". Así de rotundo se expresa Norberto Pico, jefe nacional de Falange Española de las JONS, para definir la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Que los restos del dictador abandonen el mausoleo de la sierra de Madrid supone una afrenta para Pico porque "va en contra del criterio de la familia y de los propios monjes de la basílica", más allá del "juicio histórico y político" que cada persona tenga sobre Franco. El mandatario del partido de extrema derecha considera que el proceso ha sido "lamentable" y obedece a que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, trata de ganarle terreno a Unidas Podemos "por la izquierda" porque no puede "competir" en materias "sociales o económicas".

La Falange también apoya la labor de los monjes benedictinos que han tratado de impedir por todos los medios que el cuerpo de Franco abandone sus dominios y recale en el cementerio madrileño de Mingorrubio, aunque censura que autoridades religiosas como los obispos no se hayan implicado ni "actuado correctamente" contra la exhumación. Pico no se siente particularmente preocupado, al menos a corto plazo, por que los restos de José Antonio Primo de Rivera sean también exhumados. La vicepresidenta del Gobierno, ahora en funciones, Carmen Calvo, reconoció el año pasado que el fundador de la Falange era una víctima de la Guerra Civil y que, por tanto, no se sacaría del Valle, donde ha reposado desde la construcción del complejo. Ahora bien, en caso de que se iniciara un mecanismo "indigno" para imitar lo ocurrido con Franco, la Falange se opondría "firmemente con todos sus medios a su alcance", ya que Primo de Rivera,  "fue asesinado en 1936 por socialistas y comunistas". El fundador de la Falange fue fusilado tras ser condenado a muerte por rebelión militar contra el Gobierno de la Segunda República. 

El jefe nacional falangista añade que lo ocurrido con Franco abre un "precedente peligroso" y abre la posibilidad de exhumar al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, enterrado en la catedral de Ávila, por haber sido Ministro Secretario General del Movimiento durante las postrimerías del franquismo. "Con los mismos argumentos podrían cerrar la catedral de Ávila introducir maquinaria y exhumar los restos de Suárez aun sin el consentimiento de sus familiares", explica. 

Pico subraya que durante este proceso ha sido particularmente significativo "el silencio de la jerarquía católica, de la cúpula del Ejército y de la Jefatura del Estado, todos ellos deudores de Franco". Asimismo, destaca que la Falange no tiene una relación directa con la fundación Francisco Franco pero que no por ello su formación deja de entender como "exhumación" que el dictador salga para siempre de su tumba. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información