Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal se extiende por el norte con lluvias intensas

Avisos rojos y naranjas en Cataluña, Baleares, País Vasco, Cantabria y Asturias

temporal lluvias
Árboles caídos el martes en Sant Antoni (Ibiza) a consecuencia de las fuertes lluvia. Europa Press

El temporal, causado por una nueva gota fría, amaina este miércoles en el sur de la Comunidad Valenciana. Persisten por segundo día las complicaciones en el este de Cataluña y en Baleares, donde el martes se recogieron casi 147 litros por metro cuadrado en La Pobla de Cérvoles (Lleida), más de 130 en Vandellòs (Tarragona), 78 en Sant Antoni de Portmany (Ibiza) y 76 en Castelló d'Empúries (Girona). Este miércoles se extienden las intensas lluvias por el norte, aunque no con la misma intensidad con la que han descargado en Cataluña.

“Sigue el ambiente inestable en toda la Península y Baleares y puede llover en buena parte del país, especialmente en la mitad norte, pero hay que tener en cuenta dos puntos en los que las lluvias pueden ser fuertes o muy fuertes y persistentes: el noreste y el Cantábrico oriental”, advierte Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Durante la primera mitad del miércoles seguirán las lluvias en Cataluña y Baleares. A lo largo del día, la borrasca se desplazará al Cantábrico, donde habrá vientos húmedos y podrá llover de manera intensa y persistente.

“También puede llover en el alto Ebro —noreste de Castilla y León, Navarra y La Rioja- y en algunos puntos de la meseta norte, como Soria y Burgos, y en el entorno del Sistema Central”—, prosigue el experto, que considera que lo más complicado, además de Cataluña y Baleares, estará en Cantabria, con 40 litros por metro cuadrado en una hora y 150 litros a lo largo del día, y en el litoral de Bizkaia, con 30 litros a la hora. Por el contrario, donde menos lloverá será en el sur peninsular.

Las temperaturas subirán de manera notable en el Mediterráneo, pero bajarán en el oeste y en buena parte de la zona centro, donde hará frío, entre cinco y diez grados por debajo de los valores normales para la época del año. “En muchas capitales como Burgos, Soria, Ávila, Segovia y Salamanca no se superarán los 10 grados, mientras que en Madrid se rondarán los 12 o 13”, destaca Del Campo, frente a los 20 o 22 grados del litoral mediterráneo o el valle del Guadalquivir. Como las temperaturas van a ser bajas para la época, la nieve aparecerá a los 1.500-1.600 metros en el Sistema Central e Ibérico y en los Penibéticos, a los 1.700-1.800. En el Cantábrico, el temporal marítimo será importante, con olas de más de cinco metros y vientos de 90 kilómetros por hora.

Sigue el aviso naranja en Barcelona y Baleares, provincias a las que se suman Cantabria, Álava, Bizkaia y Asturias, mientras que es amarillo en Huesca, Zaragoza, Burgos, La Rioja y Gipuzkoa. Los avisos naranjas por tormentas persisten en toda Cataluña y Baleares. Por mala mar, hay aviso naranja en Cantabria y Bizkaia y amarillo en Almería, Granada, Málaga, Girona, Melilla, Menorca, Gipuzkoa y Asturias, mientras que por vientos están alertadas Cantabria, Burgos, León, Palencia, Girona, Álava y Bizkaia.

El jueves, seguirá la inestabilidad en Baleares y en el Cantábrico oriental, donde todavía quedan dos avisos amarillos por lluvia en Cantabria y Bizkaia, que también tienen alerta naranja por fenómenos costeros. En amarillo por esta misma causa están Melilla, Gipuzkoa y Asturias. “Puede seguir lloviendo en buena parte de la mitad norte en la primera mitad del día, en la meseta sur y en los sistemas Penibéticos”, añade el portavoz de la Aemet. Las temperaturas empezarán a subir de forma generalizada, un ascenso que continuará el viernes y el sábado hasta alcanzar valores más propios del otoño. El viernes remite el temporal, pero todavía quedará algún resto en Baleares, donde puede haber tormentas localmente fuertes y puede llover de madrugada en el Cantábrico oriental. Girona sigue en alerta amarilla por mala mar. “En el resto de España, el ambiente será seco y sin lluvias”, concluye el meteorólogo.

Un muerto y cuatro desaparecidos en Cataluña

agencias

La nueva gota fría ha dejado este martes un muerto y cuatro desaparecidos en Cataluña. A dos de los desaparecidos les ha sorprendido la crecida del río Francolí y sus afluentes en la localidad tarraconense de Vilaverd. El agua ha alcanzado el bungalow donde vivían, que ha sido arrastrado. El hombre fallecido ha sido arrastrado esta madrugada por el agua de la riera de Arenys de Munt, en la provincia de Barcelona.

En Cambrils, en la provincia de Tarragona, los bomberos han evacuado a 50 niños de seis y siete años que han tenido que pasar la noche en una casa de colonias por las inundaciones. Los menores han sido realojados en el pabellón polideportivo municipal. También ha sido necesario auxiliar en dicha localidad a los ocupantes de dos vehículos que habían quedado atrapados en el río que cruza el municipio hasta su desembocadura en la playa. El agua ha llegado a quebrar un puente para peatones.

El temporal también se ha cebado con el sur de Lleida, donde ha provocado inundaciones y destrozos y complicando la movilidad, tanto por carretera como en las líneas ferroviarias.

En el resto de España, tres personas han resultados heridas en Ibiza al desprenderse una caseta de obras por el viento. Un tornado ha levantado el suelo de la estructura con las víctimas en el interior. Las tres heridas han tenido que ser trasladadas a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario.

Varias carreteras de la misma isla han quedado cerradas al tráfico al caer unos 200 árboles, al igual que la autovía al aeropuerto, que se ha cerrado por la inundación. Durante la madrugada del martes, sobre el archipiélago balear han caído unos 5.000 rayos, según datos de Aemet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información