Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cs destituye a su ‘número dos’ en Euskadi tras acusarle de preparar un desembarco de afiliados al PP

El PP vasco confirma que trabajaba con Javier Gómez Calvo, pero en un decálogo para crear la coalición Vascos Suman para el 10-N

Javier Gomez Calvo
Albert Rivera en Errenteria en las pasadas elecciones generales.

La dirección nacional de Ciudadanos ha destituido de forma fulminante al número dos de Ciudadanos en Euskadi, Javier Gómez Calvo, con la acusación de preparar un desembarco de afiliados del partido al PP, según han explicado fuentes oficiales de la formación liderada por Albert Rivera. El PP vasco sostiene en cambio que el responsable de Organización de Ciudadanos estaba trabajando con la dirección del PP para preparar una coalición conjunta en el País Vasco ante las elecciones del 10-N, y exhibe el decálogo que habían pactado para consstruir la coalición Vascos Suman, a la espera de que Madrid lo ratificara.

En la dirección de Ciudadanos descartan esta posibilidad y remarcan que un secretario de Organización autonómico no tiene competencias para llevar a efecto ninguna coalición electoral. Rivera mantiene su negativa a cualquier acuerdo preelectoral con el PP, ya sea total o parcial. La cúpula descarta que haya sorpresas antes del próximo lunes, cuando termina el plazo para registrar las coaliciones electorales. El secretario de Organización le da la razón al PP: "He intentado cerrar con el PP una coalición constitucionalista al estilo de Navarra Suma y eso contraviene la estrategia oficial del partido de no llegar a ningún acuerdo preelectoral" con los populares, ha dicho en declaraciones a EFE.

La explicación del trasvase de afiliados es "inverosímil y descabellada", ha declarado el dirigente cesado, tras asegurar que prefiere no "entrar en dimes y diretes, ni bajar al fango" ni tampoco recurrir al "insulto de la vieja política". "Asumo mi cese y punto", ha añadido.

La destitución del secretario de Organización de Cs en Euskadi se produce oficialmente, según Cs, por "falta de confianza". Los dirigentes autonómicos en el partido de Rivera son cargos de confianza y pueden ser relevados por la dirección nacional. El secretario de Organización de Cs, Fran Hervías, habló ayer por la tarde con Gómez Calvo y le comunicó su cese, según fuentes de la cúpula del partido. La dirección supo que el dirigente vasco planeaba el desembarco de militantes en el PP vasco porque varios de estos afiliados lo comunicaron al partido.

Gómez Calvo ostentaba también el cargo de coordinador de Ciudadanos en Álava, un puesto del que aún no se le ha relevado, pero que también perderá, porque el siguiente paso es abrirle un expediente de expulsión del partido, explican en la dirección nacional. Ciudadanos Euskadi también descarta que el intento de Gómez Calvo tenga nada que ver con una exploración para ver si es factible una Euskadi Suma.

El PP, sin embargo, ha asegurado que ambas formaciones estaban muy cerca de llegar a un acuerdo. Los populares —cuya estrategia de campaña pasa por llamar a Ciudadanos a una marca conjunta para evitar la fragmentación del centro derecha— afirman que estaban convencidos de que los movimientos para avanzar en una fórmula de colaboración estaban siendo supervisados por la organización nacional y que, frente a la tesis de Rivera de concurrir en solitario, podría haber alguna excepción como la de Euskadi. La fórmula tiene ventajas a ojos del PP vasco. En el caso de haber concurrido juntos en las anteriores generales, el popular Javier Maroto podría haber obtenido un escaño en al Congreso de los Diputados. Maroto terminó empadronándose en Sotosalbos, Segovia, para poder ser designado senador por designación autonómica, tras perder su escaño por Álava.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha negado que el dirigente de Cs estuviera al frente de una operación para pasar afiliados de la formación naranja a la azul, y asegura que había un pacto avanzado entre ambos partidos para concurrir juntos en noviembre. "Hemos mantenido conversaciones discretas y leales entre las dos formaciones y hemos llegado a un decálogo" para concurrir en coalición, ha asegurado Alonso. "Cuando ese decálogo se trasladó a Madrid se ha producido el cese", ha explicado. Alonso ha pedido una "reflexión" a Ciudadanos y de manera especial a Abert Rivera para sumar fuerzas en un contexto en el que "dividirlas, resta". Ha confirmado además que la coalición se llamaría Vascos Suman.

Ciudadanos rechaza la coalición electoral con el PP pero está abierto a colaborar con el partido tras las elecciones. Esa es la posición oficial del partido y de la que tampoco se ha apartado aún ninguna comunidad autónoma, aunque la destitución del número dos en Euskadi indica que la asunción de esta tesis tampoco está siendo pacífica en la formación. El pasado marzo, el portavoz de Ciudadanos en Euskadi y candidato en las elecciones generales por Bizkaia, Luis Gordillo, aseguró en varias entrevistas que su partido no iba a pactar listas conjuntas con el PP, pero adelantó que estaban abiertos y que de hecho podrían avanzar en negociar un escenario de ese tipo después de las elecciones generales.

El presidente del PP en Álava, Iñaki Oyarzabal, ha lamentado en Onda Vasca que Rivera frustrara el acuerdo, más aún cuando el PP vasco es favorable a entendimientos, una vez que Ciudadanos había aceptado cuestiones que ya asumió, también en Navarra, como la defensa de la foralidad, de los derechos históricos y del Concierto Económico. Lo avanzado de las negociaciones hacía pensar al PP, según fuentes de ese partido, que eso estaba pactado ya con Ciudadanos Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >