Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIS

El CIS otorga un 34% al PSOE en un sondeo realizado antes de la convocatoria electoral del 10-N

El instituto demoscópico vuelve a cambiar el método de presentación de la encuesta

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el miércoles en la ONU. En vídeo, crónica sobre los datos del CIS.

El CIS atribuye al PSOE una estimación de voto del 34,2% en su barómetro de septiembre, lo que supone más de cinco puntos sobre el resultado en las elecciones generales del 28 de abril (28,68%). El partido al frente del Ejecutivo dobla al PP, que con un 17,1% mejoraría ligeramente el resultado del 28-A (16,70%) en el sondeo, que se realizó antes de que finalizase el plazo para que pudiera formarse Gobierno. Tampoco se tiene en cuenta el impacto de la irrupción de Más País, la plataforma con la que Íñigo Errejón concurrirá a las elecciones generales del 10 de noviembre.

CIS elecciones

Ciudadanos es el partido que peor parado sale en comparación con las últimas generales. La formación de Albert Rivera se deja tres puntos respecto a las elecciones de abril, en las que obtuvo el 15,86% de los votos. Vox también sufre un fuerte retroceso: la estimación de voto que el CIS da al partido de extrema derecha es del 7,5% (10,26% en las generales). Unidas Podemos —14,3% en abril— obtendría, según el último barómetro del CIS, un 15,5% en estimación de voto, que es el resultado de la suma de Podemos (11,2%), En Comú Podem (1%) e Izquierda Unida (3,3%). En esta ocasión no se computa a Unidas Podemos sino que las formaciones de Pablo Iglesias y de Alberto Garzón aparecen desagregadas. “Lo dice así la gente. Es una pregunta abierta. Apuntamos lo que la gente dice y antes no lo hacía. No lo vamos a ocultar. Es otra información, no nos había pasado antes. Es un fenómeno nuevo”, expone José Félix Tezanos en conversación con este diario. El director del CIS afirma que no se ha cambiado la metodología, pero reconoce que la estimación de voto del último barómetro "no es comparable" con la de julio. 

CIS septiembre 2019

El hecho de que se incluya estimación de voto en este último sondeo hace que no sea comparable a los anteriores estudios demoscópicos del CIS. La gran diferencia respecto a anteriores barómetros mensuales es que en el de julio solo se publicaba intención directa de voto y en el último se ha incluido una estimación de voto. En las encuestas preelectorales sí incluían estimación y ahora se ha utilizado una fórmula similar también en un barómetro mensual, algo que se dejó de hacer tras la llegada de Tezanos al instituto. "Nosotros no hacemos cocina cuando no hay elecciones. Ahora sí hay proceso electoral y hacemos proyecciones", mantiene el máximo responsable del CIS.

El trabajo de campo del instituto se ha realizado entre el 1 y el 18 de septiembre, cuando ya se había producido la primera investidura fallida, pero antes de que la segunda ronda de consultas mostrase que no existía ninguna candidatura con los apoyos suficientes como para formar Gobierno y se convocaran automáticamente los comicios el próximo 10-N. Los encuestados tampoco conocían que el partido de Íñigo Errejón se iba a presentar a las elecciones generales, algo que anunció oficialmente el miércoles.

El dato que sí es comparable con respecto al barómetro de julio es el del voto directo en la encuesta. El PSOE obtiene un 27%, 3,5 puntos menos que en el anterior. El PP saca el 10,2%, una décima más que en julio. Ciudadanos se queda en 7,9% frente a 9,1%. El voto directo de Podemos en la encuesta más el de IU y el de En Comú Podem alcanzan el 10,7%. En julio, cuando no se incluyó a IU en ese voto directo, la suma de estas formaciones se quedó en el 9,6%. En cuanto a Vox, subiría 1,1 puntos en voto directo desde el barómetro de julio, del 3,4% al 4,5%.

Crece el malestar con los políticos

El barómetro del CIS también ha expresado las opiniones de los encuestados sobre la actualidad económica o política. El porcentaje de encuestados que cita a los políticos como uno de los principales problemasha subido hasta el 45,3%, siete puntos en apenas dos meses. El paro supone la principal preocupación para la mayoría de los españoles, de acuerdo con la encuesta, y alcanza un 36,2%, frente a un 21,7% que señala a los políticos, los partidos y la política (21,7%). La corrupción y el fraude es el mayor problema que existe en España para el 7,7% de los encuestados.

Para la mitad exacta de las personas encuestadas, la situación económica es mala o muy mala, mientras que apenas un 7,4% la considera buena. El 29% cree que la situación es peor que hace un año y un 56,2% piensa que es igual. Apenas un 12,4% confía en que en 2020 haya mejoría. La política recibe una consideración muy negativa, pues casi el 77% estima que es mala o muy mala. El bloqueo y hastío político de los últimos tiempos se refleja en las respuestas al CIS, ya que casi cuatro de cada diez personas sienten que la situación es peor que en 2018. La gestión del PSOE en el Ejecutivo genera un resultado malo o muy malo para el 46,7%, si bien un ligeramente superior 47,4% considera que ha sido regular o buena.

El presidente del Gobierno en funciones, el socialista Pedro Sánchez, también lidera la valoración que los encuestados han realizado sobre los principales representantes políticos. Aunque suspende, alcanza 4,3 puntos sobre diez, tres décimas menos que respecto al barómetro de julio. Sus inmediatos perseguidores, empatados a 3,2 puntos, son Albert Rivera, presidente de Ciudadanos —dos décimas menos—, y Alberto Garzón (3,6 en julio), coordinador federal de Izquierda Unida. El dirigente de Podemos, Pablo Iglesias (3,3 en julio), iguala a 3,1 con Pablo Casado: el presidente del Partido Popular mantiene la misma valoración que en el anterior sondeo. El líder peor valorado es Santiago Abascal, al frente del grupo ultraderechista Vox con un 2,2 (2,3 en julio).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información