Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CIS da una sólida ventaja al PSOE en una encuesta realizada antes de la investidura fallida

Los socialistas obtendrían el 29,7% de los votos, casi el triple que el PP (11,6%)

El CIS da una sólida ventaja al PSOE en una encuesta realizada antes de la investidura fallida

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) da una sólida ventaja al PSOE en una encuesta realizada antes de la investidura fallida de Pedro Sánchez de finales de julio. Casi un 30% de los encuestados (29,7%) respondieron directamente que votarían al PSOE si se celebrasen unas nuevas elecciones, mientras que un 11,6% se decantaron por el PP. Ciudadanos, partido que prefiere un 7,4% de los encuestados, ocuparía el tercer lugar, mientras que Podemos resultaría el cuarto (6,7%). Un 3,3% de los preguntados afirmaron que votarían a Vox.

Este sondeo, proyectado como encuesta postelectoral de las elecciones autonómicas y municipales, que se celebraron el 26 de mayo pasado, se realizó entre el 17 de junio y el 16 de julio, período en el que se constituyeron gran parte de los Gobiernos autónomos y municipales. La encuesta, realizada con 9.151 entrevistas, no recoge los efectos en la opinión pública de la investidura fallida del pasado 25 de julio o de la elección de la popular Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid.

En ese contexto, el presidente del Gobierno en funciones sigue siendo según el CIS el líder político más valorado por los españoles, con una nota de 4,7; mientras el líder de Podemos, Pablo Iglesias, obtiene un 3,4. En la derecha, Albert Rivera (Ciudadanos), sigue siendo el más valorado, con un 3,5; por delante del presidente del PP, Pablo Casado (3,3), y del líder de Vox, Santiago Abascal (2,5).

El CIS también ha preguntado a los ciudadanos sobre los sentimientos que les genera la política, entre los que predominan la desconfianza (34,2%), el aburrimiento (15,8%) y la indiferencia (13,3%). Solo el 8,6% de los encuestados manifiesta sentirse comprometido con la política.

En las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo, el PSOE se consolidó como la fuerza más votada, un mes después de vencer en las elecciones generales del 28 de abril, pero la izquierda perdió algunos de sus principales bastiones en las negociaciones posteriores. Casado aguantó el envite de Albert Rivera por la derecha y el PP pudo mantener sus feudos de la Comunidad de Madrid y Castilla y León gracias al apoyo de Ciudadanos y de Vox (en el primer caso). 

En las principales ciudades, Manuela Carmena perdió la alcaldía de Madrid tras un pacto de las tres derechas (PP, Cs y Vox) y Ada Colau consiguió mantener el bastón de mando en Barcelona, después de que Manuel Valls, cuya candidatura había sido auspiciada por Ciudadanos, facilitase su nombramiento para frenar al independentismo. Los comicios supusieron un freno en el crecimiento de Vox y una decepción para Podemos. Las candidaturas apoyadas por la formación de Iglesias no pudieron revalidar las llamadas alcaldías "del cambio" de A Coruña, Santiago o Zaragoza, ahora en manos del PSOE. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información