Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu pide a Vox y Ciudadanos que renuncien a actos políticos en Euskadi

La coalición ha registrado una proposición no de ley en la que les pide que "no tensionen la convivencia provocando altercados y situaciones violentas"

Los parlamentarios de EH Bildu, Unai Urruzuno y Maddalen Iriarte este viernes en el debate de Política General.
Los parlamentarios de EH Bildu, Unai Urruzuno y Maddalen Iriarte este viernes en el debate de Política General.

EH Bildu no quiere que Vox, Ciudadanos y el PP, si viene con ellos, hagan actos políticos y de campaña en el País Vasco. Este viernes, coincidiendo con el debate de Política General en el Parlamento vasco, la coalición independentista ha registrado una proposición no de ley para que la Cámara invite a los partidos de ámbito español "cuya implantación en Euskal Herria es prácticamente nula" a alejarse de Euskadi. En concreto plantea que "renuncien a utilizar este país para la obtención de votos en el resto del Estado" y, pese al pasado de muchos de los dirigentes de Sortu, uno de los partidos de la coalición les piden que "no tensionen la convivencia provocando altercados y situaciones violentas que todos rechazamos".

La propuesta de EH Bildu ha tenido una inmediata respuesta por parte de los dirigentes de esos partidos. Tanto el presidente del PP, Pablo Casado, como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Vox, Santiago Abascal, han cargado contra los dirigentes independentistas. En una serie de mensajes en sus respectivas cuentas de Twitter, han descalificado a EH Bildu y a su iniciativa por defender que los actos políticos que han celebrado en Euskadi "no son un ejercicio de libertad de expresión, sino una provocación malintencionada que pervierte el significado de ese derecho fundamental" con "el único objetivo de trasladar una imagen falsa de Euskal Herria a partir de la cual luego poder justificar maniobras ilícitas que atacan la convivencia y la normalidad política".

Casado ha reclamado al PSOE de Pedro Sánchez que se sitúe "del lado de los constitucionalistas y rompa con Bildu", pese a no haber firmado ningún acuerdo con los independentistas. "Seguiré yendo al País Vasco a enarbolar la bandera de la libertad y a denunciar que Bildu sigue sin condenar el terrorismo", ha subrayado en su cuenta personal de Twitter. Albert Rivera, ha hecho lo propio y ha cargado contra los "totalitarios" de Bildu. "A ver si os enteráis de una vez, totalitarios de Bildu: toda España es de todos los españoles. Ciudadanos jamás permitirá que os apropiéis ni de un solo palmo de nuestra nación. Lo que hay que vetar son vuestros homenajes a etarras. ¡Viva la libertad!", ha escrito en la misma red social.

La Ertzaintza ha cargado contra varios radicales que intentaban cortar el paso a los asistentes el acto político de Rivera. ver fotogalería
La Ertzaintza ha cargado contra varios radicales que intentaban cortar el paso a los asistentes el acto político de Rivera.

Finalmente, desde Vox, Santiago Abascal ha definido a EH Bildu, la segunda fuerza del País Vasco como un "grupúsculo totalitario y heredero del terrorismo, que habría de ser inmediatamente ilegalizado". "Sus propuestas lo demuestran. A mí ni me impidieron ni me impedirán estar en mi patria chica ni a tiros ni a bombas. ¡Gentuza!", ha señalado en Twitter.

La iniciativa, firmada por el parlamentario Unai Urruzuno, hace referencia expresa a las convocatorias que Vox hizo el pasado mes de abril en Bilbao y San Sebastián, así como las que después hizo Ciudadanos en Errenteria y Ugao, y la anteriormente protagonizada por ambos partidos en Altsasu, a la que también acudieron dirigentes del PP. Actos políticos rodeados de fuertes medidas de seguridad y en el caso de Bilbao con altercados, después de que numerosos grupos de radicales intentaran boicotearlos. Salvo de Bilbao y San Sebastián, los políticos y sus invitados, tuvieron que abandonar escoltados los lugares que eligieron para lanzar sus discursos. La representación política que obtuvieron en en esos lugares fue mínima, y en todos los casos el PP se vio afectado con resultados electorales a la baja en las elecciones municipales, forales y generales. Las autonómicas serán el próximo otoño si el lehendakari no decide adelantarlas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >