Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca la sustitución de la juez del ‘caso ERE’, denunciada ante el Poder Judicial

María Núñez pide su segunda baja laboral y el decanato sevillano reclama un juez sustituto para las macrocausas

caso ERE
La juez María Núñez (izq.), en los juzgados sevillanos el año pasado.

El futuro de la juez María Núñez, instructora de las macrocausas sobre corrupción que afectan a la Junta andaluza y denunciada por la Fiscalía Anticorrupción ante el Poder Judicial por retrasos “injustificados”, está más lejos del Juzgado 6 de Instrucción de Sevilla desde esta mañana. El decanato de los jueces sevillanos ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) un magistrado que sustituya a Núñez, después de que esta solicitara su segunda baja laboral esta semana tras la primera del pasado junio.

Las decisiones adoptadas en el Juzgado 6 de Sevilla tienen gran trascendencia dado que este órgano instruye el caso ERE, con más de 500 imputados, el caso Idea, la causa de los avales de la Junta, la pieza política de los cursos de formación y la causa Faffe sobre el desvío de fondos en una sociedad de la Junta. En estos sumarios están imputados anteriores responsables socialistas de la Junta andaluza, gobernada por el PSOE hasta el pasado diciembre. Además, en el juzgado entran a diario casos corrientes ajenos a las macrocausas que ahora mismo atiende en exclusiva el magistrado José Ignacio Villaplana.

La presión sobre Núñez es alta. Hace dos meses la Fiscalía Anticorrupción denunció a Núñez ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que la sancione por “desatención y retrasos injustificados” en las investigaciones que dirige. Si prospera la denuncia de Anticorrupción, Núñez podría ser sancionada con una multa de 501 a 6.000 euros o ser suspendida, trasladada o apartada de la carrera judicial por falta muy grave.

La petición del decanato sevillano, firmada por el titular del Juzgado 14 de Instrucción, Manuel Centeno, dado que el juez decano Francisco Guerrero está de vacaciones, se elevará al Pleno del TSJA, que decidirá si designa un juez de refuerzo mientras dure la baja de Núñez. En caso de que esta no regrese al juzgado, se abrirá un concurso para la titularidad del órgano. “El juzgado está cojo y era insostenible. En julio Villaplana estuvo tomando declaraciones, pero una cosa es tramitar causas y otra muy diferente es resolver un recurso de reforma”, matizan fuentes cercanas al juzgado que piden anonimato. Villaplana es el magistrado de refuerzo del juzgado y ahora debe empaparse de sumarios astronómicos y complejos con miles de folios y cientos de imputados.

Desde que en 2011 arrancó la macrocausa de los ERE, por el Juzgado 6 de Sevilla han pasado hasta siete magistrados —varios de ellos sustitutos— dada la gran carga de trabajo que soporta. La juez Mercedes Alaya, antecesora de Núñez, también se dio de baja por neuralgia del trigémino. El destino de Núñez depende ahora de su salud y de la decisión del instructor del expediente disciplinario abierto por el Poder Judicial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información