Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico prevé que la cumbre del G7 en Biarritz colapse la frontera

La DGT insta a evitar el paso fronterizo por País Vasco del 23 al 26 de agosto

trafico
Varios coches hacen cola en el peaje de Martonell de la AP-7.

La celebración en Biarritz, entre el 25 y el 26 de agosto, de la cumbre del G7, va a suponer un importante trastorno para los usuarios de las carreteras vascas, especialmente aquellos que necesitan cruzar la frontera con Francia. Al típico trasiego estival se sumaran múltiples controles policiales por motivos de seguridad en ambos lados de la frontera, que pueden dificultar mucho la circulación. Por ello, Dirección General de Tráfico ha preparado un plan operativo especial para hacer frente a las retenciones y bloqueos que se prevén en los pasos fronterizos entre el país galo y Euskadi e insta a los conductores a evitar la zona en ese fin de semana de agosto.

En Biarritz, que se encuentra a tan sólo 20 kilómetros de Irún, se reunirán Donald Trump (Estados Unidos), Boris Johnson (Reino Unido), Angela Merkel (Alemania), Justin Trudeau (Canadá), Shizo Abe (Japón), Giuseppe Conte (Italia) y el anfitrión, Emmanuel Macron (Francia), además de autoridades de la Unión Europea y países invitados, como Chile o España. El despliegue policial para garantizar la seguridad en la frontera sera fuerte: Interior prevé movilizar a 1.000 agentes, entre Guardia Civil y Policía Nacional. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ya se reunió con autoridades francesas en Hendaya el pasado mes de julio para perfilar los detalles.

El fin de semana de la cumbre coincide con varias circunstancias que provocan que la DGT tema una gran intensidad de tráfico. Es fin de semana de verano, en los que los desplazamientos de duplican respecto al resto de la semana, y además coincide con el retorno de miles de emigrantes marroquíes y portugueses que vuelven a sus países de residencia después de las vacaciones. El año pasado, sin G7 de por medio, ya pasaron más de 200.000 coches por los pasos fronterizos vascos en ese fin de semana.

El fuerte despliegue de seguridad se debe en parte a la celebración de una contracumbre, convocada por organizaciones altermundialistas como Alternatives G7 o la vasca Ez-G7. Par el día 13 de agosto está convocada una primera gran marcha contra el G7 en Biarritz. Dos días después, se comenzará realmente con la contracumbre, que cuenta con una zona de acampada en Irún para acoger a los manifestantes que lleguen desde todo el globo y donde impartirán charlas y talleres. Una vez lleguen los líderes mundiales, está prevista una gran marcha de Irún a Hendaya. Y el 25 llegará el plato fuerte, ya que se ha hecho un llamamiento a la desobediencia civil para bloquear los accesos a los puntos neurálgicos de la cumbre.

La DGT ha propuesto una serie de alternativas de ruta, que se pueden ver en este mapa. Todos los vehículos pesados deberán desviar su tráfico a la AP-7 y pasar a Francia desde Cataluña, aunque también esté previsto el embolsamiento de camiones en áreas de descanso en los principales corredores, si el tráfico no permitiera su circulación. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información