Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PP

Pablo Casado diseña una nueva estructura para el partido y el grupo parlamentario

El líder del PP convoca a la cúpula, dirigentes territoriales, diputados y senadores para cerrar filas en el rechazo a Sánchez y abordar nombramientos

Pablo Casado, durante su intervención en el debate de investidura el pasado lunes en el Congreso. En vídeo, declaraciones del presidente del PP del pasado jueves. Vídeo: Europa Press

Pablo Casado ha convocado este martes a toda la cúpula, diputados, senadores y dirigentes territoriales del PP. El líder de los populares planea cambios en el organigrama del partido y en el grupo parlamentario para reemplazar a Vicente Tirado, Marta González, Andrea Levy y Javier Maroto, que será portavoz en el Senado. La posibilidad de otras elecciones genera dudas en Génova sobre la oportunidad del momento. Pese a estas reticencias internas, fuentes del PP señalan a Cayetana Álvarez de Toledo como nueva portavoz en el Congreso.

En política, tres meses son una eternidad, y en el caso del PP, han supuesto un vuelco total en sus expectativas. Pablo Casado, que el pasado 28 de abril, en su debut en las urnas, cosechaba el peor resultado de las siglas (66 diputados) y se llevó una reprimenda de barones del partido por haberlo “derechizado” es ahora un líder reforzado, que ha limado las voces críticas —muchos de los sorayistas han abandonado las filas— y que ha encontrado en la estrategia y el tono de Albert Rivera una ayuda extra con la que no contaba.

En ese contexto se celebra este martes la junta directiva nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, y al que asiste toda la cúpula, los dirigentes territoriales, diputados y senadores populares. El orden del día es el análisis del panorama tras la fallida sesión de investidura y “la adopción de acuerdos y nombramientos si procede”. Casado expondrá los motivos para no ceder ante el PSOE. En cuanto a la reestructuración, han surgido dudas dentro del partido por la posibilidad de una repetición de los comicios, es decir, de levantar ampollas con nombramientos a unos meses de llamar a filas para la batalla electoral.

El PP tiene pendiente designar a sus portavoces en el Congreso y el Senado. En la Cámara alta sustituirá a Ignacio Cosidó Javier Maroto, empadronado en un pequeño pueblo de Segovia para poder ser elegido senador en Castilla y León. Según los estatutos, podría compaginar ese cargo con el de vicesecretario de organización, al igual que Andrea Levy, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid y vicesecretaria de Estudios y Programas, pero fuentes del PP señalan que si finalmente Casado decide no esperar a una posible convocatoria de elecciones, ambos serían sustituidos en Génova para que puedan volcarse en sus nuevas responsabilidades.

La elección del portavoz en el Congreso es más compleja. Casado pensó desde un primer momento en la que llama “la Messi del PP”, Cayetana Álvarez de Toledo, considerada como parte del ala dura de la formación. Pero los mismos barones que achacaban el batacazo electoral a la “derechización” del partido mostraron sus reticencias y sugirieron otros nombres, como el de Cuca Gamarra, directora de la campaña de las municipales.

Pero tras las elecciones del 26 de mayo, que permitieron al PP conservar poder territorial y recuperar plazas como la de la capital, Casado ha salido reforzado. La dirección del partido sabe que Álvarez de Toledo “va por libre” —por ejemplo, ahora manifiesta abiertamente que ella preferiría ir a elecciones— pero cree que puede ser un buen contrapunto a Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en la Cámara. Sus detractores dentro del PP creen que ese nombramiento restaría credibilidad al discurso moderado que pretende trasladar el partido y que su “forma de expresarse puede generar rechazo”. Eso no ha impedido que Casado la sitúe en dos de las comisiones más importantes del Congreso, que también se constituyen este martes: Constitucional y Justicia.

El núcleo duro

A partir de ahí, el líder del PP jugará con la dirección del grupo parlamentario y el organigrama de Génova para cambiar la estructura y colocar a los nuevos pesos pesados del partido, una nueva generación. Fuentes del PP dan por segura la salida de Vicente Tirado, considerado, en su momento, cuota Cospedal —ya fuera de la política— como vicesecretario de Política Autonómica y Local. Para ocupar esas plazas que quedarían vacantes (las vicesecretarías de Tirado, Maroto y Levy) destacan los nombres de Gamarra, Ana Beltrán y Antonio González Terol. Marta González, vicesecretaria de comunicación, podría ser reubicada y dejar su puesto a Pablo Montesinos, diputado por Málaga. Entre los valores al alza también figuran Guillermo Mariscal y Belén Hoyo.

El núcleo duro de Casado quedaría constituido por vicesecretarios, la dirección del grupo parlamentario, los presidentes de comunidades donde gobiernan y los alcaldes de Madrid y Zaragoza, José Luis Martínez-Almeida y Jorge Azcón, respectivamente.

El presidente popular exhibirá en la junta directiva nacional el pacto en Navarra del PSOE, Geroa Bai y Podemos (pendientes de la abstención de EH Bildu) como la prueba del nueve de que Sánchez no es de fiar y ha elegido socios incompatibles con sus siglas. La posición de Casado es tajante, pero recordará la oferta de pactos de Estado, e incluso de apoyo a los Presupuestos — si Sánchez se comprometiera a no subir impuestos—. La dirección del PP cree que la abstención —sería necesaria también la de Ciudadanos o Podemos— emborronaría su imagen de líderes de la oposición cuando hay dos actores más peleando por el papel (Cs y Vox) y una repetición electoral les ayudaría a aumentar su presencia en el hemiciclo y aumentar sus ingresos, después de que la debacle de abril les haya obligado a hacer despidos.

Levy: "Pedro Sánchez arrasa con España"

“¿Qué le queda a Pedro Sánchez por destruir de lo que conocemos por España, de lo que conocemos como la dignidad política y democrática y lo que conocíamos como el PSOE?”, preguntó este domingo la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, refiriéndose al pacto entre los socialistas, Geroa Bai y Podemos para gobernar Navarra, y que depende de la abstención de EH Bildu.

El PSOE insiste en que en ningún momento se ha sentado a negociar con Bildu, pero Levy aseguró que ese “ignominioso pacto de la vergüenza del PSOE con Bildu” supone “el final de una trayectoria democrática”, “denigra el Estado de derecho y a la nación española”.

Levy recordó la alianza con Ciudadanos y UPN en Navarra, a los que presentó como “las fuerzas constitucionalistas” para unir fuerzas en la comunidad foral. “Ahí sobran las siglas y lo que priman son los intereses generales”, señaló.

El pacto en Navarra será uno de los principales argumentos del PP para negar a Pedro Sánchez la abstención que le piden en un nuevo debate de investidura. “Con este PSOE capaz de pactar con Bildu no vamos a ninguna parte. Sánchez arrasa con España, con el constitucionalismo y con la convivencia de todos los españoles. El PSOE, con estos acuerdos, no tiene nada que ver con el PP para el futuro de España”, añadió Levy.

Por otra aprte, la concejal de Cultura en el Ayuntamiento de la capital se mostró optimista con la posibilida de trasladar a la Comunidad de Madrid el acuerdo alcanzado en Murcia con Cs y Vox. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, asiste este lunes a la ceremonia de toma de posesión de Fernano López Miras como presidente murciano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información