Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bases del PSOE en Navarra avalan el pacto para el Gobierno de coalición

El 89,34% de la militancia ha dado su apoyo al acuerdo con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra

La secretaria general del Partido Socialista de Navarra, María Chivite, junto a la miembro de Geroa Bai, Uxue Barkos, y al secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos. En vídeo, más de un 89% de los socialistas navarros ratifican el acuerdo. EFE | Vídeo:Atlas

El 89,34% de la militancia del PSN-PSOE ha dado su apoyo al acuerdo programático y de gobierno alcanzado por este partido con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra (I-E). El PSN informó de que un 10,16% de los afiliados votó en contra.

Con el refrendo de las bases, la socialista María Chivite telefoneó al presidente del Parlamento navarro, Unai Hualde, para comunicarle su decisión de presentarse a la investidura. El PSN (11 escaños) tiene el apoyo de Geroa Bai (9), Podemos (2) e I-E (1), pero necesita la abstención de EH Bildu para que su candidata salga elegida presidenta en segunda votación, cuando son necesarios más síes que noes (Navarra Suma cuenta con 20 votos).

El líder de Bildu, Arnaldo Otegi, apoyó este domingo la decisión de la dirección del partido en Navarra de “posibilitar la investidura” de Chivite mediante una abstención. Serán los militantes de la coalición independentista quienes decidan en última instancia si facilitan un Gobierno del PSOE en esta comunidad foral o votan en contra. Las bases de EH Bildu en Navarra no han recibido aún una comunicación oficial para convocarles a una consulta "vinculante", aunque esta deberá celebrarse durante esta próxima semana.

Tras la ronda de consultas con los partidos, el presidente del Parlamento podría convocar el pleno de investidura este próximo jueves o viernes. En la primera votación no es previsible que Chivite obtenga la mayoría absoluta requerida (26 votos). En cambio, en la segunda convocatoria le bastaría con obtener más votos a favor que en contra. Ahí es cuando el voto de EH Bildu resultará determinante para que prospere el Gobierno "de progreso" que pretende liderar el PSN.

Los socialistas navarros han formalizado un pacto de gobierno en virtud del cual el PSN asumiría ocho de las 13 consejerías, Geroa Bai gestionaría cuatro y Podemos, dos. I-E no formaría parte del consejo de gobierno, aunque está garantizado el apoyo de su único representante en la Cámara.

Este escenario se iría al traste si las bases de EH Bildu deciden por mayoría votar en contra de la investidura de Chivite. En ese caso, la consecuencia más probable sería la convocatoria de unas nuevas elecciones en Navarra, salvo que los socialistas dieran un giro completo a sus posiciones y optaran por facilitar la llegada al poder de Navarra Suma, la derecha formada por UPN, el PP y Ciudadanos, como sucedió en el conocido como agostazo de 2007.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información