Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos se desmarca de su diputada en La Rioja tras tumbar la investidura

La única parlamentaria de la formación de Pablo Iglesias, que pide tres de ocho consejerías, no apoya la investidura de la socialista Concha Andreu

La diputada regional de UP por Podemos, Raquel Romero, este martes durante el pleno de investidura. En vídeo, la votación. EFE

La candidata socialista a presidir el Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha fracasado este martes en el primer intento de investidura al no contar con el apoyo de la única parlamentaria de Podemos, Raquel Romero. Andreu volverá a intentarlo este miércoles, pero sus posibilidades de salir investida son escasas porque el voto de Romero —quien pide entrar en el Gobierno con tres consejerías a pesar de tener sólo un escaño— sigue siendo determinante. Pablo Iglesias se ha desmarcado de su diputada: “Uno no puede pedir más de lo que los votos le dan”, ha dicho.

En la votación de este martes, en la que requería mayoría absoluta para ser investida, Andreu ha recibido 16 votos a favor —los 15 del PSOE y el de IU— y 17 en contra —12 del PP, cuatro de Ciudadanos y el de Podemos—. El miércoles sólo requeriría mayoría simple (más síes que noes), pero en este caso la situación no varía porque el voto de Raquel Romero sigue siendo clave: tanto si vota en contra como si se abstiene, tumba la elección de Andreu. A esta sólo le vale el sí. Si el bloqueo no se deshace, la Cámara quedará disuelta el 16 de septiembre y se convocarán nuevas elecciones.

“Es un día muy triste para las gentes progresistas de La Rioja”, ha afirmado Romero en su primera intervención, antes de conocerse el resultado de la votación, dando a entender que no había resquicio para alinearse con el PSOE. El discurso ha confirmado los peores augurios para los socialistas. La diputada de Podemos ha dejado claro que no iba a sumarse al resto de las fuerzas de la izquierda para poner fin a 24 años de Gobierno del PP en La Rioja, y ha reprochado a los socialistas su negativa a negociar: “Creen que somos la fuerza subalterna del PSOE. Se equivocan. Podrán amenazar, mentir, pero el voto de Podemos ni se compra ni se vende”, ha subrayado.

Los socialistas ofrecen a Podemos hacerse cargo de “direcciones generales”, cargos intermedios en el Ejecutivo. Pero Romero reclama para Podemos tres de las ocho consejerías del Gobierno autonómico. El secretario general del partido, Pablo Iglesias, se ha desmarcado de esa posición durante una entrevista en LaSexta. “Uno no puede pedir más de lo que los votos le dan”, dijo. Ha alegado que la dirección de Podemos en La Rioja es “autónoma” para decidir sus estrategias —“Yo no mando ahí, no puedo intervenir”, dijo—, pero confió en que el desencuentro se pueda “solucionar” y que el no de Romero “no se vuelva a repetir”.

En su turno de réplica durante la investidura, la diputada de Podemos no se ha apartado, sin embargo, de su negativa: “Nunca vamos a vender ni caro ni barato nuestro voto. Nuestro voto se negocia en una mesa transparente, con luz y taquígrafos. Si quieren gobernar, primero aprendan a negociar. Se han negado a negociar pensando que Unidas Podemos se rendiría y votaría gratis a su candidata”, ha aseverado.

El Parlamento de La Rioja está compuesto por 33 escaños. En las elecciones del pasado 26-M, el bloque de la derecha logró 16 asientos, mientras que la izquierda consiguió 17. Andreu cuenta con el apoyo de los 15 votos del PSOE (cinco más que hace cuatro años), por lo que necesita el apoyo de Podemos e IU, ambos con un representante cada uno tras la ruptura de estas dos formaciones que se presentaron en coalición en los comicios. Los socialistas sí se han asegurado el respaldo de Henar Moreno, de IU, pero no el de Raquel Romero.

La candidata del PSOE ha criticado la intervención “tan lamentable y poco constructiva” de Romero, a quien ha reprochado que no participara en las negociaciones, al frente de las cuales, por parte de Podemos, estuvo Mario Herrera, secretario general en Ciudad Real. Fue él, según ha desvelado Andreu, quien ha formalizado la exigencia de las tres consejerías.

El Gobierno de La Rioja, en manos de Raquel Romero

El futuro del Gobierno de La Rioja está en manos de Raquel Romero, la única parlamentaria de Podemos, a quien miembros de su lista electoral definen como “una recién aterrizada en la política riojana”, de convicciones “muy feministas” y capaz de “soportar mucha presión”. Nacida hace 36 años en Logroño, es licenciada en Periodismo y residía hasta hace pocos meses en Berlín, donde colaboraba con Podemos Exterior. Cuando en marzo pasado fue nombrada cabeza de lista de Unidas Podemos, sin tener experiencia en la política regional, aseguró que su vinculación con el partido se remonta a 2015 y que ha solido participar “activamente” en los debates de Podemos La Rioja, ahora regido por una gestora.

La elección de Romero fue una decisión salomónica que la dirección federal de Podemos adoptó a un mes de las elecciones ante el enfrentamiento interno que se daba entre Javier Garrido y Germán Cantabrana, los dos aspirantes a las primarias que finalmente fueron suspendidas por un juzgado. Romero aceptó tras las elecciones apoyar “gratis” un Gobierno del PSOE que ponía fin a 24 años de hegemonía popular, pero en el transcurso de las conversaciones decidió aumentar sus exigencias. Se dejó llevar por "injerencias externas", aseguran fuentes del PSOE. “Ha estado manejada por sus compañeros de Podemos Castilla-La Mancha, que han sido quienes han dirigido las negociaciones con una estrategia muy agresiva”, asegura Hernar Moreno, de Izquierda Unida y número dos en la lista tras Romero: “De no pedir nada a cambio, de repente, de forma unilateral y a espaldas de Izquierda Unida, exige tres consejerías”. En los círculos de la izquierda riojana no están seguros de que vaya a llevar hasta las últimas consecuencias la frase que lanzó ayer en el debate de investidura: “Mi voto no se regala”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información