Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia europea deja a Puigdemont y Comín fuera del Parlamento de la UE

La cámara comunitaria se constituye este martes en Estrasburgo

puigdemont y comin
Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y Toni Comín, en videoconferencia tras conocerse los resultados de las elecciones europeas.

La justicia europea ha propinado un primer varapalo a Carles Puigdemont y Toni Comín en su intento por tomar posesión de los escaños de eurodiputados. Los dos dirigentes independentistas, fugados en Bélgica desde hace un año y ocho meses, presentaron el viernes un recurso en el que pedían al Tribunal General de la UE que tomara medidas cautelares "contra la decisión del Parlamento Europeo" de impedirles ejercer como eurodiputados desde este martes, cuando se constituirá la Cámara. La corte europea ha desestimado este lunes la petición. "Dado que es indiscutible que los nombres de los demandantes no estaban incluidos en la lista remitida por las autoridades españolas al Parlamento el 17 de junio de 2019, debe estimarse que, a primera vista, los demandantes no habían sido declarados oficialmente electos", ha concluido el presidente del tribunal, el luxemburgués Marc Jaegers.

La decisión no cierra la batalla judicial en Luxemburgo. El abogado Gonzalo Boye ha anunciado que presentarán un recurso, y los jueces deben todavía abordar el fondo de la cuestión. Sin embargo, este primer dictamen europeo supone un golpe a sus intereses, dado que rebate con dureza las tesis defendidas por los letrados de Puigdemont y Comín. El presidente del tribunal ha rechazado que los resultados publicados en el BOE el 14 de junio, en el que sí figuraban los nombres de Puigdemont y Comín como electos, puedan ser considerados la lista oficial, y otorgan esa consideración a la relación enviada poco después por las autoridades españolas a la Eurocámara. Además, concluyen que la cuestión sobre si ambos debían acudir presencialmente ante la Junta Electoral Central para jurar o prometer acatamiento a la Constitución, muy contestada por la defensa de los líderes independentistas, debe ser dirimida por las autoridades españolas. "El Parlamento no puede cuestionar la validez en sí misma de la declaración realizada por las autoridades nacionales", afirma el texto.

La Cámara comunitaria se constituye este martes en Estrasburgo, y tras esta, la siguiente sesión será a mediados de julio, por lo que los letrados de los dirigentes independentistas buscaban obtener un permiso puntual para acceder al escaño mientras el tribunal se pronunciaba sobre el fondo de la cuestión, pero no han tenido éxito en su intento.

La apelación partía de la premisa de que la Eurocámara niega tanto a Puigdemont como a Comín su derecho a ser europarlamentarios, una idea que el presidente del Parlamento Europeo rechaza. En una carta remitida el viernes, Tajani trasladó esa responsabilidad a las autoridades españolas y alegó que se limitó a cumplir con el procedimiento: no puede tratarles como eurodiputados porque sus nombres no figuraban en la lista de parlamentarios electos enviada por la Junta Electoral Central. 

El pasado 17 de junio los candidatos que obtuvieron un escaño en las elecciones europeas del 26 de mayo debían acudir al Congreso de los Diputados para acatar la Constitución. No asistieron Puigdemont y Comín, números uno y dos de Junts per Catalunya en las europeas, y su abogado, Gonzalo Boye, trató sin éxito de recoger sus actas con un poder notarial. La Junta Electoral Central (JEC) estima obligatorio realizar el trámite presencialmente, con lo que sus plazas quedaron vacantes y sus nombres no aparecen en la lista que llegó a Bruselas.

La misiva de Tajani fue la respuesta a varios correos electrónicos que Puigdemont y Comín le enviaron, a través del eurodiputado del PDeCAT Ramon Tremosa, exigiéndole que actuara para garantizar su derecho a ser eurodiputados. Aparte de la carta y de la prohibición de obtener la credencial temporal a todos los eurodiputados españoles hasta tener el listado definitivo, el Parlamento Europeo se ha desvinculado en todo momento del proceso al estimar que, aunque las elecciones se celebran en toda la UE, la legislación que rige los comicios es nacional.

El Consell de la República, denominación con la que Puigdemont bautizó al organismo que creó en Bélgica para coordinar desde Waterloo la internacionalización del procés, ha convocado este martes en Estrasburgo una concentración para protestar por la ausencia de Puigdemont y Comín del hemiciclo. La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural participarán en la movilización, a la que se espera que acudan unas 6.000 personas en 80 autocares y dos vuelos chárter. La gran incógnita es si Carles Puigdemont acudirá al encuentro. El expresidente catalán no ha pisado Francia desde que escapó al exterior al considerar el país liderado por Emmanuel Macron como menos favorable para sus intereses judiciales en caso de que la justicia española reactive una euroorden en su contra. Y la resolución de este lunes, que le niega las medidas cautelares para ser eurodiputado, vuelve más improbable su presencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información