Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos reclaman a Sánchez un Gobierno de izquierdas tras reunirse con Unidas Podemos

UGT y CC OO piden "un Ejecutivo estable y progresista que revierta las reformas laboral y de pensiones"

Desde la izquierda, Unai Sordo, secretario general de CCOO; Pepe Álvarez, secretario general de UGT, y Pablo Iglesias, líder de Podemos, este lunes.

Los sindicatos quieren que el próximo Gobierno sea "progresista", "estable" y en el que Unidas Podemos tenga un papel importante. No dan el paso de hablar de un Ejecutivo de coalición ni entran al detalle de si debe o no haber ministros de la formación de Pablo Iglesias. "El sindicato no está para determinar como se tiene que configurar un Gobierno", ha zanjado el líder de CC OO, Unai Sordo. Pero tanto Sordo como Pepe Álvarez, de UGT, sí que piden un programa de izquierdas que guíe las actuaciones del próximo Ejecutivo en el que se plasme la derogación de "las reformas laborales y de pensiones del PP" con la participación de Unidas Podemos.

La sintonía entre las dos centrales mayoritarias y Unidas Podemos en la reunión que han mantenido este lunes ha sido total. El encuentro se ha celebrado a petición de la coalición de Iglesias, que ya el viernes pasado se reunió con grupos ecologistas. La intención de estos encuentros es buscar el respaldo de organizaciones civiles y sociales progresistas en las negociaciones con el PSOE para formar el próximo Gobierno. Mientras, los socialistas exigen públicamente que Podemos responda a su oferta de obtener solo cargos intermedios y no ministerios.

"No nos gustaría ir a una situación como la anterior, en la que siempre estaba todo a punto de aprobarse, pero no hemos sido capaces de plasmarlo en el Boletín Oficial del Estado", ha señalado Álvarez, de UGT, en referencia al PSOE. El sindicalista hablaba de lo sucedido tras la moción de censura, cuando el Gobierno no pudo sacar adelante proyectos y acuerdos que compartían ambas centrales: derogación de parte de la reforma laboral y de pensiones, principalmente. 

Esto llevó a CC OO y UGT a reclamar este martes "un Gobierno progresista que parta de un acuerdo fuerte entre el Partido Socialista y Unidas Podemos con medidas de impacto contra la desigualdad y la precariedad", en palabras de Sordo. "La configuración de ese programa para un Gobierno fuerte con la participación de Unidas Podemos es fundamental", ha abundado Álvarez, aclarando después que se refiere al programa y no a la entrada de Unidas Podemos en el Ejecutivo, algo que "tiene a otros protagonistas que no son las organizaciones sindicales".  

La agenda que exigen los sindicalistas está en plena consonancia con lo que ha afirmado Iglesias al terminar la reunión. "Estamos dispuestos a poner todo lo que esté en nuestra mano para que ese Gobierno de izquierdas con garantías de políticas sociales sea posible, estable y viable lo más pronto posible", ha especificado. 

Sobre la negociación que mantienen con el PSOE, Iglesias reprochó de forma indirecta las últimas exigencias socialistas: "Una negociación es algo serio, eso quiere decir que las propuestas que se hacen a los socios de gobierno no se deben hacer a través de los medios de comunicación y con ultimátum".

Hablaba Iglesias de las declaraciones del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en las que instaba a Unidas Podemos a renunciar a estar representado en el Consejo de Ministros, una cuestión capital para los morados, y conformarse con cargos intermedios en un gobierno conjunto que los socialistas insisten en denominar de cooperación en vez de coalición. La dirección del partido en el Gobierno sostiene que ya se ha movido lo suficiente desde su posición inicial de gobernar en solitario. “Esgrimir los escaños logrados para obstruir la gobernabilidad supone boicotear los resultados expresados en democracia”, ha afirmado Ábalos en una reflexión que engloba tanto al PP como a Ciudadanos y Unidas Podemos, informa José Marcos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información