Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior da la semilibertad a un preso etarra gravemente enfermo

Prisiones aplica a Otxoa de Eribe unnuevo protocolo que suaviza los criterios para remitir al juez el expediente para estudiar la excarcelación

Un manifestante contra la dispersión de los presos de ETA.
Un manifestante contra la dispersión de los presos de ETA.

El Ministerio del Interior acordó ayer conceder por razones humanitarias el tercer grado penitenciario o régimen de semilibertad al etarra José Ángel Otxoa de Eribe Landa, de 61 años, recluido en la prisión de Castellón I. Otxoa de Eribe, condenado a 30 años por tentativa de asesinato y estragos, sufre una grave enfermedad en estado terminal, según fuentes jurídicas. Su expediente será remitido a juez central de Vigilancia Penitenciarias, José Luis de Castro, para que decida una eventual puesta en libertad condicional.

Instituciones Penitenciarias ha aplicado con Otxoa de Eribe el protocolo que aprobó en diciembre que fija nuevos criterios para decidir qué expedientes de presos con enfermedades “muy graves” remite a los jueces para que estudien su excarcelación. En 2017, el Gobierno del PP lo había endurecido para que solo se tuvieran en cuenta criterios temporales. Con el nuevo protocolo, se valora también la calidad de vida.

Traslados

Otxoa de Eribe no es el primer preso etarra gravemente enfermo que ve mejorada su situación tras el cambio de la política penitenciaria decidido por la llegada de Pedro Sánchez al poder hace ahora un año. En septiembre, Prisiones trasladó desde la cárcel de Almería a la de Zuera (Zaragoza) a Kepa Arronategi —condenado a más de 158 años de prisión, entre otros delitos, en el intento de asesinato del rey Juan Carlos en el Guggenheim de Bilbao en octubre de 1997— precisamente por su estado de salud.

En abril, el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional autorizó la excarcelación por motivos de salud del preso de ETA Aitzol Gogorza, quien padece una enfermedad mental grave e incurable. Gogorza, que llevaba 20 años en prisión, estaba ya entonces ingresado en un hospital y cumplirá el resto de la pena en su domicilio sin poder salir bajo el estricto control de un dispositivo telemático.

También ayer, Instituciones Penitenciarias acordó el traslado desde el Centro Penitenciario de Murcia I a la prisión de Zuera (Zaragoza) de Ekaitz Samaniego Curiel, en prisión desde enero de 2012 para cumplir una condena de ocho años de cárcel por delitos terroristas de violencia callejera. A Samaniego le queda poco más de un año para extinguir su condena. Con este último movimiento, Prisiones ha trasladado a cárceles próximas al País Vasco a 27 presos de ETA desde que Sánchez llegó al Gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información