Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez excarcela a un preso de ETA enfermo y le prohíbe participar en homenajes

Aitzol Gogorza permanecerá primero en un hospital de Gipuzkoa y, cuando mejore, en su domicilio sometido a control telemático

El etarra Aitzol Gogorza, en una imagen de archivo.
El etarra Aitzol Gogorza, en una imagen de archivo.
Madrid / San Sebastián

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha autorizado la excarcelación por motivos de salud del preso de ETA Aitzol Gogorza, quien padece una enfermedad mental grave e incurable, según detallan fuentes jurídicas. Gogorza, que lleva 20 años en prisión, cumplirá el resto de su condena en el hospital donde está actualmente ingresado y, cuando sea dado de alta, en su domicilio sin poder salir bajo el estricto control de un dispositivo telemático.

En el auto en el que ordena su salida de prisión, y al que ha tenido acceso EL PAÍS, el magistrado impone cinco condiciones al recluso para no volver a prisión, entre ellas que no participe "de forma directa o indirecta" en actos de apoyo a la organización terrorista o sus reclusos, o que puedan suponer "desprecio, agravio o daño a las víctimas del terrorismo". El juez ha tomado la decisión a propuesta de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Basauri (Bizkaia), donde estaba recluido Gogorza, y con el respaldo de la Fiscalía.

El preso de ETA —que era uno de los reclusos de la banda para el que las asociaciones de apoyo a los presos y sus familiares reclamaban desde hace tiempo su excarcelación por su estado de salud— estaba recluido en segundo grado penitenciario u ordinario, pero llevaba tiempo ingresado en la Unidad de Agudos del Hospital Universitario Donostia, de San Sebastián, ante el empeoramiento de su salud. La decisión del juez supone, por tanto, que cuando mejore su estado no volverá a prisión, sino que podrá desplazarse a su domicilio familiar, en Rentería (Gipuzkoa), donde deberá permanecer "de manera continuada" con "un dispositivo de control y seguimiento telemático".

De hecho, solo podrán salir de la vivienda para acudir a médico, si debe ingresar de nuevo en el hospital "o para el desarrollo de actividades terapéuticas" previamente autorizadas. "No podrá abandonar el territorio nacional sin autorización expresa", recalca el juez Castro en su auto, en el que detalla que Gogorza seguirá clasificado en segundo grado, aunque se le aplicará el artículo 100.2 del Régimen Penitenciario, que flexibiliza las condiciones de cumplimiento de la condena.

Gogorza fue detenido en 1999 en un control de carreteras cerca de la localidad de Mont-de-Marsan, al sur de Francia. Tras cumplir una condena en este país, fue extraditado a España, donde la Audiencia Nacional le condenó en junio de 2005 a 20 años de prisión por el intento de asesinato del funcionario de la prisión de Martutene (San Sebastián) Juan José Baeza, quien resultó gravemente herido de un disparo en el cuello. En octubre de 2015 el Parlamento Vasco, con los votos a favor de EH Bildu y el PNV, solicitó la excarcelación del etarra debido a la enfermedad mental "grave e incurable" que padece.

Sare y Etxerat, dos colectivos de apoyo a los presos etarras y sus familiares, han aprovechado la excarcelación de Gogorza para reclamar también la salida en prisión de otros 20 presos de la organización terrorista que consideran gravemente enfermos. El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga también ha abogado por extender este criterio al resto de reclusos con un precario estado de salud. Para Arzuaga, estas excarcelaciones constituyen "una salida digna y razonable, ya que hacen posible que reciban el tratamiento médico que necesitan".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información