Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una masa de aire polar tumba las temperaturas hasta 15 grados por debajo de lo normal

La nieve hará acto de presencia en cotas bajas para estas fechas: 1.200 metros en la cordillera Cantábrica y 1.400 en Pirineos

Un hombre camina por el paseo marítimo de A Coruña el pasado día 6. EFE

El 40 de mayo se alarga este año hasta el 46, con temperaturas más propias de abril que de mitad de junio hasta el fin de semana. Este martes se ha producido un brusco y fuerte descenso de las temperaturas, que serán lo que queda de semana significativamente más bajas de lo normal para esta época del año. Se notará sobre todo hoy, con "las máximas entre 5 y 15 grados por debajo de lo habitual dependiendo de la zona y hasta 10 grados las mínimas", precisa Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Esta noche, en numerosos puntos de la mitad norte del país se bajará de cinco grados, incluso de bajo cero. Las temperaturas subirán el sábado y el domingo se situarán ya en valores normales, avanza el experto.

La bajada de este martes es de hasta ocho grados, sobre todo en el centro y este peninsular, a causa de "la llegada de vientos de latitudes muy altas, prácticamente por encima del Círculo Polar, que van a enfriar la atmósfera", lo que, sumado a otros factores como los cielos despejados y el viento en calma, harán que se den "condiciones muy propicias para que las temperaturas caigan mucho de noche", explica Del Campo.

Se esperan valores bajos, con temperaturas nocturnas en muchos puntos de la mitad norte por debajo de cinco grados el martes, el miércoles y el jueves e incluso heladas, "poco habituales para estas alturas del año", en los entornos de la cordillera Cantábrica, Pirineos y sistema Ibérico. "Las mínimas estarán entre cinco y 10 grados por debajo de lo habitual en el centro, el sur y la mitad norte, con zonas puntuales de los Pirineos a entre 10 y 15 grados por debajo", indica el portavoz, que anuncia que la madrugada del martes al miércoles será "especialmente fresca", con mínimas en la zona del alto Ebro que pueden batir sus récords de junio.  

"Será una de las noches más frías de junio en muchos años", vaticina el portavoz de la Aemet, que destaca los casos de Soria, Pamplona y Burgos, muy claramente por debajo de sus valores normales. "En Soria se esperan entre 1 y 2 grados, cuando su récord es 0; en Logroño entre 5 y 6, con un récord de 4.8; y en Pamplona, entre 4 y 5, con récord en 2.6", anota. La mínima en otras capitales de provincia será de unos 3 grados en Burgos, 3/4 en Ávila, 1/2 en Soria, 4 en Cuenca, 2 en León y Palencia, 1 en Teruel... Y fuera de las capitales, aún bajará más: "En el Pirineo leridano habrá heladas de entre 0 y 2 grados, en zonas de la provincia de Soria se bajará de cero grados por ejemplo en Ucero, donde se espera entre 0 y -1. En puntos de Cuenca habrá heladas de -1".

"Las máximas más bajas se producirán hoy, con entre 5 y 10 grados por debajo en la mitad norte y entre 10 y 15 en una zona entre Aragón, Castilla y León y Castilla y La Mancha", subraya Del Campo, que pone como ejemplo los 15 grados como mucho que marcarán los termómetros en Pamplona y Soria, cuando lo normal son 25 en el primer caso y 23/24 en el segundo. En el resto del país, los valores se acercan más a la normalidad, aunque frescos. La aldea gala del calor se situará en Murcia y Almería, con 30/32 grados; Málaga, también con 32 porque sopla el Terral, y el valle del Guadalquivir, con 30.

A partir de mañana subirán las máximas y el miércoles será un día más templado, pero los valores seguirán siendo bajos para la mitad de junio. "Las temperaturas estarán cinco grados por debajo de lo normal en el norte y entre 5 y 10 en Galicia. En el resto del país algo por debajo", avanza el meteorólogo, que añade que el jueves también hará "fresco" tanto de día como de noche y se producirán de nuevo heladas en zonas altas de montaña. "El viernes las temperaturas se irán normalizando, aunque las mínimas seguirán por debajo de lo habitual en la mitad oeste", concluye Del Campo, que recomienda tener el sayo a mano hasta el 46 de mayo, sobre todo en la mitad norte. "El sábado empiezan a subir las temperaturas y el domingo ya tendremos 32 grados o mas en buena parte del sur y en el valle del Ebro", pronostica el portavoz, que apunta a que el calor volverá a comienzos de la semana que viene. "No será un calor espectacular, pero sí más de 35 grados en muchas zonas, algo por encima de lo que corresponde", concluye.

Junto al frío, también habrá algunas lluvias estos días. Aunque en gran parte del país los cielos estarán despejados, una borrasca situada al norte del Cantábrico ejercerá su influencia este martes y dejará precipitaciones en las comunidades cantábricas, Pirineos y noreste peninsular  —Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y Baleares—. Las lluvias pueden ser fuertes y acompañadas de tormentas en el Cantábrico oriental y en Cataluña.

Como bajan las temperaturas, la nieve hará acto de presencia en zonas relativamente bajas para estas fechas cercanas al verano, con una cota situada en 1.200 metros en la cordillera Cantábrica y 1.400 en Pirineos. A lo largo de la semana, las lluvias irán remitiendo, de forma que puede llover algo en el extremo norte y también en la mitad oriental del país, es decir, de Madrid al Mediterráno, donde se puedes producir lluvias débiles. De cara al fin de semana, el agua desaparece y el ambiente se quedará veraniego.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información