Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La bajada de impuestos en Andalucía supondrá 235 millones menos de recaudación en cuatro años

El Gobierno de PP y Cs elimina el impuesto de sucesiones y rebaja en tres puntos el IRPF del tramo autonómico a las rentas más altas

El portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo.
El portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. Europa Press

"Quédense con estas siglas, BMI: Bajada Masiva de Impuestos", dijo en noviembre el entonces candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en un debate televisivo durante la campaña de las elecciones autonómicas andaluzas. Nadie, en ese momento, creía que Moreno tuviera posibilidad de ser el sexto presidente andaluz, pero el pacto de coalición con Ciudadanos y el apoyo de investidura de la extrema derecha de Vox lo encumbró a la jefatura del Gobierno. Cuatro meses después de esa promesa, que sonaba a cháchara electoral, el Gobierno andaluz aprobó este martes una rebaja fiscal que supondrá un impacto en la recaudación durante los cuatro años de legislatura de 235 millones de euros.

La iniciativa forma parte de las 21 medidas comprometidas por PP y Ciudadanos para los primeros 100 días de gobierno, que se cumplen el próximo 2 de mayo. También está escrito en el pacto firmado por el PP y Vox que garantizó la investidura de Moreno. La aplicación de las rebajas fiscales será progresiva, aunque los 3,7 millones de contribuyentes andaluces no verán reflejada esa disminución hasta el 2020, cuando hagan la declaración de la renta de 2019. Y no será hasta casi el final de la legislatura cuando la disminución de recaudación por impuestos se vea reflejado en el Presupuesto autonómico.

El decreto ley aprobado este martes y que entra en vigor el jueves actúa sobre los tributos cedidos: impuesto de sucesiones y donaciones; el tramo autonómico del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF); impuestos de transmisiones patrimoniales onerosas y actos jurídicos documentados, limitados en su aplicación a las 130.000 familias numerosas que existen en Andalucía (a partir de tres hijos); y la compra de inmuebles por parte de empresas y autónomos.

El impuesto de sucesiones para cónyuges y familiares directos (padres, hijos, abuelos) a partir de un millón de euros será bonificado en un 99% lo que implica su práctica desaparición. Las herencias de hasta un millón de euros ya estaban bonificadas, gracias a una reforma fiscal aprobada por el anterior gobierno socialista. Las donaciones solo tributarán el 1%. "Si un padre dona a su hijo 10.000 euros hasta ahora pagaba 782 euros, pero a partir de la entrada en vigor del decreto, el próximo jueves, costará 7,8 euros", afirmó el consejero de Hacienda, Juan Bravo, que admitió que la mayoría de las donaciones no se declaran.

La reforma del IRPF reduce de ocho a cinco los tramos de la escala autonómica. Las rentas más altas (a partir de 120.000 euros) serán las más beneficiadas ya que el tipo impositivo máximo pasa del 25,5% al 22,5%, el mismo que el que existía para las rentas a partir de 60.000 euros, que bajan un punto. Los tramos comprendidos entre 35.200 y 60.000 euros pasan de tributar del 19% al 18,5%. Y los de 20.200 hasta 35.2000 euros se tributará al 15%. El primer tramo de la renta pasará del 10% al 9,5%. La escala autonómica se igualará a la escala estatal.

Estas reducciones se harán a lo largo de los cuatro años de legislatura. Según los cálculos de Bravo, el impacto en la recaudación supondrá unos 150 millones de euros por IRPF y se notará a partir de 2021, ya que la liquidación a las comunidades autónomas por este concepto se efectúa dos años después.

La rebaja también se dirige para la compra de vivienda que no superen los 180.000 euros por parte de las familias numerosas (unas 130.000). En el caso de la vivienda de segunda mano, el impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas pasa del 8% al 3,5%, mientras que si se trata de una vivienda nueva los Actos Jurídicos Documentados pasan del 1,5% al 0,1%.

También se reduce el tipo impositivo para la compra de inmuebles por parte de empresas y autónomos (del 2% al 1,5% en escrituras y documentos notariales).

El consejero de Hacienda estimó que, a lo largo de la legislatura, la bajada de la recaudación por tributos cedidos (sucesiones, transmisiones y actos jurídicos documentados) alcanzará los 85 millones de euros, mientras que la rebaja del IRPF supondrá unos 150 millones. Desde el Colegio de Economistas de Sevilla discrepan del monto de esa cifra. "Solo en donaciones en 2018 se recaudaron 12.200.000 euros, y por sucesiones en el segundo semestre 17 millones, esa proyección a nosotros nos hace pensar que el impacto de la recaudación en un año debería estar en torno a los 35-40 millones de euros, solo por el impuesto de Sucesiones y Donaciones", indica José Parra, fiscal del Colegio de Economistas.

Según los datos facilitados por el Colegio General del Notariado, hasta el segundo trimestre de 2018, en Andalucía se realizaron 32.708 herencias, el 14,7% del total en España. En cuanto a donaciones, hasta la misma fecha, se llevaron a cabo 4.999, un 4,8% de todas las que se declararon en el país. (La Junta cifra en 8.507 el total de donaciones en todo 2018).

Debate fiscal

El Gobierno justificó la bajada de impuestos en la necesidad de "acabar con el infierno fiscal de impuestos injustos" que, en opinión del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, sufren los andaluces. "Andalucía es la comunidad con los impuestos más altos de España y hay que darle la vuelta a esta situación", subrayó. La teoría del bipartito andaluz es que así se atraerá más inversiones y se generará más empleo, aunque la capacidad de la comunidad para actuar en el impuesto de sociedades es nula.

"Ninguna de estas medidas tiene una vinculación directa con la atracción de inversión", explica Parra. "La bonificación al 99% para las donaciones no está ligada a la continuidad de las empresas. La reducción del tipo impositivo del impuesto de Actos Jurídicos Documentados para la adquisición de inmuebles, disminuye el coste de la compra de un local o una nave, pero eso incentiva el ahorro, pero la decisión de invertir no viene determinada por esa rebaja en medio punto. De igual manera, la reducción de los tipos impositivos en los tramos del IRPF favorece el que haya más renta disponible y estimula el consumo, pero no necesariamente el ahorro o la inversión", detalla.

Hacienda, por el contrario, está más preocupada con aclarar y simplificar la maraña burocrática que implica la apertura de nuevos proyectos. También por el control exhaustivo del gasto. De hecho, el consejero de Hacienda ha regalado a todos los miembros del Gobierno una tarjeta plastificada (pagada de su propio bolsillo) con un céntimo para que recuerden que incidan en el ahorro de partidas superfluas. En su consejería se ha prescindido del agua mineral que costaba al año 400 euros.

El camino de la bajada de impuestos lo empezó a recorrer en la anterior legislatura el Gobierno presidido por la socialista Susana Díaz con el apoyo de Ciudadanos, su entonces socio de investidura. Los socialistas elevaron de 170.000 a 250.000 euros el mínimo exento en las herencias de parientes directos. Para el Presupuesto andaluz de 2018, que es el que ahora está en vigor al estar prorrogado, PSOE y Ciudadanos acordaron elevar el mínimo exento a las herencias de padres a hijos de hasta un millón de euros, del que se beneficiaron el 95% de las herencias. Por encima de esa cantidad solo se contribuye por el excedente. El impacto de esta medida en la recaudación andaluza fue de unos 90 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >