Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moreno anuncia el fin del impuesto de sucesiones para el 9 de abril

El presidente de la Junta de Andalucía llevará a cabo la medida mediante un decreto ley

Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, este lunes en Málaga.
Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, este lunes en Málaga. EFE

El presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juan Manuel Moreno, ha puesto fecha a una de las medidas estrellas del programa de Gobierno, pactado con Ciudadanos, y avalado por Vox: la supresión al 99% del impuesto sobre sucesiones y donaciones. La eliminación tendrá lugar el próximo 9 de abril y se hará a través la fórmula de un decreto ley.

La decisión fue avanzada en el primer Consejo de Gobierno que el nuevo ejecutivo celebró en Antequera (Málaga) el pasado 26 de enero y entonces no se concretaron el alcance, la forma en la que se desarrollaría, ni los plazos. La semana pasada, Moreno concretó que sería en pocas semanas y esta mañana, durante un foro en Málaga organizado por Diario Sur, ha confirmado que será el martes de la semana próxima. "Estoy en condiciones de decir que el martes que viene [9 de abril] se aprobará por decreto el fin del impuesto de sucesiones y donaciones", ha avanzado el presidente andaluz. 

La bonificación al 99% afectará únicamente a las herencias entre cónyuges, padres, hijos y nietos —dejando al margen las indirectas que son la vía que mayores ingresos proporciona a las arcas autonómicas, suponiendo el 66,3% de la recaudación, según datos facilitados por el Colegio de Economistas de Sevilla—. Según las estimaciones de la Consejería de Hacienda, la supresión tendrá un impacto de unos 37 millones de euros y beneficiará a unas 10.000 personas. La recaudación acumulada en 2017 por este tributo fue de 364.207.325 millones de euros, según las estadísticas de recaudación tributaria publicadas por la Junta.

La medida, ha defendido Moreno, impedirá el éxodo fiscal de andaluces a otras comunidades autónomas. El Gobierno de la Junta ha optado por aprobar esta norma a través de un decreto ley, una fórmula que obliga a justificar su urgencia y necesidad y que debe ser aprobada en el Parlamento. No tendrá problemas en superar el trámite en la Cámara ya que contará con los apoyos de Ciudadanos y Vox, firmes defensores de la misma. No obstante, en los debates tendrán que hacer frente a los argumentos de PSOE y Adelante Andalucía que cuestionarán la urgencia de una medida que afecta al 1,5% de la población de la comunidad que hereda más de un millón de euros, según los datos facilitados por el Colegio Profesional de Economistas de Sevilla.

“Desde el punto de vista de la activación de la economía, el efecto será muy escaso, por cuanto que las decisiones de inversión empresarial no vienen condicionadas por la tributación en este impuesto y la sucesión empresarial está bonificada al 99% desde hace años en Andalucía”, explica José Parra Casado, presidente de la comisión de fiscalidad del Colegio Profesional de Economistas de Sevilla. Tanto el PSOE como la coalición de Podemos e IU en Andalucía han venido criticando el cargado bagaje ideológico de la supresión que, entienden, solo beneficia a una minoría de ciudadanos, los más ricos.

Ciudadanos ha hecho de la reducción de los tramos impositivos del impuesto de sucesiones y donaciones una prioridad y en las comunidades en las que tiene acuerdos de investidura o de Gobierno ha logrado rebajar la tasa. En Andalucía consiguió arrancar al PSOE la exención para las transmisiones hasta un millón de euros, vigente desde 2018

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >