Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familiares de presos de ETA piden por primera vez “disculpas sinceras” a las víctimas

Etxerat tiende la mano a los damnificados de la banda terrorista “de manera sincera, movidos por el compromiso por la paz y la convivencia”

Un manifestante contra la dispersión de los presos de ETA.
Un manifestante contra la dispersión de los presos de ETA.

Los familiares de presos de ETA han expresado este viernes sus "más sinceras disculpas" a las víctimas de la banda terrorista si con su "distancia" han podido "contribuir más al dolor que deben afrontar por la pena de haber perdido a su familiar de forma violenta". Es la primera vez que el colectivo Etxerat, que agrupa a allegados de los reclusos etarras, se manifiesta en estos términos y pide perdón a las víctimas.

"Expresamos nuestras más sinceras disculpas porque, sin ser conscientes de ello, hayamos podido, con nuestra distancia, contribuir más al dolor que deben afrontar las víctimas de ETA por la pena de haber perdido a su familiar de manera violenta", han asegurado los portavoces de Etxerat Peru del Hoyo e Ibon Garate durante la lectura de una declaración como "aportación a la convivencia". Los representantes del colectivo no han aceptado preguntas de los periodistas.

Etxerat señala en su manifiesto que "muchas víctimas de ETA están dando un paso adelante" al posicionarse públicamente a favor de "una nueva política penitenciaria". "Queremos agradecerles sinceramente su empatía hacia nuestro sufrimiento y que lo hayan hecho desde la generosidad, sin esperar nada a cambio. También nosotras y nosotros queremos aportar en ese reconocimiento mutuo. Lo hacemos de manera sincera, movidos por el compromiso por la paz y la convivencia", han manifestado.

"Sin pretender establecer equidistancia entre sufrimientos, queremos transmitir hoy que conocemos el sufrimiento en carne propia y ello nos hace reconocer el vuestro", han asegurado ambos portavoces.

Los familiares de los presos de ETA (actualmente 259) aseguran que este colectivo "reconoce, repeta y empatiza con todas las víctimas de las diferentes expresiones de violencia", y citan expresamente "a las víctimas de ETA, a las de los Comandos Autónomos, a las del terrorismo del Estado, a las víctimas de actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español, a las víctimas de torturas". Etxerat les tiende la mano, especialmente, "a aquellas a quienes por acción u omisión hayamos podido, aún sin pretenderlo, contribuir a acentuar su dolor".

También han recordado a las 16 familias que "han perdido a un familiar en accidente de tráfico por causa de la dispersión", así como a las 31 familias que "han perdido a un ser querido víctima de la política penitenciaria".

Covite, el colectivo de víctimas presidido por Consuelo Ordóñez, no dará credibilidad al gesto de Etxerat hasta que esta asociación condene el terrorismo de ETA. En un comunicado, Ordóñez ha instado a Etxerat a "desmarcarse de la línea oficial de la izquierda abertzale y a repudiar a ETA". "Es necesario condenar con contundencia el terrorismo de la banda antes de pedir disculpas a las víctimas", ha aclarado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >