Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV rechaza el ‘superdomingo’ y pide que se acabe ya “la bronca”

"Todo aboca a un final más o menos abrupto de la legislatura", afirman los nacionalistas vascos

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso.
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso.

El PNV ha sido en este caso un socio leal del Gobierno de Pedro Sánchez hasta el final, como bien le agradeció este miércoles en el debate final de la derrota de los Presupuestos la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a su portavoz parlamentario, Aitor Esteban, que tuvo la intervención más conciliadora de la tensa jornada. El PNV no quería ni que fracasaran los Presupuestos ni quiere ahora elecciones.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, aún opinaba este miércoles que el Gobierno podría haber intentado gobernar más tiempo con las cuentas de Mariano Rajoy prorrogadas, pero constató que ya "todo aboca a un final más o menos abrupto de la legislatura" y lo achacó al clima de "bronca política". Ortuzar concluyó que ahora "sería malo para la democracia que hubiera cinco urnas distintas" el 26 de mayo y apostó porque se fije la fecha de las generales lo más "alejada posible".

Aitor Esteban, en el debate, también lamentó lo imposible del diálogo en estas circunstancias de "bronca", pidió que se acabe con ese ambiente y arremetió con dureza contra PP y Ciudadanos, a los que culpó de esa crispación y les retó a que presenten una moción de censura. Esteban negó así que "la patria española esté en peligro", denigró los insultos de Pablo Casado contra el presidente e ironizó con la excusa buscada por esos partidos para desbocar sus críticas: "Han montado un escándalo con alguien que ni siquiera era intermediario pero les habría dado lo mismo un relator o un botijo con agua fresca".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >