Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moreno reserva para el PP una consejería de Familias y la memoria histórica

Elías Bendodo se confirma como consejero de Presidencia y se perfila como el hombre fuerte del PP en el Gobierno andaluz

Juanma Moreno, este lunes durante la rueda de prensa.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha anunciado este lunes la conformación de su nuevo Gobierno, un Ejecutivo bipartito y paritario (seis hombres y cinco mujeres), en el que seis consejerías estarán ocupadas por el PP y cinco, entre ellas la vicepresidencia, por Ciudadanos. Moreno ha anunciado que su prioridad en el primer Consejo de Gobierno, que se reunirá el próximo sábado en Antequera (Málaga), será ordenar la auditoría a la llamada "administración paralela" de la Junta. El primer Gabinete de centroderecha de Andalucía "es uno, sin distinción de siglas", ha advertido Moreno.

Por parte de los populares, el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, se perfila como el hombre fuerte del PP en el Gobierno, y ocupará la Consejería de Presidencia, Interior y Administraciones Públicas. Jesús Aguirre tendrá las competencias de Salud y Familias, una consejería polémica por tratarse de una imposición expresa de Vox para asegurar su apoyo a la investidura del actual presidente. Las atribuciones y la gestión de ayudas que ahora estaban integradas en la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, pasarán a depender de esta nueva cartera. “Tendrá la misma estructura que había en Igualdad, pero reforzada, incluyendo medidas legislativas, subvenciones, iniciativas de protección...", ha señalado Moreno. El PP también gestionará la dirección general de memoria histórica, otra de las materias polémicas ya que el PP se ha comprometido con la extrema derecha a sustituir la ley de memoria democrática de Andalucía por una ley de concordia, una iniciativa que los socios del nuevo Gobierno andaluz, Ciudadanos, ya han confirmado que no secundarán en sede parlamentaria.

Entre los consejeros del PP también se encuentran Alberto García Valero, que asumirá Hacienda, Industria y Energía; Carmen Crespo, nueva consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible; Mari Fran Carrillo, a cargo de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y Patricia del Pozo, que se ocupará de las competencias de Cultura y Patrimonio Histórico.

Juan Marín, el líder territorial de Ciudadanos, asumirá la vicepresidencia del Gobierno bipartito. Marín no será solo el número dos en el Ejecutivo de Moreno, sino que ha asumido varias competencias de peso que le van a permitir ejercer como un contrapeso efectivo al PP. El dirigente de los naranjas dirigirá también Regeneración Democrática, Justicia, Administración Local y Turismo; Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad estará en manos del independiente Rogelio Velasco; Deporte y Educación recaerá en otro independiente, el ex seleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda; Igualdad, Política Social y Conciliación será asumida por Rocío Ruiz y Rocío Blanco se ocupará de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo. Marín será el responsable de tutelar el traspaso de poderes, una transición inédita hasta ahora en Andalucía y que, de acuerdo con Moreno, ha empezado a ser más fluida tras el debate de investidura.

La reestructuración de carteras ha determinado que haya áreas cuya reasignación aún no esté clara. Por ejemplo, en materia de violencia de género, una competencia que pasa a depender de  Vicepresidencia, habrá ayudas y fondos que estarán gestionados por Igualdad, ha señalado Moreno.

La gestión de entidades clave, como la Radiotelevisión andaluza dependerá, ha dicho Moreno, de un ente común compuesto por el PP y Ciudadanos, para evitar “que solo un partido controle organismos especialmente delicados”. Las competencias de Medio Ambiente se han fusionado con las de Agricultura y Pesca, diluidas bajo el nombre de Desarrollo Sostenible, una decisión polémica ya que los expertos en ambas áreas recelan de su fusión por los intereses encontrados. Ciudadanos, al comienzo de las negociaciones, reivindicó que Medio Ambiente tuviera una consejería única e independiente.

Moreno ha asegurado que ha formado el Gobierno sin ningún tipo de presión por parte de la dirección nacional de su partido y que en la configuración de su Gabinete “no ha primado el interés de partido, sino el interés general”. “Son personas comprometidas con la nueva etapa y los que mejor pueden representar las políticas del cambio en Andalucía”, ha dicho el presidente de la Junta. La mayoría de los perfiles son de profesionales reconocidos, a excepción del presidente y vicepresidente, eminentemente políticos. Los nuevos consejeros tomarán posesión de su cargo este martes.

Rivera presenta a sus consejeros

Apenas 45 minutos después de que el presidente de la Junta diera a conocer su Gobierno, el líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, ha comparecido en el Parlamento andaluz para presentar personalmente a los nuevos consejeros de su formación. Aunque Moreno ha tratado de restar relevancia al hecho de que la presencia de Rivera pudiera restar solemnidad a la presentación de su nuevo Gabinete, la casi coincidencia en el tiempo de ambos actos ha molestado en las filas populares, que estos días también habían criticado las filtraciones desde la formación naranja de los nombres de sus consejeros, rompiendo el hermetismo que había pedido el propio Moreno.

La aparición de Rivera también ha sido criticada por Adelante Andalucía, para quien esto incide en el tutelaje que desde Madrid se ha hecho del nuevo Ejecutivo y que ha sido denunciado tanto por la coalición de izquierdas como por el PSOE. "Este va a ser un Gobierno títere con consejeros seleccionados directamente por los líderes nacionales del PP y Ciudadanos", ha dicho el responsable de la Secretaría Política y de Comunicación de Podemos en la región, Pablo Pérez Ganfornina.

Auditoría integral e interna

Una de las primeras medidas que adoptará el nuevo Consejo de Gobierno será, además, de la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones, la auditoría integral de lo que se ha dado en llamar "administración paralela" de la Junta de Andalucía, las fundaciones y entes públicos dependientes de la Administración autónoma.

Moreno ha confirmado que el proceso de revisión y control se ejercerá por la Cámara de Cuentas y otros organismos públicos, zanjando la polémica generada en los últimos días sobre la oportunidad de que la auditoría la llevara a cabo una agencia privada. "Mi intención es que no suponga ningún gasto extra", ha recalcado el presidente andaluz.

Su intención es que los primeros resultados estén listos a comienzos de marzo. Aunque la auditoría será "integral", Moreno ha señalado que se priorizarán aquellos entes de los que se "sospecha que hay más sombras, porque es donde ha habido más opacidad por parte de la Junta". "Todo lo que está bajo la sospecha de ineficacia lo vamos a auditar", ha advertido Moreno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información