Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz: “Felipe me ha dicho que hay que saber estar en la oposición, más cuando se ganan las elecciones”

En su primer acto como líder de la oposición, la socialista defiende su legado y avisa de que queda menos para recuperar el poder

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, durante un encuentro con mujeres.rn rn
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, durante un encuentro con mujeres.

Susana Díaz no ha dejado pasar ni 24 horas desde la toma de posesión como presidente de la Junta de su sucesor, el popular Juan Manuel Moreno, para reivindicar su papel de líder de la oposición, tanto en clave regional como nacional, demostrando que va a pilotar el antagonismo al nuevo Gobierno ante los críticos sobre su continuidad al frente del PSOE andaluz. La dirigente socialista ha confirmado que entre los líderes que le han llamado estos días ha estado el expresidente Felipe González. “Estoy bien, fuerte y con ganas, le dije y él me respondió: ‘Eso es lo primero, uno tiene que saber estar en el Gobierno y en la oposición, más cuando se ganan las elecciones”, ha comentado Díaz sobre su conversación con el antiguo secretario general del PSOE.

“Ya queda un día menos para volver a gobernar en Andalucía”. Así es como ha empezado su intervención la socialista, en una muestra de que augura una legislatura corta y de su intención por volver a presentarse como candidata a las elecciones a la Junta. En un acto con mujeres en Sevilla, Díaz ha reivindicado su legado frente al riesgo de involución del futuro Gobierno andaluz. Su discurso, con un marcado carácter electoralista, ha estado lleno de críticas a Vox y a Ciudadanos. Ha querido subrayar que ella no quiere presentarse como expresidenta, sino como líder de la oposición “porque hemos ganado las elecciones”, una premisa que ha reiterado en varias ocasiones y que ha esgrimido desde el pasado 2 de diciembre ante quienes cuestionan que se mantenga al frente del partido, tras haber perdido el poder por primera vez en Andalucía y reclaman una renovación interna.

En estos días Díaz ha recibido el apoyo expreso a su continuidad del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y ella misma ha asegurado que también tiene el del propio Pedro Sánchez, quien públicamente no le ha ofrecido su respaldo a su permanencia al frente del PSOE andaluz, dejando esa decisión en manos de sus militantes. Hoy, al referirse a González, la dirigente ha insinuado que él mismo también se ha mostrado favorable a que se mantenga como líder de los socialistas andaluces. Precisamente con el ex secretario general del PSOE inició Díaz la campaña en un acto con militantes y amigos personales de González en la aldea de El Rocío en el que ambos evidenciaron una buena sintonía.

En el evento de esta mañana, Díaz ha cargado contra el peligro de involución del nuevo Gobierno de Moreno y ha querido extender la manifestación feminista del pasado martes como una reivindicación de las políticas progresistas en Andalucía. “La gente salió a la calle para defender Andalucía, con banderas andaluzas”, ha dicho. Díaz ha alertado sobre el peligro que las medidas anunciadas por el bipartito en materia de sanidad, educación, dependencia o igualdad y ha advertido sobre los posibles recortes a los servicios públicos derivados de la política fiscal que aplicará PP y Ciudadanos. “ Tendrán que decir si se mantiene la gratuidad de los libros de texto, las ayudas al comedor; tendrán que decir quiénes vana pagar los 500 millones de la subasta de los medicamentos. Estaremos vigilantes, porque la igualdad es todo”, ha advertido, tras volver a llamar a la movilización de la izquierda.

Díaz ha sido especialmente dura con Ciudadanos y sus líderes nacionales Albert Rivera e Inés Arrimadas, a quienes ha reprochado su ausencia en la toma de posesión de Moreno. “¿Les avergonzaba el pacto al que han llegado para gobernar?”, ha dicho en referencia al acuerdo con Vox, del que los naranjas se han desentendido. “A Rivera el tiempo le dirá si le ha merecido la pena pactar con el demonio para tener el sillón de [Marta] Bosquet y el de [Juan] Marín”, ha comentado en referencia a la elección de la presidenta del Parlamento gracias a los votos de la extrema derecha y a que el líder regional de Ciudadanos vaya a ser vicepresidente del Gobierno bipartito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >