Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE achaca a un “error” su enmienda sobre las devoluciones en caliente

Los socialistas plantean posponer la decisión sobre las repatriaciones exprés de inmigrantes a que se conozca un próximo fallo de Estrasburgo

Cientos de inmigrantes a las puertas del CETi de Ceuta, tras saltar la valla el 26 de julio.
Cientos de inmigrantes a las puertas del CETi de Ceuta, tras saltar la valla el 26 de julio.

El PSOE achacó ayer a un “error” la confusa redacción de la enmienda sobre las devoluciones en caliente que provocó críticas de los partidos que defienden la eliminación de estas polémicas repatriaciones exprés. En el texto, los socialistas plantean mantener por ahora estas devoluciones, que el PP legalizó en la polémica ley mordaza y cuya reforma estudia ahora el Congreso.

Fuentes del grupo parlamentario aseguraron ayer que el objetivo de la enmienda nunca fue sostener estas repatriaciones, sino sacarlas del articulado de la ley mordaza para debatir sobre ellas en una futura reforma de las normas de extranjería que aún no tiene fecha de inicio. Mientras tanto, el grupo socialista admite que estas devoluciones seguirán siendo legales. La enmienda no hablaba expresamente de eliminarlas, aunque fuentes socialistas insisten en que este es el objetivo final.

El PSOE admite que quiere posponer el debate hasta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo dicte tras las Navidades el fallo definitivo sobre la repatriación exprés de dos subsaharianos en la valla de Melilla en 2014 por las que fue condenado España el año pasado. La enmienda solo planteaba la necesidad de abrir “una reflexión” antes de abordar una “modificación” de esta figura.

“Criterios legales”

El PSOE insiste en que el alcance de los cambios que finalmente se apliquen estarán condicionado por “los criterios legales” que recoja la decisión del TEDH sobre recurso que España presentó en julio. Un recurso que el Gobierno de Pedro Sánchez amagó en un primer con no plantear, pero que finalmente presentó con argumentos idénticos a los que esgrimió en su día el PP para defender estas repatriaciones.

Las devoluciones en caliente han provocado desencuentros en las filas socialistas entre los partidarios de mantener la postura que el PSOE adoptó en la oposición —y que desembocó en un recurso ante el Tribunal Constitucional para derogar, entre otros artículos de la ley mordaza, el que las amparaba—, y aquellos que se alinean con la política del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Este plantea, precisamente, esperar al fallo de Estrasburgo. Interior quiere que esta sentencia no solo delimite el alcance de la reforma de las devoluciones en caliente, sino también que permita consensuar una política común de repatriaciones dentro de la UE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información