Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellón, Tarragona y Teruel, en aviso rojo por la gota fría

Meteorología eleva la previsión de lluvia acumulada a más de 300 litros por metro cuadrado

VÍDEO: Pequeñas incidencias por la lluvia en Andalucía, sobre todo en Málaga.

El aviso rojo por la primera gota fría en una década se ha ampliado de Castellón a Teruel y, por último, a Tarragona. Estas son las tres provincias en alerta máxima por la peor gota fría en 10 años que está afectando a la Península y Baleares entre el jueves y el domingo. En su última actualización del mapa de avisos, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) registra 11 provincias con avisos para este viernes, entre las que están Valencia y Baleares. Pero lo más preocupante es que Meteorología ha elevado la previsión de lluvia acumulada a más de 300 litros por metro cuadrado para las próximas horas en la provincia de Castellón y alrededores. 

Ha llovido muchísimo, sobre todo en el nordeste peninsular, con 93.3 litros en Valencia, 92.2 en Castellón  y 88.3 en Escorca (Baleares). Esta tarde-noche, las lluvias más intensas se focalizaron en la Comunidad Valenciana, sobre todo en Valencia y Castellón. Según explica Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Aemet, la causa de este temporal de lluvias es "la unión entre dos borrascas, una situada en el sur de la Península y otra que se está acercando por el Mediterráneo occidental". Las borrascas, recuerda Del Campo, dan lugar a "inestabilidad y a la creación de nubes generadoras de lluvia" y, tal y como están interactuando entre ellas, "favorecen la llegada de vientos muy húmedos del Mediterráneo". "Este aporte de humedad continuo es el combustible que alimenta las tormentas", subraya el portavoz, que alerta de que la danza de las dos borrascas dibuja un escenario "complicado por su persistencia y por su intensidad".

La zona de baja presión del sur se ha desplazado al este, donde se ha producido el encontronazo con la otra borrasca a la altura de Castellón. Las previsiones han ido empeorando para esta provincia, con un aviso rojo en el norte desde las seis de la tarde de este jueves que la actualización del aviso especial por gota fría extiende ahora hasta la misma hora del viernes. Las acumulaciones de lluvia se estimaban el miércoles en 150 litros en 12 horas, una cifra que ahora se calcula que puede superar "los 200 litros en 12 horas en esta provincia y alrededores" e incluso "los 300 litros en periodos mayores" entre este jueves y mañana.

Gráfico: Explicación del fenómeno y sus consecuencias pulsa en la foto
GRÁFICO: Explicación del fenómeno y sus consecuencias

Es mucha agua. La precipitación media anual en España está en torno a 600 litros, aunque hay zonas en las que no caen 300 en todo el año, por ejemplo en Almería, donde se recoge de media en un año 173, un 57% de lo esperado en un día en Castellón. El pasado martes en Mallorca, donde 13 personas murieron a causa de la riada, se acumularon 233 litros por metro cuadrado en una tarde en Colònia de Sant Pere, 90 de ellos concentrados en tan solo una hora. El registro máximo de lluvia en 12 horas en España es de 408,5 litros, caídos en Oliva (Valencia) en noviembre de 1987, según los datos de Meteorología.

A media mañana de este jueves, la Aemet ha aumentado el radio del aviso rojo al oriente de Teruel, donde se espera una precipitación en 12 horas de 120 litros en la zona de Gúdar y Maestrazgo. El aviso rojo, el mayor de una escala de tres y que se emite ante "fenómenos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo extremo para la población", estaba activo de las cuatro de esta tarde a mañana al mediodía de mañana. Esta noche, la Aemet también ha incorporado el aviso rojo para el sur de Tarragona.

La alerta para este viernes es un peldaño inferior, naranja riesgo importante y cierto grado de peligro para las actividades usuales—, en Valencia, este de Teruel, noroeste de Tarragona e Islas Baleares, en concreto Ibiza, Formentera y Mallorca. El aviso es menor, amarillo —el más bajo del sistema de alertas, en el que no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad— en  Cuenca, Guadalajara, Soria, Zaragoza, Barcelona, Menorca y el norte de Tarragona.

El sábado 20, la borrasca "vuelve sobre sus pasos" hacia el suroeste. "Las lluvias más intensas afectarán a Murcia y a las provincias del Mediterráneo andaluz", adelanta el portavoz, aunque serán todavía fuertes y persistentes en la Comunidad Valenciana. De momento, los avisos se limitan a Almería y Murcia, en naranja, y a Málaga, en amarillo. A partir del domingo 21, la borrasca se sigue alejando, aunque todavía no está muy clara su trayectoria, y "lo más probable es que la situación tienda a remitir". Lloverá "en las mismas zonas que el sábado, pero ya con menos intensidad", concluye Del Campo.

En lo que va de jueves, las incidencias han ido poco a poco a más, aunque sin ser graves. Entre ellas, destaca el desvío de una quincena de vuelos en el aeropuerto de Málaga a otros aeródromos andaluces como Granada, Almería o Jerez y el desprendimiento de parte de un falso techo en la planta de maxilofacial en el hospital civil de la ciudad. Una auxiliar de enfermería ha resultado herida leve con una contusión tras recibir un golpe de un pequeño trozo de escayola, informa Ignacio Sánchez.  La lluvia ha calado en tres habitaciones de esta planta, que tiene ocho estancias, así como en el control de enfermería y en la sala de trabajo de los profesionales, que se emplea también como lugar de descanso. Esta planta había sido reformada hace solo un mes, por lo que la dirección del hospital analizará si dichas obras han tenido que ver con la incidencia.

La mayor parte de incidentes se ha registrado hasta el momento en Castellón, con el rescate de una treintena de personas en vehículos que habían quedado atrapados por las lluvias, aunque sin daños personales, así como achiques en bajos y garajes en distintos puntos de la provincia. Un centenar de municipios han suspendido las clases y 74.000 alumnos se han quedado en casa como medida preventiva. El Ayuntamiento de Valencia ha anunciado que también suspende las clases en la capital. El puerto de Castellón está sufriendo esta tarde vientos superiores a 30 nudos y olas de 2,5 metros por lo que se ha prohibido las maniobras dentro del recinto portuario. La circulación ferroviaria de la línea C3 de Cercanías de Valencia se ha interrumpido entre las estaciones Valencia FSL y Valencia San Isidro por los efectos del temporal.

El 112 Andalucía ha registrado esta mañana 50 incidencias por inundaciones en calles, locales comerciales y sótanos, tanto en la capital malagueña como en otros 11 municipios, entre ellos Vélez Málaga, Antequera, Estepona, Alhaurín de la Torre, Mijas Coín y Torremolinos. Además, 10 carreteras se han visto afectadas por balsas de agua, acumulación de piedras, barro o desprendimientos. A las dos y media de la tarde, se ha cortado la N-331 entre los kilómetros 110 y 114 en Antequera en ambos sentidos.

El Ayuntamiento de Málaga ha activado en fase preventiva el plan de emergencia municipal, aunque por ahora hay una "normalidad dentro de la normalidad de los días de lluvia". El punto de mayor acumulación de agua en esta provincia ha sido la presa de Casasola. Mientras tanto, en Castellón, ascienden a 22 los municipios donde se han suspendido las clases, lo que ha dejado a unos 72.000 alumnos en sus casas, informa María Pitarch. En Valencia, las autoridades locales han ordenado el cierre de parques y jardines.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información