Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

El alumbrado navideño de Abel Caballero enciende a los ecologistas

La Sociedade de Historia Natural recuerda al regidor la Declaración Mundial en defensa del Cielo Nocturno y clama contra el "despilfarro" de 800.000 euros en 9.000.000 de leds

El alcalde de Vigo, con gafas de sol, subido al escenario durante una fiesta en mayo, en una imagen de su Facebook.

"Que se preparen", avisaba en la segunda semana de septiembre Abel Caballero a los gobernantes de las grandes capitales del planeta: "Que sepan los alcaldes de Londres, de Tokio, de Nueva York, la alcaldesa de París y el alcalde de Berlín que vamos a ser el no va más. Bueno... ya no cito a Madrid y Barcelona porque esos se nos quedan allá pequeñitos". Todavía en verano y entre risas de júbilo, el alcalde de Vigo anunciaba la inminente puesta en marcha de los trabajos de instalación de los nueve millones de lámparas led que vestirán deslumbrante la ciudad en las próximas Navidades. El vídeo, como tantas otras dicharacheras apariciones suyas, arrasaba en las redes sociales y aquellos días en la mayor ciudad de Galicia no se hablaba de otra cosa. Mientras tanto, los ecologistas se echaban las manos a la cabeza y empezaban a echar cuentas del "despilfarro" energético.

Bajo el lema Abel tiene pocas luces, la Sociedade Galega de Historia Natural, un grupo ecologista encabezado e integrado, en buena parte, por científicos, reprocha al alcalde socialista unos "excesos" que "afectan negativamente al medio ambiente y al bolsillo de los ciudadanos", por "el consumo energético innecesario, la contaminación lumínica y el desvío de una cantidad tan importante de recursos económicos: 800.000 euros". La Sección de Astronomía y Contaminación Lumínica y la delegación en la provincia de Pontevedra de la SGHN han presentado por registro ante el Ayuntamiento un escrito en el que reclaman a este regidor que preside la Federación Española de Municipios y Provincias "mesura" y "contención" en la búsqueda de "alternativas más modernas y respetuosas con el medio ambiente". "El mercantilismo y el negocio en Navidad no pueden ser el único criterio de actuación", le advierten a Caballero, "estamos perdiendo el derecho a ver las estrellas por culpa de la contaminación lumínica".

En aquel anuncio público en el que se regocijaba con los "prácticamente nueve millones de leds" contratados para 307 calles, el alcalde también revelaba la instalación de 25 árboles de luz, 13 fachadas iluminadas y un "rótulo de 108 metros cuadrados" que destellará en el consistorio desde mucho antes de que empiecen las fiestas. Ese "no va más" que Caballero repetía varias veces se traduce, en cuentas de los ecologistas, en un apagón de miles de estrellas y en un consumo eléctrico equivalente, al menos, al gasto anual de 70 hogares. "El cielo nocturno es una parte más de la naturaleza amenazada", recuerda la SGHN. "En 1992 la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad. En 2010 se ratificó definitivamente este título y se aprobó la Declaración Mundial en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas".

"Nuestros pueblos y ciudades se llenan de luz durante la noche, y gran parte de esa luz, que debería usarse para iluminar el suelo, ilumina el cielo con un brillante velo que nos impide ver" los astros, lamenta en un comunicado el colectivo de defensa ambiental. "Nuestros hijos están creciendo en un mundo donde mirar al cielo por la noche no sirve para nada. Lo único que vemos es alguna estrella de primera magnitud, algún planeta y la Luna; y quién sabe por cuánto tiempo", advierte la SGHN, que exige al Ayuntamiento información sobre el coste final y el consumo de kilovatios durante la campaña navideña, que comenzará el 24 de noviembre: "Hace tan solo 100 años, en una noche clara podíamos ver más de 6.000 estrellas a primera vista".

"Toda Galicia va a venir a Vigo, y tanta gente de toda España", ha presumido hoy mismo el alcalde, que sigue hablando cada día de su despampanante alumbrado: "docenas de agencias de viaje", según él, están tratando estos días de gestionar visitas a la ciudad. Según Abel Caballero, Vigo está "calando" como un destino turístico navideño, algo jamás imaginado, "y eso es economía y empleo". "Cuando los visitantes de fuera vuelven a su ciudad, echan de menos Vigo", asegura el presidente de la FEMP y exministro, "y piensan 'qué pena, no tenemos lo que tiene Vigo". Pero a lo mejor, diría la Sociedad Galega de Historia Natural, tienen más estrellas.

Síguenos en Twitter y en Flipboard