Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

La Alhambra secreta: un septuagenario invierte 12 años en convertir su casa en una réplica del palacio nazarí

Un vecino de Paradas (Sevilla) ha recreado en su vivienda salas y patios del monumento

Recorrido por la réplica de la Alhambra. Vídeo: Atlas

José Luis Romero construyó durante 12 años una copia de la Alhambra en el interior de su vivienda. El exterior de la casa, blanco y con rejas de hierro forjado, no indica lo que este vecino de Paradas (una localidad sevillana de unos 7.000 habitantes) ha levantado dentro de su casa.

"Muchos que vienen al Carmen de los Arrayanes —el nombre con el que la bautizó— preguntan qué fue lo que me motivó para empezar a hacerla. Sinceramente, no tengo una respuesta para eso", reconoce este septuagenario que en 1993 decidió comenzar una obra que se alargó hasta 2005. Este paradense apasionado del monumento nazarí de Granada visitó cientos de veces la Alhambra y consultó decenas de libros especializados para que cada detalle de los planos fuera exacto. "La dirección, el proyecto, la idea y el dinero son míos. Traté de buscar los mejores materiales y artesanos de Andalucía para que fabricaran fielmente mi diseño", comenta. Más de una década vigilando que cada yesería, molde o fragmento de madera noble encajara a la perfección: "Cualquier detalle debía tener armonía en el conjunto, nada podía resultar repetitivo. Si lo hacía, lo hacía bien".

Durante el tiempo que estuvo edificándose, Romero llegó a tener a un escayolista a sueldo e incluso contrató a dos arabistas almerienses para que verificaran los planos. "Mi marido fue comercial de textil y aquellos años eran de bonanza económica. Es cierto que trabajamos mucho, pero teníamos ganas de ver terminado todo lo que ideó", afirma María del Carmen Muñoz, la esposa del creador del proyecto. Mientras se construía, el matrimonio y sus dos hijos vivieron en un piso que tenían en la misma localidad. "El lunes después de la feria de Paradas de 2005 le dije a mi marido que nos mudábamos. Así, de un día para otro. Si no lo hacíamos, estaba segura de que se le ocurrirían más cosas y no acabaría nunca", cuenta Muñoz.

José Luis Romero y María del Carmen Muñoz.
José Luis Romero y María del Carmen Muñoz.

Y en ella hicieron vida diaria hasta que en 2013 el entonces alcalde del pueblo decidió llevar a algunas autoridades provinciales y autonómicas al Carmen de los Arrayanes. Esto hizo que la Alhambra escondida saltara a los medios y que numerosos interesados se acercaran hasta el número 8 de la calle Larga para conocer la vivienda con más detalle. "La abrimos al público en 2014 teniendo claro que solo lo haríamos los viernes y los sábados que pudiéramos. Y en estos cuatro años que llevamos, hemos recibido a unas 18.000 visitas", dice José Luis Romero Muñoz, el hijo menor del matrimonio y el encargado de guiar a los turistas durante los 45 minutos del recorrido.

Esta reproducción del monumento tiene su propia sala de la Barca —que utilizan como cuarto de estar—, el Patio de los Arrayanes o una bóveda de mocárabes inspirada en las de la Alhambra. "Me ha parecido espectacular. Conocí este lugar a través de la televisión y hemos venido desde Mataró para verla", afirma Eladio Chaves, uno de los miles de interesados que se han acercado a visitarla.

José Luis Romero disfruta haciendo de anfitrión y, pese a los achaques de la edad, vuelve a explicar cada punto de la que es su obra. "Él se emboba hablando de su pasión", comenta su esposa. Unos sentimientos y un apego que, para Romero que se muestra orgulloso, no tiene precio. "Me han puesto un cheque en blanco por delante, pero hay cosas que no se pueden comprar. Aquí hay media vida mía", confiesa emocionado.

Otro de los rincones de la vivienda.
Otro de los rincones de la vivienda.