Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez: “No nos va a marcar la agenda política un corrupto”

El presidente del Gobierno apoya a la ministra de Justicia tras la polémica por sus conversaciones con el comisario Villarejo

El presidente del Gobierno en la sede de la ONU en Nueva York.

Pedro Sánchez ha dado la orden a todo su Gobierno de salir a la ofensiva para resistir el peor momento de su mandato y ha decidido ponerse él mismo al frente de esa batalla. Desde Nueva York, en tono duro, el presidente ha respaldado a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, salpicada por las polémicas conversaciones que mantuvo hace nueve años con José Manuel Villarejo cuando era fiscal en la Audiencia Nacional, pero sobre todo ha salido al ataque contra el entonces comisario y contra la oposición por utilizar sus grabaciones.

“Este Gobierno no tiene hipotecas y tiene un mandato claro que es el de limpiar la corrupción. No vamos a aceptar chantajes. Hemos venido a limpiar y vamos a limpiar”, ha asegurado en una rueda de prensa en la residencia del embajador español ante la ONU. “No nos va a marcar la agenda política un corrupto que está en la cárcel”, ha rematado en referencia a Villarejo. El presidente está en Nueva York para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Sánchez ha atacado con dureza a la oposición por basar su estrategia en las grabaciones de un chantajista corrupto. "Si la oposición quiere hacer política a base de imposiciones de un chantajista es su responsabilidad", ha insistido. Sánchez no ha querido aclarar si sabe, a través de los servicios de inteligencia, cuántos miembros del Gobierno han podido ser grabados por Villarejo y qué hay en esas conversaciones, o incluso si él mismo ha podido ser grabado. "No sé cuál es el pasado y el presente de una persona que está en la cárcel, pero sí le puedo garantizar que este Gobierno es autónomo, no tiene hipotecas y no acepta chantajes".

Tras la petición de Pablo Iglesias de que Delgado abandone la política, Sánchez ha reiterado que \la composición del Gobierno la decide el presidente". Sánchez admitió este martes en una charla informal con periodistas que la presión está siendo muy dura, pero mantiene su apoyo a la ministra, con la que habla a diario, y está convencido de que no ha hecho nada incorrecto. Al contrario, cree que está siendo víctima de un chantaje del comisario jubilado Villarejo y precisamente por eso merece ser defendida con más fuerza.

Sánchez rechaza que el Gobierno haya hecho algo mal en las últimas semanas para llegar a esta situación de desgaste. "Nosotros estamos dispuestos a la autocrítica, pero en este caso quien tiene que hacer autocrítica es la oposición. Ellos pueden liderar la crispación pero nosotros vamos a seguir gobernando y logrando acuerdos como el de la revalorización de las pensiones", sentenció. El Gobierno quiere a toda costa cambiar el eje de la discusión hacia sus medidas y ahí el acuerdo de pensiones es un elemento clave. Sánchez también reivindicó la trayectoria de Delgado. "Es una persona que ha dedicado 20 años a la lucha contra el terrorismo. Hizo una extraordinaria labor como fiscal. Es muy llamativo que se intente desprestigiar toda su carrera a través de grabaciones".

Sobre la relación del Gobierno con la Generalitat, Sánchez se ha felicitado por el acuerdo alcanzado con el ejecutivo de Quim Torra sobre la aportación del Estado de 1.400 millones a Cataluña. El presidente también ha pedido a los grupos independentistas que cumplan con el auto del juez Llanera sobre los políticos presos y acepten que abandonen su acta de diputados. El presidente también se reafirmó en su intención de agotar la legislatura mientras tenga apoyo parlamentario: "Cuando tienes la oportunidad de hacer reformas para la gente, luchar contra la pobreza infantil, hacer cambios en la reforma laboral, igualdad, yo pienso, sí, voy a seguir hasta 2020".