Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cerebro del ‘caso máster’ lanza una ofensiva contra la juez

Álvarez Conde acusa a la magistrada, en un duro escrito, de retrasar las resoluciones que pide la defensa

Instituto de Derecho Publico
El catedrático Enrique Álvarez Conde, sale de los Juzgados de Plaza de Castilla.

El catedrático Enrique Álvarez Conde, considerado el cerebro del caso máster, pasa al ataque y lanza una ofensiva contra la juez de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, que encabeza la investigación. El profesor ha presentado este martes un duro escrito contra la magistrada, donde cuestiona su actuación y la acusa de poder estar cometiendo faltas muy graves por retrasar injustificadamente la resolución de los recursos presentados por la defensa. "No queremos hacer conjeturas o cábalas acerca de cuáles pueden ser las ignotas razones de ese comportamiento del Juzgado, ágil para lo que considera oportuno y patentemente moroso para la normal sustanciación de los recursos interpuestos por esta parte", reza el documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS. El texto se registra justo después del choque entre la fiscalía y la instructora por la causa abierta contra el líder del PP, Pablo Casado.

El escrito incide en que, desde el pasado junio, Álvarez Conde ha presentado cinco recursos contra sendas decisiones de la juez. Y aún no han obtenido respuesta, destaca, frente a la "celeridad" de la magistrada para dictar resoluciones tras conocerse el informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo, contrario a la tesis de la investigación, donde se pide el archivo de la parte de la causa iniciada contra el dirigente popular.

"El juzgado dicta con asombrosa celeridad resoluciones que ni están exigidas legalmente ni tienen el carácter de urgentes. La providencia de 21 de septiembre de 2018 se dictó tan solo dos o tres horas después de haberse divulgado el contenido del informe del teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, y mientras el juzgado se encontraba en funciones de guardia", subraya el documento presentado por el catedrático, que acusa a Rodríguez-Medel de "posponer sine die" y "sin razón objetiva" otras decisiones. En función de ello, le advierte de que, "cuanto más tiempo persista" en esta actitud, "más probable pueda considerarse" que incurra en faltas muy graves previstas en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El supuesto cerebro del caso máster lanza esta ofensiva, donde también critica la rapidez de la magistrada para abrir una causa por el título de Carmen Montón tras recibir una denuncia anónima, cuando se han abierto grietas entre Rodríguez-Medel y la fiscalía, que habían ido de la mano durante toda la instrucción. Una sintonía que se rompió cuando la causa de Casado llegó al Supremo y el ministerio público solicitó su archivo el pasado viernes.

Navajas cuestionó la investigación y señaló que la juez no aporta dato alguno que avale "ni siquiera de forma indiciaria" las sospechas de que el posgrado se usaba "como regalo" a alumnos "con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional" con el catedrático. A raíz de ello, la magistrada ha exigido a los fiscales que participaron en la instrucción que digan ahora si avalan la causa y les ha preguntado también si desimputa a las compañeras del líder del PP que, como él, obtuvieron el máster en condiciones ventajosas.

Más información