Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La jugada de Ciudadanos: atacar a Sánchez por su tesis y debilitar a Casado

El partido lanza una ofensiva sobre los currículos de los políticos con su Ley de transparencia universitaria

Albert Rivera, en la sesión de control al Gobierno.

En el nuevo curso político todos los actores buscan su sitio. Ciudadanos pugna con el PP por hacerse con el liderazgo de la oposición al Gobierno socialista y, una vez que los populares les superan ampliamente en número de diputados (de 134 del PP a 32 de Ciudadanos), el partido está poniendo en práctica estrategias más arriesgadas para lograr el foco. Esta mañana, Albert Rivera (y no Pablo Casado) ha conseguido ser el protagonista de los titulares: cambió su pregunta al presidente en la sesión de control de forma sorpresiva y le interpeló acerca de su tesis doctoral, sobre la que sembró dudas. La jugada está pensada para disparar a Sánchez pero, a la vez, debilitar a Pablo Casado. El líder del PP no puede entrar de lleno en las sospechas sobre la tesis del presidente porque tiene un problema con su máster. Dos por uno.

"Hay dudas razonables sobre su tesis doctoral, ¿por qué la oculta? Por el bien de la Universidad haga pública su tesis doctoral y no vete la ley que obligue a publicarlas”, le espetó Rivera desde la tribuna a Pedro Sánchez, para tremendo enfado del PSOE. Diputados socialistas se quejaban después en el patio del Congreso del "lodazal" en el que Ciudadanos convertía así el debate político. 

El líder de Ciudadanos tenía registrada una pregunta sobre Cataluña, pero la cambió tras la dimisión este martes de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, por las irregularidades de su máster. Y, en vez de utilizar la dimisión contra el presidente del PP, afectado por un caso similar, atacó a Sánchez. En el partido consideran que este asunto acorrala a Sánchez, porque "si enseña la tesis, está muerto. Y si no la enseña, también", en palabras de un diputado. Pero además, el tema incomoda al líder del PP, que queda inhabilitado para ejercer su labor de oposición en este asunto. Y Rivera consigue, de facto, ocupar el lugar de jefe de la oposición.

Ciudadanos cree que el presidente "ha perdido los papeles" cuando ha respondido a Rivera. El diputado Toni Cantó ha asegurado en Twitter que Sánchez ha terminado su intervención, cuando ya no se oía por el micrófono de la tribuna, con una amenaza: "Os vais a enterar". Para la formación es muestra del nerviosismo del PSOE con este asunto. "Pinchamos en hueso", ejemplifican en el partido.

Con estos elementos, Ciudadanos aprovechará un problema, el de los currículos de los políticos, con el que cree que puede hacer mella en el PP y el PSOE. La ofensiva ha empezado con una campaña en redes sociales, con la etiqueta (hashtag) #EnseñaTuTesis sobre el trabajo de doctor en Economía del presidente, pero sobre todo se desplegará con la tramitación de su Ley de Transparencia universitaria. Esta propuesta de ley, que obligaría a hacer públicos los trabajos de fin de máster, ha sido vetada por el Gobierno del PSOE con el apoyo del PP.

El Ejecutivo alega que la ley de Ciudadanos supone un aumento presupuestario de cinco millones de euros para este ejercicio, mientras el partido de Rivera acusa al PSOE de tener "problemas con la regeneración y la transparencia" y de querer ocultar la tesis del presidente del Gobierno. Ciudadanos intentará la semana que viene que se reconsidere el veto a la propuesta de ley, que establece también que las universidades contarán con programas informáticos de detección de los plagios. Y revitalizará el debate sobre los currículos, que ya se ha cobrado la carrera de una presidenta de comunidad autónoma y de una ministra del Gobierno de España.

Más información